07-may-2013

Ya tenemos teaser tráiler de El Juego de Ender, la adaptación cinematográfica de una de las novelas más importantes del escritor Orson Scott Card. La película está dirigida por Gavin Hood que, como todos recordareis, se encargó de la irregular X-Men Orígenes: Lobezno. Veremos si El Juego de Ender sirve como redención para este realizador sudafricano. El tráiler es espectacular, lo que habrá que ver es el grado de fidelidad en relación a la novela.


El Juego de Ender se estrena en España el 1 de noviembre próximo, en Argentina el 7, y Chile el 21 del mismo mes.

Como espectador analfabeto respecto a los libros, por lo que los que si los habéis leído tenéis que ser indulgentes con este que os escribe, vivo Juego de Tronos como algo precioso y escaso. Sólo disponemos de 10 episodios por año, y además no son excesivamente largos. Es por ello que a medida que se van agotando, ya se ha emitido el episodio 6, la impaciencia se va apoderando de nosotros de ver cómo se nos acaba la temporada mientras la mayor parte del tiempo se nos ha ido en multitud de personajes que nos interesan poco o nada. Porque entendemos perfectamente que el señor Martin se extienda en divagar, porque si no no llenaría sus miles de páginas. Y no me importaría si dispusiéramos de 15 episodios por año para permitirnos episodios de relleno o de profundización de personajes más secundarios, pero no es el caso. No se dignan a ampliar la temporada, imaginamos que por falta de presupuesto, porque de material o ganas de la audiencia seguro que no. Así que como simple espectador que no ha leído los libros, que lo mismo la serie está mejorando, ahí va mi humilde opinión sobre las muchas tramas, las que considero prescindibles o aligerables y las que no.

  • Robb Stark y su esposa Talisa: ¿Éste no estaba en guerra? Porque sólo lo veo pelear con su madre, asistir a entierros y hacer todo lo posible para perder aliados. Si no fuera por lo que aprecio el personaje de las temporadas anteriores, casi ni sabría quien es. Uno de los ejes de la serie que veo muy difuminado en esta temporada. Y su mujer, Talisa, con los buenos diálogos que tuvo en la segunda temporada, parece que los gastó para ligarse al mozo, porque últimamente no aporta mucho. Y a lo anterior hay que añadir las lamentaciones de Catelyn...

  • Jon Snow y la pelirroja, Ygritte: Me quejo de que apenas veo a Robb, pero al lado de lo que vemos a Jon Snow es todo un robaescenas. No sólo no ha salido en muchos episodios, sino que cuando lo hace, aparece rodeado de nieve y con la pelirroja al lado deseando meterle mano. La verdad es que ya ha tardado la "besada por el fuego" en conquistarlo. Y yo que pensaba que caería en la segunda temporada. La trama en la que está envuelto, enrolado en el ejército de Mance Raider, no le da muchas ocasiones de lucirse, ya que esta línea argumental no termina de despegar.
  • Sansa Stark: Al principio daba pena, pero ya es un poco pesadita, no acaba de hacer nada, sólo pasear por los palacios e ir de pobrecita para que la rescate alguien. Que le den un destino, bueno o malo, pero que se decidan y no me quite tiempo de ver cosas más interesantes, aunque aprecie sus conversaciones con Olenna Tyrell y con Ana Bolena (es que no me puedo olvidar el papel que interpretó Natalie Dormer, Los Tudor me gustaron demasiado). Ser una figura clave en la sucesión de Invernalia está haciendo que muchos se la disputen pero nadie termina de hacer nada con ella.

  • Arya y sus aventuras en el bosque con la Hermandad sin Estandartes: Cuando esta chica compartía escenas con Lord Tywin, vivimos algunos de los mejores momentos de la serie. Pero ahora vaga por los bosques sin aportar nada especialmente interesante junto a esa hermandad cuyo sentido no acabamos de encontrar todavía. Y todos se dan cuenta que es una chica, así que podría dejar de disimular sus maneras. A ver si la recluta de sirvienta alguien interesante otra vez. Que la bruja roja vea en sus ojos la negra oscuridad de la venganza nos hace sentir esperanzas de que Arya puede tener algo de más relevancia en próximos capítulos.
  • Los pequeños Stark, Bran y Rickon: ¿Cuántas veces tengo que ver a Bran soñando con cuervos de tres ojos para enterarme de que está empezando a manifestar los poderes de los cambiapieles? Con una vez ya lo capto, que pesados. Venga y venga con lo mismo, cuando por definición, a los niños no se les puede dar grandes frases, porque no es creíble. Demasiado regodearse en lo mismo para luego pasar de puntillas en temas más interesantes.

  • Jaime Lannister y Brienne: ¿Cuánto tiempo llevan estos dos camino de Desembarco del Rey? Poco problema tienen en alimentarse tras tanto bosque. Encima, parecen que se van hasta a liar, suponemos que debido a la falta de opciones. Con las ganas que tengo de que lleguen a donde sea, me da igual a estas alturas, ahora los raptan los hombres de Lord Bolton y los desvían todavía más. Me desespero... Se que nos están preparando una de las escenas más esperadas por los fans de los libros, pero ¿es necesaria tanta dilación?
  • Joffrey y Margaery Tyrell: No hemos visto grandes maldades del villano más odioso de la televisión, si acaso brevemente al final del sexto episodio. Su prometida se lo está camelando a él y a todo el que le rodea. Esta chica si ha sido una interesante añadidura a la serie, aunque no sabemos si al final será mala malísima o tiene buen corazón como aparenta. Ella si se está llevando un agradecido tiempo en pantalla, sea buena o mala es un personaje muy interesante de momento. 

  • Cersei y Tyrion: Las intrigas de los dos hermanos sí merecen que la serie se centre en ellos. Buenos diálogos y de los pocos que hacen que la cosa se ponga interesante. Avisaron que Tyrion no saldría mucho, pero visto lo visto podría ser peor, no me quejo. Aun así, las mejores líneas del guión se las está robando la vieja Olenna Tyrell.
  • Lord Tywin: Éste si es un personaje que debería ocupar la pantalla continuamente. Y si lo juntamos con sus hijos Tyrion o Cersei, para que pedir más. Qué grandes momentos cuando les da el rapapolvo a estos dos. Un personaje bien construido de los pies a la cabeza y un actor que sabe cómo llevarlo a la pantalla. Qué pena que su tiempo nos lo roben en otras historias menos brillantes. De todas formas, el personaje parece cobrar relevancia conforme avanzan los capítulos, puede que debido a que por fin ha terminado de escribir cartas.

  • Samwell y la parturienta: Vaya planchazo me he llevado con este personaje, Samwell. Nos cierran la segunda temporada con los caminantes blancos y este tipo, dejándonos creer que veríamos impresionantes batallas entre ellos. Pues de batallas nada y de caminantes zombies menos, en lo que llevamos de temporada. Pero más absurdo es que a este pobre le exige una que acaba de parir que salve a su niño, no sabemos en base a qué, porque el padre seguro que no es. No entiendo el tiempo que dedican a este chico que sólo se dedica a balbucear y a caerse. Que sea inocente no lo hace interesante. 
  • Lord Varys y Meñique: El eunuco y el intrigante Lord Baelish sí que se merecen no ya más tiempo en pantalla, sino su propia spin-off para dejarlos hablar y actuar. Un gustazo las reflexiones de Lord Varys, va ganando más y más interés conforme lo vamos conociendo. Y de Meñique, no sabemos qué esperar, lo cual suele ser bueno. Imprescindibles, al menos por ahora. Queremos más y más. La rivalidad entre ambos personajes se acrecienta, por lo que posiblemente nos tengan reservados grandes escenas con ellos de protagonistas. 

  • Theon Greyjoy: Primero lo torturan, después lo sueltan, y luego lo torturan otra vez. ¿Cuánto tiempo para este personaje odioso que no acaba de despertar mucho interés ni por supuesto ninguna simpatía? Contadme lo mismo en menos tiempo y dedicad ese ahorro a escenas con con personajes que sí merecen nuestra atención. Tanto paseo por el bosque, que parece el verdadero protagonista esta temporada, y varios capítulos para ese desenlace que se veía venir desde que fuera rescatado por el sádico Ramsay Snow. Que estaría muy bien, si la temporada tuviera más horas de metraje. Pero no las tiene, desgraciadamente.
  • Daenerys, los dragones y sus enamorados: Ella sí. Ella se merece la serie entera. No me digáis que el mejor momento de la temporada por ahora no ha sido esa liberación de esclavos a lo Spartacus con esos dragones ya bastante creciditos y ese temible ejército, los Iluminados. Por cierto, alguno de los 8000 soldados esclavos digo yo que lo mismo prefería pasar del tema, quedarse liberado y no ir a la guerra por una rubia que acaban de conocer, porque ese consenso no lo he visto en mi vida ni para cobrar. Una escena épica de las que queremos ver más, pero que de momento no ha tenido quien la iguale. 

  • Stannis, el rey "dudas" y la bruja Melisandre "la parehumo": Que poco hemos visto a esta pelirroja, con lo impactante que suelen ser sus escenas y sus partos. En vez de ponernos a esta curiosa pareja, sorprendente como pocas, nos tragamos minutos y minutos de niños Stark por esos espesuras de Dios que por momentos parece que estamos viendo un documental sobre bosques. 

En fin, que no es más que la protesta de alguien que no recibe suficiente dosis de Juego de Tronos y que ve como el paquete se acaba hasta el año que viene. Así que cuando los seguidores de la saga de George R. R. Martin me troleeís hasta en el cielo de la boca por este artículo, tendréis que explicarme que esta tranquilidad es imprescindible para entender lo que vendrá después. No se me escapan los excelentes comentarios que nos están dejando en las reseñas de los episodios la gente que se ha leído los libros. Pero entended que como simple espectador, creo que no necesito ver cuatro sueños de Bran para entender que ve con los ojos de los animales, para luego ofrecerme solo dos escenas cortitas de dragones con las que me tengo que conformar. Diría que en lo que va de temporada, mi afecto vive de las rentas de las dos anteriores, salvo Margaery y su abuela, que tiene su gracia. El resto de personajes son tantos que hasta distinguirlos es complicado, no digamos desarrollar algo de afecto por ellos. Con lo poco que le cuesta a Martin liquidar a los protagonistas ya podría también dejar caer el hacha sobre los que van sobrando, o si no el, los guionistas que me tienen que condensar los libros en tan pocas horas.

Tenemos acumulación de nuevos trailers televisivos, así que vamos a ello. Por un lado, el de la sexta temporada de True Blood. Ya veremos si son capaces de levantar el interés de la misma, quitando tramas de relleno y centrándose en otras de más interés. Claro que habiéndose marchado el showrunner Allan Ball a Banshee, pocas esperanzas hay. Ojalá que sí. Luego, el tráiler de La Reina Blanca, de la que ya os hablamos, que está co-producida por BBC One y Starz, que nos ha dado grandes alegrías (Spartacus) y grandes trufas (Da Vinci´s Demons). Veremos en qué queda este verano.


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget