EL HOMBRE HORMIGA ¿POR QUE SE HA IDO EL DIRECTOR?

La marcha de Edgar Wright del puesto de director de la película de El Hombre Hormiga ya ha tenido sus primeras explicaciones de la mano de THR. Por un lado, queda en el aire que sean capaces de poder estrenar la película en julio de 2015, ya que junto a Wright, se ha ido parte de la directiva del equipo de producción, aunque ningún actor que sepamos. ¿Cuáles son los puntos más importantes de este suceso?

  • El rodaje debió comenzar el 1 de junio, y no ha sido así. ¿Por qué? Porque a Kevin Feige (responsable de Estudios Marvel) no le gustaba nada el guión y la visión de Wright y lo tenía todo en espera mientras retocaba el guión. Cuando Wright leyó el guión restaurado, salió de la película por las consabidas "diferencias irreconciliables".
  • Marvel ahora es propiedad de Disney, con lo cual Feige ya no tiene la independencia que disfrutaba cuando empezaron los estudios Marvel. Todas las películas de Marvel deben ajustarse a unos cánones que Disney considera correctos, y el proyecto de Wright no lo cumplía.
  • Según una fuente, la visión de Wright era muy estrafalaria, y Guardianes de la Galaxia ya es considerada como arriesgada por Disney, ya que son personajes nuevos, un humor diferente al visto en otras películas, y un mapache de protagonista.

AL FINAL, HASTA EL PROPIO HOMBRE HORMIGA VA A SALIR POR PATAS...
Jugársela con El Hombre Hormiga, que seguirá por fecha de estreno a Los Vengadores: La Era de Ultrón, no es algo que apetezca mucho. A pesar de ser el siguiente estreno Marvel a un bombazo como Los Vengadores 2, tendrá mucho más difícil beneficiarse de su éxito como lo hizo Iron Man 3 de Los Vengadores, al no tener protagonistas comunes. 

Aunque acusan a Marvel de dar muchos problemas a los directores especialmente creativos y con personalidad como Wright, estamos hablando de películas que no solo cuestan cientos de millones de dólares, sino que deben abrir franquicias. Es normal que intenten controlar las películas, porque se juegan mucho. La creatividad de Wright no ha lucido nada en taquilla, a pesar de lo que gustan sus películas. Tampoco El Hombre Hormiga es un personaje especialmente popular, con lo cual no quieren arriesgarse. Aunque parezca incoherente que de repente no sirva un guión en el que Wright lleva trabajando desde 2006, y que Feige alababa sin parar incluso en 2013, es evidente que el querer mantener a toda costa el nivel de éxito de sus películas ha primado. Veremos si lo consiguen con esta decisión.


Reacciones:

Publicar un comentario en la entrada

Este artículo me parece tendencioso y sesgado en su información. Pero vamos punto por punto:

- A Edgar Wright se le contrata en Marvel Studios para que sea el responsable de la adaptación cinematográfica de Ant-Man en 2006, coincidiendo con la Primera Fase del estudio que debía llevar a los Vengadores a la gran pantalla. Por los motivos que sean, el proyecto se retrasa y una de las principales consecuéncias es que no vemos a Hank Pym ni Janet Van Dyne, miembros fundadores del grupo, en Los Vengadores. El retraso continua impidiendo la posibilidad de ver a Pym en la Segunda Fase y, por tanto, en la segunda entrega de Los Vengadores donde se introduce a Ultrón, villano fundamental de la historia del grupo que fue concebido por el doctor Pym.

¿Qué motivos pudieron llevar a este retraso de ocho años? Probablemente en dirimir diferencias creativas. Edgar Wright tenía muy presente la historia que quería contar sobre el personaje, ambientada en la década de los setenta con una estética retro donde Hank Pym como Hombre Hormiga se enfrentaría a espías rusos (parto de declaraciones suyas) pero esta visión no era posible dentro de una Marvel cinematográfica cuya acción de sus personajes se sitúa en la época actual; aún así, entiendo que Marvel Studios fue cediendo a las inquietudes del director hasta aceptar que la película nos ofreciera una introducción en los setenta y haciendo de Scott Lang el protagonista en la época actual mientras Pym sería un héroe retirado interpretado por el veterano actor Michael Douglas. ¿Y qué ocurría con la Avispa? Pues debido a las inquietudes de Wright esta sería, al parecer, la hija de Pym y no su pareja al igual que sucede en los cómics.

Hasta aquí nos encontramos que una Marvel Studios que siempre se ha esforzado por ser fiel a los cómics que adapta (caso excepcional el Mandarín que luego comentaré) ha cedido sus intereses a un director que quería imponer sus inquietudes artísticas sobre la fidelidad de un universo cinematográfico que siempre se ha esforzado por la cohesión de sus producciones. Hablaba de el Mandarín y me parece que supuso un punto de inflexión para Marvel Studios; con Iron Man 3 el estudio cedió a las inquietudes creativas de Shane Black y Robert Downey JR. dando como resultado la interpretación cinematográfica de un Mandarían que causó enorme polémica entre los aficionados (como pudo verse reflejado en este mismo blog), ante esta situación y a pesar del éxito de taquilla que supuso la película, Marvel Studios determinó corregir ese error sacando en adelanta un cortometraje oficial donde se establecía que el Mandarín de los cómics no había sido todavía introducido en el universo cinematográfico.

Entonces, ¿con qué nos encontramos?

Un estudio que ha supeditado su proyecto cinematográfico a las inquietudes de Edgar Wright.

Un estudio que contempla como el ceder a las inquietudes artísticas de otro director produce el rechazo de sus aficionados.

Un estudio que se ve en la necesidad de imponer una fecha de estreno para que el proyecto no se continúe demorando y así mantener la cohesión y fidelidad de su proyecto de adaptación cinematográfica.

(...sigue)

Llegado a este punto, con una fecha de estreno impuesta para que no continuaran los retrasos y tras ceder durante ocho años a las inquietudes de Edgar Wright (director que en el transcurso de esos ocho años ha tenido tiempo para sacar en adelante tres proyectos personales), se le exige que presente un guión definitivo. Ante este guión, Marvel Studios se ve en la necesidad de realizar los retoques pertinentes para establecer al personaje en el mismo universo cinematográfico que sus otras producciones (cameos y tono general de la película, se entiende), por lo que presenta al director un borrador con las correcciones oportunas; Wright, frente al borrador (que por su experiencia profesional debería saber no supone un vistazo completo), acepta. Pero tiempo después, y de cara al inicio del rodaje, recibe ya el guión (no el borrador) donde se exponen esos cambios de manera más concisa; Wright, entonces, se echa atrás.

- Por mucho que se insista, Disney nunca ha alterado la dinámica de las producciones de Marvel Studios donde se sigue respondiendo al mismo tono. Recordemos que las películas que deberían reflejar estos cambios son las correspondientes a la Segunda Fase; Iron Man 3, Thor: Dark World y Captain America: The Winter Soldier; películas que siguen manteniendo el mismo tono que sus predecesoras (a la única que se le podría acusar de un cambio más significativo es Iron Man 3, precisamente la producción donde el estudio cedió a las inquietudes no de Disney sino de su director, Shane Black (y quien sepa de la trayectoria de este director podrá reconocer que esos defectos de los que se acusa a Disney son más propios de él)). Por tanto y ante el resultado de estas producciones, pretender que Disney se ha impuesto a Marvel Studios es absurdo.

- Marvel Studios así como Disney se encuentran en una posición económica que les permite apostar por nuevos productos, parezcan estos más o menos excéntricos; la cuestión es que respondan al tono establecido por el estudio para mantener una sensación de homogeneidad en su universo cinematográfico.

(...concluyo)

Bien, aclarados los distintos puntos, expongo mi conclusión final:

- El universo cinematográfico de Marvel Studios, por su designación de "universo cinematográfico", ha de ser entendido como una sola franquicia y por tanto respetar el tono de sus producciones; puede cambiar la historia, el género, los personajes, la forma narrativa, pero el tono es esencial para mantener la sensación de cohesión y ese tono se ha respetado en todas y cada una de las producciones realizadas por el estudio.

- Edgar Wright se comprometió en 2006, hace ocho años, con el estudio para sacar adelante el proyecto. Durante estos ocho largos años el proyecto se ha ido demorando, ya fuera porque el señor Wright optaba por sacar adelante sus propios proyectos en detrimento de su compromiso con el estudio o bien porque durante este tiempo trató de imponer su visión creativa a los intereses generales de un universo cinematográfico ya establecido. Y a pesar de que por lo que podemos saber el estudio cedió a varias de sus inquietudes (recordemos, el Hank Pym de los setenta, con todos los cambios que eso implica respecto al cómic), a apenas unos días del rodaje, y tras incluso aceptar el borrador con los cambios últimos, Wright decide abandonar el proyecto por su orgullo artístico.

Lo que no entiende Wright, y parece que nadie quiere comprender (supongo que porque resulta más sencillo ponerse en contra del gran estudio como expone el presente artículo donde se pretende responsabilizar a Disney), es que cuando uno se compromete a trabajar para otro (sea un estudio grande o pequeño, una empresa grande o pequeña, o tan sólo un individuo en particular) lo haces cediendo a SUS intereses y no tratando de imponer los tuyos propios. Si entras a trabajar en un proyecto como el universo cinematográfico de Marvel Studios donde cada producción es una pieza de un engranaje mayor debes acatar las reglas establecidas para que tu pieza encaje lo mejor posible y no pretender que la tuya sea una pieza individual, con presunto valor artístico, que en lugar de hacer funcionar ese engranaje lo entorpecería.

Es de una tremenda falta de profesionalidad que después de ocho años, donde puede que se haya estado discutiendo el guión, sea a las puertas del rodaje con una fecha de estreno ya establecido cuando el señor Wright decida que sus valores artísticos son más importantes y abandone el proyecto por el cual se había comprometido.

Adelantándome a los comentarios que puedan acusar de falta de libertad creativa a Marvel Studios, repito lo dicho: todo su universo cinematográfico debe ser entendido como una sola franquicia y a pesar de cambiar las historias, los personajes protagonistas, el género (que puede oscilar de la ciencia ficción a la fantasía) o la clase de narración escogida se deben respetar unas condiciones para ofrecer una sensación necesaria de cohesión. No es que exista una falta de libertad creativa sino que cuando entras a trabajar para un universo cinematográfico que ya ha establecido sus piezas fundamentales debes comprender, y acatar como profesional, que existen unas reglas básicas para hacerlo funcionar. Son ya nueve películas a sus espaldas para que ahora un directo cualquiera se rasgue las vestiduras.

Y a pesar de todo, ahí tenemos productos que pueden presumir de esa cierta libertad creativa, como Iron Man 3 o la próxima Guardianes de la Galaxia (¿Se ha quejado su director de las condiciones del estudio? Al contrario, está entusiasmado).

Lo que ha expuesto el caso Wright es, a mi entender, su falta de profesionalidad

Y borrad si podéis lo de "artículo tendencioso y sesgado", comencé a escribir sin que se cargara por completo el artículo... Disculpad por ello

A mi me entran ganas de leer el guión del director este. Ya es pura curiosidad por el revuelo que se ha montado con esta peli durante tanto tiempo...

Por otro lado, no me parece que la noticia quiera exculpar al director y culpar al estudio. Simplemente habla de otras fuentes, más que un artículo es una noticia aunque al final de su punto de vista; opinión que no parece estar muy del lado del director.

Sí, mea culpa, emprendí la escritura de la respuesta sin haber llegado a leer el artículo debido a que no se cargó por completo en este pequeño y viejo ordenador desde donde escribo, así que espero me puedan perdonar por ello.

También debo decir que estoy un poco hastiado de que en distintos lugares, no digo este, se busque exculpar al director, justificando su actitud porque se trata de un "artista" y acusando a Marvel Studios de todos los males porque es la gran empresa contra el hombre pequeño

Diego_742 y anónimo,

Yo tampoco entendía el sentido de los comentarios, porque precisamente no nos ponemos de parte del director. Ya se explica Anónimo luego y le honra, le pudo el hype porque estará harto de ver que se apoya al artista en comentarios y webs y pensó que nosotros también lo hacíamos. Yo entiendo a Marvel, como expongo al final. Tras el giro serio que han dado con Capitán América 2, que le ha ido tan bien, y lo mal que le ha ido a The Amazing Spider-Man 2 con su giro ñoño, me extraña que el guión de Wright no fuera por la broma como ya lo hizo Shane Black en Iron Man 3. Es solo mi opinión, pero desde luego yo no arriesgaba 150 millones de dólares en un artista que, como digo en el enlace a su taquilla, no ha demostrado ser rentable. Y si planteaba cosas tan revolucionarias como que la hija del científico se enamora del héroe, yo como que ni seguía leyendo. Así que, y repito que en mi opinión, esta marcha no es ninguna tragedia. Feige no es tonto y sabe cuando se equivoca, algo habrá en ese guión que no encajaba con El Hombre Hormiga. Es muy bonito ir de artista con los millones de los demás. Lo mismo el guión se termina filtrando por internet y podremos opinar.

Un saludo!

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget