24-oct-2015

La película The Martian (traducida ricamente en España por Marte en vez de El Marciano) está siendo todo un éxito de crítica y público. Sin embargo, como suele ocurrir en una producción de este tipo donde un humano debe sobrevivir en otro planeta, tiene sus errores. Y no me refiero solo a la elección de la banda sonora (que también), sino a inexactitudes científicas que si bien son necesarias para ver una película y no un documental, no está de mas que las sepamos. Empezamos.


LA GRAVEDAD DE MARTE ES 1/3 DE LA TERRESTRE... PERO WATNEY NO LO SABE: Marte es el planeta más parecido, en términos de habitabilidad, a la Tierra del Sistema Solar, eso no lo discute nadie. Sin embargo, lo que si es muy discutible es la campechanía y naturalidad con la que los astronautas pasean por la superficie marciana. Más o menos la misma que tenemos tu y yo haciendo senderismo. El problema es que el peso real de los chicos (y de cualquier cosa en Marte) viene a ser un tercio del de la Tierra. En ningún momento de la película vemos una gravedad distinta a la que conocemos los terrícolas, de manera que Watney podría estar tanto en Marte como en el Cañón del Colorado (de hecho, Damon en realidad estaba en el desierto jordano) gastando una broma viral: sus movimientos no delatan diferencia alguna. 

- EL KILO DE PAPAS EN MARTE SON 3 KILOS EN LA TIERRA. MEJOR NO PONGO UNA FRUTERÍA...

LA ATMÓSFERA DE MARTE ES EL 1% DE LA DENSIDAD DE LA DE LA TIERRA: Las temperaturas en Marte son bastante similares a las de la Tierra, pero con una diferencia. Puede haber 20 grados al sol, y -50 en la sombra generada por una roca expuesta a ese Sol. Esto se debe, entre otras cosas, a que la densidad de la atmósfera no retiene el calor como en la Tierra y no tienen efecto invernado. Esta poca densidad hace que las tormentas que vemos en la película que tanto daño hacen a Watney, en realidad no serían tan violentas. Vientos de 200 km hora en Marte podrían ser lo mismo que una brisa fuerte en la Tierra. 

LA VISIBILIDAD TRAS LAS TORMENTAS: Watney vive varias tormentas en Marte que le produce un gran destrozo en su habitáculo, pero la mayor parte del tiempo pasea por el planeta con un horizonte claro y despejado. Esto no es así en realidad. Las tormentas de Marte, frecuentes, levantan muchísimo polvo, este finísimo. Este polvo tarda mucho en volver a caer, incluso meses. Satélites que observaban el planeta han tenido muchos contratiempos debido a este problema a la hora de hacer sus observaciones, teniendo que esperar a que pasaran los efectos. 

- SI QUIERES QUEDARTE, QUE SEA PORQUE TE PIERDES, NO PORQUE SALES VOLANDO QUE NO CUELA

LA NASA ES AUTÓNOMA... E INMENSAMENTE RICA: La NASA que presenciamos en la película no podría soñarla ni el más entusiasta de la administración. Y es que, lejos de la que le dijo a Obama que no tenían dinero ni para un billete a Florida, dispone de todo el dinero del mundo para enviar naves tripuladas a Marte una detrás de otra. Es más, puede alargar sus misiones, y gastar tropecientos millones de dólares en volver a Marte a por un tipo que se ha quedado allí por algo que no puede suceder. Esto en un país donde los huracanes provocan miles de muertos sencillamente porque nadie fue a rescatarlos. Además, es autónoma, porque las decisiones las toma su director, que responde ante los periodistas como si fuera el Presidente de los Estados Unidos, sin que tenga otra autoridad. Que bonito todo... como dice Neil deGrasse Tyson en su tweet: La prueba de que Marte es fantasía: todos los que toman decisiones importantes son científicos.


LA RADIACIÓN DE LA SUPERFICIE DE MARTE YA ES BASTANTE PELIGROSA COMO PARA PREOCUPARSE DEL PLUTONIO: El problema de que un humano se pasee por Marte aún no está resuelto. No ya por lo que supone llegar allí, sino porque aún no hay tecnología para hacer trajes que nos protejan frente a la la radiación que soporta el planeta, sin apenas atmósfera que la proteja. Dado que la película está ambientada en un futuro, damos por sentado que ese problema se ha resuelto. Lo que no acaba de cuadrar es que Watney se asuste tanto de tener plutonio cerca, ya que si su traje lo puede proteger de lo que hay en Marte, poco le debe preocupar la radiación de nada más.

- ESTAMOS EN EL FUTURO, ¿Y SEGUIMOS TIRANDO DE GASOLINA?

A pesar de todo, la película tiene la bendición de uno de los divulgadores científicos más importantes de nuestros días, el ya mencionado Neil deGrasse Tyson, que sin embargo no dudó en destacar con bastante más sorna los errores de Gravity. Yo, sin ser científico, me pregunto cómo es posible que Watney se quejara de que sólo tenía para escuchar la música disco de su compañera. ¿Acaso no se le ocurrió llevarse un archivo con la música que a él le apeteciese si iba a estar meses en el espacio? 

El 21 de octubre de 2015 Marty McFly llegaba al futuro con el DeLorean modificado del Doctor Brown, un futuro que, sin embargo, dista mucho del presente en el que vivimos, como ya os contamos en un post dedicado a las predicciones fallidas de Regreso Al Futuro II. El film de Robert Zemeckis, aunque habitualmente encuadrado en la categoría de películas sobre viajes en el tiempo, encaja también en la subcategoría de historia alternativa o ucronías, es decir, aquellas historias que se desarrollan en un tiempo que, siendo similar al presente, presenta diferencias mas o menos fundamentales con nuestra realidad.


La verdad es que encontrar siquiera cinco películas que ubicar en esta categoría no ha sido tarea fácil ya que, siguiendo estrictamente la definición de historia alternativa existen pocas producciones. La mayoría de cintas en las que la realidad no es la que conocemos son, en su mayoría, viajes en el tiempo, o sea, nuestra misma realidad solo que extrapolada en un futuro mas o menos distante. Tampoco podemos meter en la categoría de realidades alternas aquellos universos paralelos al nuestro que vemos en algunas películas o series, viniéndome a la mente el de la serie Fringe. También debemos descartar aquellas historias ambientadas en realidades alteradas por un viajero temporal, sea consciente o inconscientemente (El Efecto Mariposa es un buen ejemplo). Así pues, la lista se reduce a solo cinco películas, ya que he descartado varios falsos documentales que han explorado el terreno de la realidad alternativa, como C.S.A.: The Confederate States of America, en el que veíamos la terrible realidad de unos Estados Unidos donde el Sur ganó la Guerra de Secesión.

PATRIA (FATHERLAND, 1994) Estamos en realidad ante un telefilm producido por la HBO en el que vemos una realidad en la que el Día D fracasó, forzando la retirada de las tropas de los Estados Unidos de Europa, dejando vía libre a los nazis. Mientras las naciones europeas, aglutinadas bajo el nombre de Germania, continúan en 1960 en guerra contra la Unión Soviética, los nazis intentan una aproximación a los Estados Unidos, gobernada por el presidente Joseph Kennedy. El film adaptaba una novela de Robert Harris (Enigma, The Ghost Writer) y estaba protagonizado por Rutger Hauer y Miranda Richardson.


EL CUENTO DE LA DONCELLA (THE HANDMAID'S TALE, 1990) Adaptación de la novela del mismo título de la escritora canadiense Margaret Atwood, protagonizada por Natasha RichardsonRobert Duvall y Faye Dunaway y dirigida por Volker Schlöndorff (El Tambor de Hojalata). Tras un atentado islámico en el que son asesinados el presidente y la mayoría del congreso de los EE.UU, un grupo extremista inicia una revolución y suspende la constitución con el pretexto de restaurar el orden. Como consecuencia, el país es renombrado como República de Gilead, un lugar donde los derechos de la mujer son duramente recortados en un régimen cristiano fundamentalista.


ATRAPADO (WHITE MAN'S BURDEN, 1995) En esta alegoría contra el racismo protagonizada por John Travolta Harry Belafonte nos vemos sumergidos en una realidad alternativa en la que los roles sociales de blancos y negros en los Estados Unidos se han visto intercambiados: la clase dominante es afroamericana, mientras los blancos viven en guetos y se enfrentan a todo tipo de prejuicios raciales.


RESISTANCE (2011) En este drama británico basado en la novela del mismo título del escritor galés Owen Sheers asistimos a una II Guerra Mundial alternativa en la que la Unión Soviética ha caído bajo la maquinaria nazi y el Día D ha sido todo un fracaso, lo que da pie a la invasión de las Islas Británicas por la Wehrmacht alemana. La película, protagonizada por Michael Sheen (Masters of Sex), se centra en la resistencia civil contra los ocupantes nazis y como este contingente armado crea el caos entre las tropas alemanas. Al parecer, el propio Winston Churchill impulsó la British Resistance Organisation ante la mas que probable ocupación nazi de Gran Bretaña. Afortunadamente, nunca hubo de recurrirse a ella.


RICARDO III (RICHARD III, 1995) Antes que Ian McKellen y Robert Downey Jr. se hicieran mundialmente populares gracias a su papeles como personajes de los cómics Marvel protagonizaron este drama británico basado en la obra del mismo título de William Shakespeare. Ambientada en una Gran Bretaña de los años 30 en la que la iconografía que rodea al poder se asemeja enormemente a la de los nazis, Ricardo III nos presenta un país en el que incluso algunos de sus monumentos y edificios mas destacados no son como los conocemos o no están en el lugar que deberían. McKellen interpreta a Richard, Duque de Gloucester, quien lidera un gobierno fascista en Gran Bretaña muy similar a la Alemania de Hitler.


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget