14-jul-2013

Con la fortuna de tener el estreno simultáneo en España, hemos visto el primer capítulo de The Bridge. No hemos visto la versión nórdica, así que juzgaremos a esta por si misma. Sonia North (Diane Kruger) es una obsesiva policía con problemas de empatía que debe resolver un caso de un cadáver que se encuentra en la frontera de Estados Unidos con México. Es por eso que deberá trabajar codo con codo con un mucho más desganado Marco (Demian Bihir), un policía mexicano de Ciudad Juárez mucho mas acostumbrado a estos acontecimientos que su compañera. Una serie de personajes parecen estar relacionados con el caso, pero todavía nos queda saber de qué manera.
LA PAREJA PROTAGONISTA, SONIA Y MARCO
Lo primero que llama la atención es la protagonista, Sonia. Pero para mal. Por enésima vez, la chica policía protagonista es una tullida emocional sin más vida que su trabajo, fría como el hielo y sin más tema de conversación que el caso de turno. Por supuesto, modelo de entrega profesional, rectitud y honestidad. No hace falta tener un problema de falta de empatía como el que alega para no poder identificarse con ella. No se nos escapa que han querido copiar al personaje de Carrie de la serie Homeland, sólo que esta está perfectamente definida en lo abrumador de su enfermedad y te hace llegar su sufrimiento, mientras Sonia parece un pescado. No hace falta mirar en su biografía para saber que viene de ser modelo. Sólo hay que ver cómo actúa. Abrir mucho los ojos y andar con los pies abiertos son sus recursos para demostrar su problema emocional. Una carencia que no acaba de demostrarse bien en el piloto. Pareciera que la víctima era su amiga por su preocupación, y luego casi provoca otra muerte al no dejar pasar una ambulancia por el escenario del crimen. Le suelta de sopetón al marido de la fallecida que su mujer ha sido asesinada, y luego se solidariza con los mexicanos que piden trabajo en las esquinas y no los dejan. O se tiene empatía, o no se tiene. Pero es que la tiene a ratos. Además, si tiene un problema emocional tan grave no sé que hace en la policía. Debería tener otro tipo de trabajo.
CHARLOTTE (ANNABETH GISH), UNA SECUNDARIA CON UNA HISTORIA MUY INTERESANTE
Lo peor de la serie como veis me ha parecido la protagonista. Si la eliminaran y pusieran a otra para sustituirla a la que pudiera creerme mejoraría mucho. Estoy muy harto de que por sistema, las policías deban ser frías y no mujeres normales con sus familias, preocupaciones, alegrías y tristezas ajenas al caso que tengan entre manos. No se cómo nadie ha levantado ya la voz contra esto. No tengo quejas en cuanto a Marco, es fácil identificarte con él, y tiene momentos humanos y reacciones creíbles. Me ha gustado mucho, aunque seguramente ser policía en Ciudad Juárez debe ser muy distinto a lo que vemos en esta serie. El resto de secundarios, del que no sabemos aún la relación con la pareja protagonista o el caso, están bastante bien y resultan interesantes. Gran momento cuando Charlotte descubre el secreto de su marido. Aterrador sin necesidad de mostrar nada.
EL TENIENTE HANK WADE (TED LEVINE ) OTRO SECUNDARIO LOGRADO
El periodista amargado Daniel (Matthew Lillard) también nos ha dado un buen momento, y la pesada de Sonia agobiándolo para que le dijera algo sobre su caso en un momento tan tenso era como para estrangularla.

En cuanto al psicópata, esperemos que no expliquen de una manera tan simple las numerosas muertes de mujeres en Ciudad Juárez, con un asesino en serie que está loco y punto. Esperamos más de esta serie que, a pesar de su fallida protagonista, al menos para mí, me ha convencido lo suficiente para seguir viéndola, y eso que los procedimentales se alejan mucho de ser un tema que me interese, con lo cual les exijo bastante.


Así que de momento y a la espera de ver los siguientes episodios, me parece digna de ser recomendada, ya que hay muchos personajes corales y situaciones que despiertan interés y técnicamente tiene la corrección propia del canal FX, que sin tener la fama de otros, no deja de ofrecer productos de bastante calidad y muy a tener en cuenta.

fuente imágenes: sensacine

La película no se ha estrenado todavía y ya tiene un culebrón alrededor de ella. Os pongo en antecedentes por si no sabéis lo que ha pasado. El autor de la novela El Juego de Ender, Orson Scott Card, que pertenece al grupo religioso de los mormones, ha venido haciendo públicas unas opiniones realmente conservadoras e incluso retrógradas y ofensivas acerca de los gays a lo largo de su vida. Desde que "la homosexualidad es una disfunción reproductiva", a que "las leyes contra los gays deberían seguir vigentes", así como estar en contra del matrimonio gay. También es un miembro activo de la Organización Nacional Para el Matrimonio, que con ese nombre ya os imaginaréis las ideas tan conservadoras que pueden defender y que las organizaciones gays tienen en el punto de mira, como es lógico.

Así que ante semejantes declaraciones, un grupo gay llamado Geeks Out ha llamado abiertamente a hacer boicot a la película basada en su libro colgando esto en su página "Skip Ender´s Game" ("Saltaos El Juego de Ender"):
"No vayas al cine a ver la película, no compres el DVD, no la veas bajo descarga. Ignora el merchandising y los juguetes. Por mucho que admires sus libros, ten tu dinero alejado de los bolsillos de Orson Scott Card"
La productora Lionsgate está nerviosa ante este panorama y la relevancia que está tomando este tema. De momento Orson Scott Card está apartado de todos los actos promocionales de la película y no va a aparecer por ejemplo en la próxima Comic Con. El cómic de Superman que iba a guionizar para DC, también se ha venido abajo por las protestas. La productora ha hecho un comunicado recordando que siempre han apoyado a la comunidad gay y que la película va sobre el trabajo de Orson Scott Card, no sobre sus ideas.
ENDER TIENE COMO 10 AÑOS MÁS QUE EL ENDER DEL LIBRO EN ESTE MOMENTO
Me leí el Juego de Ender hace poco y no hay una sola referencia a la homosexualidad, ni en términos positivos ni negativos. A no ser que contemos que los chicos se bañen desnudos y tengan alguna pelea en el baño, que ya me dirás si no es hilar fino. Si me apuras tampoco hay referencias hacia la heterosexualidad. Si hay cierto comentario sobre un chico español al que definen prácticamente por tópicos, algo que me pareció divertido más que molesto. Pero eso no quita que otra persona se hubiera molestado, cada uno tiene derecho a elegir lo que le ofende y lo que no. El libro se centra en el entrenamiento de un niño llamado Ender al que se le adivinan aptitudes para vencer a los aliens insectores que supuestamente volverán para atacar la Tierra. Las pocas mujeres que salen son inteligentes y alejadas de estereotipos machistas, al menos en el libro de Card. Lleva incluso un mensaje pacifista y de entendimiento entre los pueblos. 

Me ha sorprendido mucho por tanto saber que este hombre tenga estas opiniones tan ofensivas y que deberían ser ya propias de un lejano pasado. Es cierto que se ha criado en la América profunda, donde estas ideas están muy extendidas, pero alguien que demuestra tanta sensibilidad escribiendo, luego no la tenga para sus congéneres, es realmente triste. Sin embargo, estas ideas tan anticuadas no son diferentes a las que alguna de mis tías del pueblo puedan tener sobre el divorcio (de los matrimonios gays creo que ni se han enterado). Piensan que el matrimonio debe ser para siempre aunque tengas un marido o esposa horrible que te arruine la vida, que las mujeres deben tener hijos y no trabajar... ¿Las boicoteo por eso y las dejo de visitar?
EN LA NAVE NO HAY ROMANCES PARA ENDER. ESPERO QUE EN LA PELI TAMPOCO
Si tuviéramos que ponernos a juzgar a los artistas por sus opiniones, tendríamos que tirar seguro la mitad de las películas y discos que tenemos. Ya sabemos cómo acabaron Whitney Houston, Michael Jackson... utilizaban sustancias no permitidas. Elia Kazan se chivó de medio Hollywood en la Caza de Brujas, y aunque sus actos fueran despreciables, su obra no lo es. ¿Y Lovecraft? Cuando no te suelta un comentario racista, te lo suelta machista y esto sí que está en su obra, por desgracia hija también de su época. Y qué decir de Charlton Heston, cuando apoyaba a la Asociación del Rifle, en contra de controlar la venta de armas que tantas tragedias ahorraría. ¿Es por eso peor película El Planeta de los Simios? Y Clint Eastwood, que le hace una hagiografía a John Edgard Hoover, un hombre racista, antisemita y sospechoso de estar detrás del asesinato de Martin Luther King... Con dejar esa indignante película a la mitad como hice yo y disfrutar del resto de las excelentes creaciones de Eastwood y de Di Caprio, tengo bastante. La lista sería interminable.

Ojalá llegara un momento en que todos nos respetáramos a todos y nadie se metiera en lo que otra persona haga con su vida, siempre y cuando no dañe a nadie con ello. Pero está claro que eso no es afín con gran parte de la humanidad y nos toca lidiar con ello hasta que la educación, la cultura, y el respeto a los demás sean las verdaderas prioridades de la raza humana.
EL JUEGO DE ENDER ES UN LIBRO EXCELENTE. LAS OPINIONES DE SU AUTOR, NO
Pero esta película que no ofende a nadie, ni tampoco el libro, no me parece el objetivo más merecedor de un boicot. Entiendo que haya quien se ofenda, y debido a eso no quiera ver la película, en su derecho está y me parece comprensible y respetable. Pero documentándome para este artículo, me he horrorizado con las barbaridades que sufren actualmente muchos gays, desde que en USA está prohibido que donen sangre, o los suicidios provocados por sufrir acoso, incluso por sus propias familias. A diferencia de lo que muchos piensan frívolamente, que ser gay está de moda, el mundo está lleno de lugares donde son discriminados e incluso perseguidos como criminales. Pero no me parece que habiendo tantas injusticias y tanto por lo que luchar, atacar a esta película que nada tiene que ver con la homosexualidad sea el modo más acertado de conseguir algo. Diferente sería si la película fuera abiertamente contra ellos, con lo cual yo tampoco iría a verla y se merecería mil protestas.

Orson Scott Card ha pedido tolerancia para sus opiniones a quien ha ofendido con las suyas. Hay quien dice que basta que le prohíban hacer algo para tener más ganas de ver la película, y quien comparte la opinión de que verla es apoyar este tipo de ideas y el bolsillo de Card, así que no piensa hacerlo. No falta quien afirma saber de la existencia de esta película sólo por esta polémica, cumpliendo aquella frase de no hay publicidad mala.


Dado que Card vendió los derechos del libro hace años, no sabemos hasta que punto cobrará de la recaudación de la película o sólo de lo que suban las ventas de los libros por el estreno de la misma, así que igual sólo sufriría la productora el posible efecto de este boicot. El problema es que si triunfa, las productoras pueden tener miedo a sacar películas de autores que hayan hecho declaraciones polémicas, que no son pocos, y tengamos todavía menos novedades y riesgo en Hollywood, ya sobrada de remakes, reboots, precuelas y secuelas.

Veremos en que queda todo, si El Juego de Ender es capaz de dejar esto atrás, y triunfar o fracasar por su valía como película.

Tras el éxito de House of Cards, un show de intrigas políticas de excelente factura técnica, sólido guión y excelentes interpretaciones, Netflix intenta con Hemlock Grove despertar el interés de otro tipo de audiencia, quizás de menor edad que el público de la serie que protagoniza Kevin Spacey. Así, nos encontramos con una serie al mas puro estilo Twin Peaks, pero con el atractivo, a priori, de elementos sobrenaturales como hombres lobos, vampiros, ángeles, criaturas deformes, experimentos genéticos y demás clichés del género.
VER A FAMKE JANSSEN NO JUSTIFICA TRAGARSE UN TOSTÓN COMO HEMLOCK GROVE
Lo cierto es que la serie, tras un piloto que consigue mantener el interés por ver como transcurre todo y un segundo capítulo con una de las escenas mas perturbadoras de la reciente historia de la televisión, va decepcionando cada vez mas a medida que transcurre la temporada. Tras siete capítulos (de los 13 de los que consta la primera temporada), he decidido dejar de ver la serie porque, como con los malos libros con engañosos buenos inicios, no hay que tener remilgos en desechar algo que claramente no nos lleva a ningún sitio ni nos aporta nada. Estas son mis razones por las que creo que no debéis perder el tiempo con Hemlock Grove:

  • El principal problema de la serie es que no se sabe a donde demonios conduce. Aunque basada en una novela, Hemlock Grove dista mucho de ser una serie en la que veamos medianamente claro hacia donde nos lleva la historia, pues no se centra en nada. Empieza como la típica serie ambientada en la América profunda con asesinato incluido, para pasar a ser un show de terror. También tenemos ingredientes de comedia de adolescentes, drama familiar e, incluso, conspiraciones de la Iglesia. Echad todos esos ingredientes en la batidora y tendréis Hemlock Grove. Pero todos sabemos que aunque los ingredientes por separado sean atractivos, eso no significa que mezclados resulten apetecibles...

  • Una de las muestras de que la serie realmente no lleva a ningún sitio son sus diálogos. La mayoría de ellos no tienen sentido, así de claro. Entre los absolutamente irrelevantes chateos entre el doctor Godfrey (Dougray Scott) y su sobrina Shelley (Nicole Boivin), las conversaciones entre Olivia (Famke Janssen) y su hijo Roman (Bill Skarsgård), incomprensibles muchas veces, y las de casi todos los demás personajes, los 50 minutos que duran los episodios se hacen interminables.
  • Los dos protagonistas, Roman y Peter, se dedican por su cuenta a investigar las misteriosas muertes que se están cometiendo en el pequeño pueblo. ¿Como? Simplemente dando paseos con el coche de Roman sin un propósito demasiado definido. Lo que podría haberse contado en apenas 5 o 6 episodios, aquí lo alargan hasta la extenuación, contándonos una relación de amistad bastante improbable entre dos chicos que no nos importan demasiado ni nos caen demasiado bien.

  • Parece que los guionistas de esta serie creen que con solo rellenar la historia con personajes extraños y perturbadores ya tienen al público ganado. No es así. Por la serie desfilan personajes que, aun siendo extraños, no aportan nada a la historia. Ni hacen avanzar la trama ni sabemos porqué están ahí. Cuando parece que alguno de ellos va a hacer alguna revelación importante o va a cometer un acto relevante, la cosa se queda en nada, volviendo casi siempre a la insípida subtrama de Peter y Roman.
  • No se puede hacer una serie como esta apelando a la paciencia extrema del espectador. Ni se puede ir planteando misterios que no parece que vayan a ser desvelados a estas alturas de la serie (me consta que no se resuelven en su mayoría, ya que conozco gente que la ha terminado de ver). Una de las escenas mas impactantes del show sucede en el segundo episodio, y no vuelve a repetirse, como si nunca hubiera pasado y sin que tenga ningún tipo de consecuencia para los protagonistas. ¿Es esto creíble, aun en una serie fantástica como esta? Pues no. La simple acumulación de situaciones grotescas y extrañas no hacen por si solas que una historia de estas características funcione. Hemlock Grove es, en cierta manera, un pastiche, aunque sin originalidad ni desarrollo dinámico y con una cantidad abrumadora de meandros argumentales.
"LOBEZNO Y FÉNIX", AL FIN JUNTOS EN HEMLOCK GROVE
En definitiva, Hemlock Grove no es ni carne ni pescado, ni tiene potencial para atraer y retener a la audiencia a la que supuestamente va dirigida. Porque, ¿en qué público pensaban cuando desarrollaron esta serie? ¿En el público adolescente ansioso por ver vampiritos atractivos y hombres lobo de pelo en pecho? Parece que no. ¿En un público mas adulto, propio de los canales de cable, que busca un tratamiento serio, sólido y novedoso de los temas de siempre? Creo que tampoco. Hemlock Grove parece en ocasiones no tomarse demasiado en serio a si misma, y en otras es demasiado pretenciosa; no es drama ni es comedia; no es terror ni es procedimental... ¿Qué es? Sinceramente, una aburrida forma de malgastar nuestro tiempo.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget