INTELLIGENCE, EPISODIO 1X01. LA CRITICA

En la serie Chuck, el protagonista asimilaba en su cerebro los secretos mas importantes de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, tras abrir un correo electrónico con imágenes encriptadas. En El Mentalista, Patrick Jane es alguien con un inusitado poder de observación, algo que emplea para ayudar a resolver casos para el departamento de policía. En Person of Interest, un poderoso programa informático es capaz de predecir la identidad de los involucrados en un crímenes futuros, crímenes que un ex-boina verde tendrá que evitar que sucedan. En Intelligence, Gabriel Vaughn (Josh Holloway) perteneciente a una agencia de seguridad norteamericana, lleva implantado en su cerebro un chip de última tecnología conectado a la red global de información.

INTELLIGENCE

No creo que sea necesario poner mas ejemplos de series que comparten la misma premisa que Intelligence para darnos cuenta que estamos ante mas de lo mismo. La gran apuesta de la cadena CBS para esta temporada cuenta con el aliciente de ver de nuevo en la pequeña pantalla al actor Josh Holloway (Perdidos, Misión: Imposible 4), aunque esta vez sin su característica melena rubia. Y digo aliciente porque este actor y modelo fue el responsable, con su interpretación del cínico pero encantado Sawyer, de que mucha gente (sobre todo las féminas) aguantara viendo Perdidos hasta su denostado y poco comprendido capítulo final.

En Intelligence, Holloway encarna prácticamente el mismo papel que en Perdidos. Es mas, yo apostaría porque la CBS le ha elegido para su show precisamente para que interprete de nuevo a James "Sawyer" Ford, ya que estamos de nuevo ante un tipo valiente aunque de comportamiento temerario, algo cínico y poco dado a seguir las órdenes sin cuestionarlas. Si a todo eso le unimos que Gabriel lleva implantado un chip en su cerebro que le da acceso a todas las bases de datos del mundo, así como otras "habilidades", pues ya tenemos los ingredientes necesarios para una serie procedimental que enganche a muchos millones de norteamericanos todas las semanas. La prueba está en que, por ahora, ha conseguido con este episodio piloto 16,59 millones de espectadores y un 2,4 en demográficos, lo cual no está nada mal, aunque un poco bajo para el público al que supuestamente va dirigido el show, es decir a un público joven de entre 18-49 años.
LOS ACTORES PROTAGONISTAS EN LA PASADA COMIC CON
LOS ACTORES PROTAGONISTAS EN LA PASADA COMIC CON
El capítulo comienza con una escena de acción, con el protagonista intentando escapar de unas instalaciones militares en el Himalaya. La serie, al menos, no se ve barata, y eso es algo que en teoría debería jugar a su favor. ¿Qué hacía el protagonista allí? Pues buscar a su mujer, presuntamente muerta, pero que el sigue buscando ya que no hay pruebas de su fallecimiento en un ataque terrorista. Tras volver al cuartel general de inteligencia y dado que se ha puesto a si mismo, el arma mas cara y avanzada de los Estados Unidos, en peligro en una misión no autorizada, le es asignada una guardaespaldas, la agente Riley Neal (Meghan Ory). A partir de aquí, la trama se centrará en el rescate del científico creador del milagroso chip que Gabriel lleva en su cabeza.

La serie, a pesar de no tener mala factura, no aporta nada original a lo ya visto en otros productos, incluso de la misma cadena. La CBS, ante el descenso de las audiencias por el lógico desgaste de una de sus series estrella, Person of Interest, se ha sacado de la manga otro procedimental tecnológico con un ligero toque de ciencia ficción, aunque solo sea por el chip que Gabriel lleva en su cerebro. Posiblemente el show funcione para un tipo de audiencia que busca lo mismo que en otras series similares, como las que he mencionado al principio de esta reseña, pero no para un público que ansíe algo mas. 
RILEY NEAL (MEGHAN ORY)
¿EN SERIO ESTA CHICA ES LA ELEGIDA COMO GUARDAESPALDAS DE GABRIEL?
Uno de los principales problemas de esta y otras series similares es que, en solo 45 minutos de metraje, los protagonistas han de resolver un determinado caso, y que mejor manera de hacerlo que recurriendo siempre a pistas que solo alguien dotado de unas cualidades o con un equipo especial puede percibir. Ocurre en Sherlock, Jake 2.0, Elementary, Person of Interest, El Mentalista, Alphas, Numbers, Almost Human, también en esta serie en cuestión. Es un recurso tramposo y que a muchos nos parece increíble. De esta manera, cualquier elemento puede llevar al protagonista a la resolución del caso, no importa lo rocambolesca que sea la explicación que se nos de para ir saltando de pista en pista. Si a esto le sumamos un tipo que es poco menos que un ordenador viviente conectado a todo internet, las posibilidades para resolver el caso de la semana son infinitas.

Otra de los errores de la serie, a mi entender, es la elección de la actriz que interpreta a la guardaespaldas de Gabriel. Puedo creerme que asignen a alguien a cubrir las espaldas a un tipo que vale cientos de miles de millones de dólares, cuya genética le hace idóneo para llevar un chip en el cerebro, pero, en serio, ¿quien se cree a esta chica como guardaespaldas? La elección de una mujer como acompañante de las misiones de Gabriel obedece posiblemente a que los responsables de la serie jugarán con la tensión sexual no resuelta entre protagonistas, algo que ya ha dado buenos resultados en shows como Bones o, algo mas lejos en el tiempo, Expediente X. Por cierto, también arrastra un oscuro secreto de su pasado, todo un cliché, parecido al que también escondía Kate (Evangeline Lilly) en la serie Perdidos. ¿Un guiño de los guionistas al personaje de Sawyer? Y para errores, el de la escena final con la mujer china despertando de la operación de implante del chip. ¿No se suponía que la agencia de Gabriel había capturado al traidor y los agentes chinos y desmantelado su laboratorio? No comprendo como los guionistas han podido cometer este fallo.


Intelligence es un procedimental mas, que entusiasmará a los amantes de este tipo de series y que dejará indiferentes a los que buscan originalidad. El carisma de Holloway y de actores como Marg Helgenberger (C.S.I.), Lance Reddick (Fringe) o Peter Coyote (Los 4400) pueden hacer atractiva la serie, aunque no creo que sea suficiente para justificar su visionado habiendo tantos buenos productos disponibles mucho mas inteligentes que este, a pesar de que su protagonista lleve un chip en la cabeza. Aparte de todo esto, la serie desprende cierto tufo a apología de Gran Hermano, y me explico. Gabriel se sirve del dispositivo implantado en su cabeza para entrar en todas las bases de datos del mundo y resolver las eventualidades con las que se encuentra, sin importar si son correos privados. En los tiempos que corren en los que la utilización de las últimas tecnologías de espionaje están en pleno debate por el espionaje masivo al que estamos siendo sometidos tanto por Estados Unidos como por otros países, plantear una serie en la que agentes con un chip en la cabeza vayan por la calle escaneandonos es, como mínimo, espeluznante.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *