BATMAN: SILENCIO, DE JEPH LOEB Y JIM LEE. LA CRÍTICA

Con motivo de la edición en tomo por ECC Ediciones de Batman: Silencio he pensado que es momento de reseñarla. Planeta ya la había sacado en un coleccionable y en una edición formato "comicbook pocket". Mal hecho. Este cómic merece una edición de lujo. Haceos con ella ahora aunque la tengáis. No hay color. ¿Es una gran historia? En absoluto. Entonces, ¿por qué hay que comprarla? Vayamos por partes.


DC se dio cuenta allá por el 2001 que el superhéroe estrella de la casa no tenía su serie regular de cómics entre las más vendidas, y que merecía un revulsivo que lo devolviera al top de las ventas. Reclutaron a Jeph Loeb para el guión y ficharon a un Jim Lee en estado de gracia para el dibujo. ¿Por qué no Lee ambas tareas, dado que ya había guionizado previamente otras historias? Porque, aunque lo ha intentado, todo lo que tiene de buen dibujante lo tiene de mal guionista.

Esta historia transcurre desde el número 608 al 619 de la serie regular de Batman (diciembre 2002-septiembre 2003). En ella se nos presenta un nuevo villano, Silencio, que luego ha demostrado ser de lo más recurrente en los cómics (solo hay que ver lo que le gusta a Dini). Silencio está relacionado con sucesos pasados de la vida de Bruce Wayne, teniendo Thomas Wayne, el padre de Bruce, bastante protagonismo en la historia pues es el desencadenante de los hechos que se narran en el cómic de Loeb. La historia no aguanta un análisis muy serio y no merece en absoluto estar entre las mejores de Batman. Es más, da la sensación que le indicaron a Loeb que hiciera una historia en la que desfilaran el mayor número de personajes posibles, sin tener mucho en cuenta el por qué. Lo más destacable, aparte de la presentación de Silencio, es la revelación de Batman a Catwoman de su identidad secreta. Obviamente, él ya sabía de sobra la de ella…

UNA PRECIOSA POSTAL ...DE GOTHAM

Sin embargo, el punto fuerte de esta historia no es lo que se cuenta, sino cómo nos lo cuentan. La factura del dibujo de Lee es de una belleza, perfección y detallismo tan grande que perdonamos los muchos fallos de la historia. La aparición de personajes sin ton ni son nos da igual porque así vemos que tal los dibuja. Los diálogos absurdos y reacciones inexplicables se difuminan con la admiración que nos provocan las cuidadas viñetas. 

Mención aparte merecen los flashbacks, en los que Lee cambia completamente de registro en cuanto al tipo de dibujo, pero no el nivel de calidad. Se distinguen del resto por su estilo pictórico casi monocromo, utilizando el color sólo dónde y cuando él considera necesario para impactar más, lográndolo absolutamente. Es un efecto que se pierde si no tenéis una buena edición, yo mismo lo he comprobado. Seguramente hayáis visto imágenes sacadas de Batman: Silencio sin saber que eran de ahí, dado que son con diferencia de las más espectaculares y bonitas en cuanto a cómics de Batman se refiere, podríamos decir que se han hecho icónicas.

LOS BELLOS FLASHBACKS DIBUJADOS POR JIM LEE

En fin, DC consiguió su objetivo y tuvo esta serie copando las listas de ventas durante todo un año, y nosotros tuvimos un precioso experimento visual con el que adornar nuestras estanterías. No digo que tenga que ser la tónica habitual la forma sobre el fondo, pero como cosa puntual me parece interesante. Sería estupendo, para variar, que un buen guión tuviera a Lee como dibujante, cosa que no ocurrió con, por ejemplo, All Star: Batman y Robin

Batman: Silencio
ECC Ediciones
Correspondencia original: Batman, #608 al #619
Guión: Jeph Loeb
Dibujo: Jim Lee
Formato: libro cartoné, 312 págs. A color
Precio: 25 € Cómpralo en amazon.es por solo 23,75 € sin gastos de envío

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

<