16-jun-2015

Con la excelente impresión que me está dejando la serie Injustice: Gods Among Us, aunque se origine en un videojuego, me hice sin reservas con este ejemplar que es la precuela de la conclusión de la trilogía de videojuegos de Arkham que se lanzará el próximo 23 de junio. A diferencia de Injustice, esta está protagonizada por Batman y Gotham, pero ambientado en un elseworlds en el que todo es posible. Eso si, advierto que no juego a videojuegos y que lo juzgo como un cómic de Batman más. 


El eficiente guionista Peter J. Tomasi, responsable de la excelente Batman y Robin, es el encargado de dar vida a este cómic. Como era de esperar, no se confía en el apoyo del videojuego y nos ofrece una historia bastante buena. Si sigues los videojuegos, vas a poder entender mejor todos los vericuetos y situarte en la continuidad de los mismos. Si por el contrario no te has acercado a ellos, tampoco tendrás problemas en entender la historia, ya que queda bastante claro desde la primera página el acontecimiento más importante que ha sucedido. 

Estamos ante un Bruce Wayne adulto pero joven, que disfruta del hecho de ser Batman y que cuenta con Lucius Fox como aliado tecnológico, algo que viene de las películas de Nolan. Se enfoca mucho su papel de héroe sobre los villanos, pero no olvida que también Bruce Wayne tiene su papel. De hecho, este último aspecto se cuenta mejor en esta historia que en otras que nada deben a un videojuego. También aprovecha el hecho de que al no tener que respetar la continuidad, pueden eliminar a quien deseen, lo que incrementa el interés de la historia, ya que por una vez, puede ser que no revivan a las primeras de cambio y se enfrenten a las consecuencias. Aparte de los villanos clásicos de Batman, conocemos al Arkham Knight, aunque me temo que para saber más de el nos toca seguir en el videojuego.

NO FALTAN GORDON, BATMAN, O EL JOKER

Tampoco faltan miembros de la batfamilia, aunque es más destacable el desfile de villanos, especialmente uno que no tiene problema en seguir siendo una inconmensurable amenaza a pesar de lo que le ocurre. 

El tomo recopila los 4 números de los que consta la historia, aunque advierto que el final se vive diferente si piensas jugar al videojuego (algo que salvo yo, seguramente hará el resto del planeta), o no. En cuanto al dibujo, Art Thibert Viktor Bogdanovic se esmeran en respetar al videojuego, de manera que representan lugares que los jugadores reconocerán de inmediato, así como armas que utilizan los jugadores. Sin embargo, nada está fuera de lugar o se ve forzado para los lectores habituales de cómics de Batman como yo.

En definitiva, una obra que hará que los que disfruten el videojuego den otra dimensión a la historia. Y si como yo, tu Playstation murió hace tiempo y no se puede reponer, también merece la pena, aunque da algo de pena no poder captar todos los guiños que guionista y dibujantes han dejado desperdigados por Arkham Knight.

BATMAN: ARKHAM KNIGHT
ECC Ediciones
Edición original: Batman: Arkham Knight USA
Guión: Peter Tomasi
Dibujo: Art Thibert, Viktor Bogdanovic
Rústica, 144 págs. A color
Precio: 13,95 €
Cómpralo en tiendascosmic.com por 13,25 €






Estrenada a principios de este mes de junio en la cadena ABC Family, Stitchers es un procedimental de ciencia ficción en el que la protagonista, Kirsten Clark (la modelo y actriz Emma Ishta), una brillante aunque antisocial estudiante del Caltech, es reclutada por una agencia secreta gubernamental para que, mediante un complejo proceso, se introduzca en los mismos recuerdos de personas fallecidas muy recientemente con el fin de investigar misterios y crímenes sin resolver.


Como veis por su sinopsis, estamos ante el enésimo procedimental que toma la excusa de la ciencia ficción para desarrollar sus tramas. Y una vez mas, contamos con una protagonista que sufre, digamos, una discapacidad que la convierte en idónea para los fines de la agencia secreta que la recluta. En este caso, Kirsten sufre la alteración denominada displasia temporal, es decir, la incapacidad de percibir y cuantificar el paso del tiempo, lo que la lleva a no poder saber, por ejemplo, cuanto tiempo ha transcurrido desde el inicio de una conversación o el tiempo que tarda en hacer un recorrido en coche. Esta discapacidad la convierte (muy convenientemente) en un sujeto ideal para el proceso de introducirse (o debería decir mejor sumergirse) en la mente de personas recientemente fallecidas, las cuales, al parecer, retiene sus recuerdos durante los minutos suficientes como para investigarlos.

La serie no pasa de ser un procedimental del montón con protagonista guapa y rodeada de los típicos "raritos" de laboratorio: Cameron, un brillante neurocirujano que hace constantemente chistes y referencias frikis, aun cuando no da el tipo en absoluto; Linus, el inevitable ingeniero indio; Maggie, la agente al cargo del programa Stitchers; y Camille, compañera de piso de Kirsten, la cual se unirá también al proyecto por sus dotes como programadora. Para hacer un poco mas atractivo el paquete, los creadores del show han decidido embutir a la protagonista en un mono ajustado durante sus inmersiones en la mente de los muertos, lo que provoca los inevitables chistes sobre superheroínas a los que este show parece recurrir tanto.


Parece que la primera temporada del show (hay planeados 11 capítulos) girará en torno a la investigación del presunto asesinato del padre adoptivo de Kirsten, por el que esta no sentía lo que se dice mucho apego. Una de las cosas mas chocantes de la serie es la reacción de la protagonista al ir a reconocer el cadáver del hombre que la ha cuidado desde que su padre biológico la abandonara siendo una niña. Que tengas una enfermedad que no te permite mesurar el paso del tiempo no significa que tengas que permanecer impasible ante el cadáver de la persona que te ha cuidado tantos años, a menos que hubiera algo mas de fondo, lo cual no se nos explica en este episodio piloto. En cualquier caso, la falta de empatía y el trato desagradable de la protagonista (por muy guapa que sea la actriz que la interpreta) hace imposible que conectemos de ningún modo ni con ella ni con la serie.

En resumidas cuentas, Stitchers bebe de varias fuentes para su premisa central, que es la lectura de los recuerdos ajenos, en esta caso los de los muertos, lo que la lleva a asemejarse a series tan recientes como iZombie (cuya crítica podéis leer aquí). Todo da la sensación de ser muy barato, como los efectos especiales, parece que sacados de un serial de los 90. Además, la trama se desarrolla tan de prisa y tan a trompicones que se hace aun mas increíble, como increíble es la forma de reclutar a la protagonista para un programa tan secreto. Series mejores que esta han sido canceladas en su primera temporada, por lo que me sorprendería que Stitchers sobreviviera siquiera a sus primeros 11 capítulos.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget