La serie Gotham en esta segunda temporada no hace más que confirmar que es una oportunidad perdida de hacer algo grande. Sin embargo, para los que seguimos el personaje de Batman desde hace años, estos primeros episodios están ofendiendo gravemente aquello que deben respetar por encima de todo: las señas de identidad de Batman y de su mundo. Se entiende que se tomen sus libertades, como inventarse personajes (el comandante Barnes) o alteren las edades de otros (Harvey Dent es mucho mayor que Bruce). Lo que no tiene perdón es la adulteración de mandatos que deben respetar y se están saltando sin la menor vergüenza. Os dejamos con 5 de ellos.


GORDON PIDE AYUDA AL PINGÜINO.. Y COMETE ASESINATO PARA VOLVER AL CUERPO: El Gordon interpretado por Ben McKenzie no es que se vaya a convertir en un personaje icónico, pero al menos se identificaba a la primera con los chicos buenos. Sin embargo, con tal de volver al cuerpo de policía una vez expulsado, pide ayuda al Pingüino. Como si esto en sí mismo no fuera una aberración, la cosa empeora. Resulta que el trabajito que debe realizarle al villano es ni más ni menos que liquidar a un tipo que le debe dinero. Pues nada, todo sea por una nómina en estos tiempos. Allá que va Gordon diligente a cargarse al tipo. Asombroso. Todo un dechado de honestidad y principios. Ni en un millón de años esto podría darse en el personaje del Comisario Gordon.

BRUCE SOLO TIENE TIEMPO PARA LAS CHICAS: Este tema ya es sangrante. La razón de existir de Batman viene de la obsesión que creció en el desde que sus padres fueron asesinados. No tiene sentido que semejante idea le venga de un dolor que surge años después del proceso. Pues en esta serie, Bruce, lejos de estar retraído y estudiando y transformando su cuerpo, no tiene otra cosa que hacer que ir detrás de Selina. Es más, cuando Theo Galavan le habla del asesinato de sus padres, él prefiere mirar por la ventana a la chica guapa rubia que se baña en la fuente. Muy centrado no está de momento. Para rematar el disipe del chaval, es Alfred el que se preocupa que haga algo de deporte para ponerse fuerte. Con semejantes mimbres, vamos a agradecer que la serie no muestre a Batman nunca, porque lleva camino de tener la presencia de Batmito como mucho...

- ¿TU NO TENDRÍAS QUE ESTAR YA VIAJANDO POR EL MUNDO APRENDIENDO A SER BATMAN?

EL PADRE DE BRUCE TENÍA PLANEADO SU DESTINO: Aunque la muerte de los Wayne era un hecho de violencia callejera, no han perdido la ocasión en la serie de meterlo dentro de una conspiración. Ese no es el problema. El problema es que el padre de Bruce le deje una carta a su hijo poco menos que encargándole una misión. Un poco más y vemos que le tiene preparado un traje de murciélago. Total, ya puestos a inventar, lo inventamos todo. También chirrían las escenas en las que Gordon pide permiso a Bruce para todo, como si no tuviera en Gotham más crímenes que el asesinato de los Wayne.


EL JOKER TENÍA ANTECEDENTES... DE OTROS JOKERS: La mamarrachada que han hecho con Cameron Monaghan insinuando de todas las maneras posibles que era el Joker para luego asesinarlo a la primera de cambio ya tenía delito. Como si hubieran habido varios Jokers a lo largo de la historia de Gotham hasta que se llega al definitivo. Reírse de la audiencia de este modo no tiene perdón. Para mas inri, resulta que de verlo reírse por televisión, media Gotham se quede contagiada de su locura, como si las carcajadas de Jerome fuera el equivalente a su gas de la risa. Y claro, ya cualquiera puede ser el Joker del futuro. Menuda patraña.

¿POR QUÉ HABREMOS PENSADO QUE JEROME SERÍA EL VERDADERO JOKER?

EL PROBLEMA DE GOTHAM ES QUE TODOS ESTÁN LOCOS: La gente que no sabe mucho de Batman, cree que la mayoría de sus enemigos son una panda de locos disfrazados a cual más disparatado. Esta serie parece hecha por esas personas. En este Gotham tan mal documentado, no necesitan a Batman ni a la policía, necesitan camisas de fuerza y un ejército de psiquiatras que lleve algo de cordura a una ciudad que cada vez tiene menos sentido. No sé que sentido tiene sacrificarse por semejante banda de ciudadanos pirados. En The Flash también usan disfraces los villanos, pero no resultan tan sádicos y ridículos como el plantel de Gotham. Además, Batman tiene muchos enemigos y casos que resolver con villanos que no visten como villanos, y que no tienen el nivel de simpleza absoluta con el que aparecen en la serie. No estaríamos hablando de un personaje que ha cumplido 76 años si fuera el caso.

Gotham sigue por el mismo camino por el que empezó. Quizás contente a quienes busquen una serie entretenida sin muchas complicaciones, pero el universo de Batman es tan complejo y lleno de posibilidades que resulta una verdadera lástima semejante desperdicio. Esperemos que en el futuro, se den cuenta