3/4/2013

5 MUERTES TELEVISIVAS QUE HUBIERAMOS QUERIDO EVITAR

Muertes en las series hay muchas, y si sigues The Walking Dead o Boardwalk Empire, todavía más. Pero esta lista va de esas muertes que han dolido más que cualquier otra. Son personajes protagonistas cuyo fallecimiento, esperado o no, se nos ha quedado grabado por lo sufridas, injustas o dolorosas que fueron. Es más, pensamos que todavía podían aportar mucho a la serie y no tuvieron oportunidad. Os dejamos con 5 de esos fallecimientos que hubíeramos querido evitar.

SPARTACUS/CRIXUS (Manu Bennet): Sabiendo que al final la revolución que pretendía Spartacus fracasó, y que sus hombres se dividían en dos bandos, no podía haber otro final para Crixus que la muerte a manos de los romanos. Lo terrible es que haya tenido que ser precisamente la mano del romano más odioso de la serie, Tiberius. Llevamos cuatro temporadas contando la precuela disfrutando con el personaje, más incluso que con el protagonista. Por eso nos ha dolido verlo casi tanto como a su novia, Naevia. Ya que la historia no está muy clara, y más si la escribieron los ganadores, ¿no podían haberse salvado de alguna manera?
TE RECORDAREMOS ASÍ, Y TE SEGUIREMOS VIENDO EN ARROW
JUEGO DE TRONOS/NED STARK (Sean Bean): Esta hizo que los menos expertos en series de calidad se sorprendieran de que se cargaran al protagonista de manos de uno de los villanos más odiosos de la televisión. Se montó una buena, incluso amenazas de que no iban a seguir viendo la serie... Cuando Ned tenía la espada encima, ya supe que ningún acontecimiento de última hora lo iba a evitar. Juego de Tronos es así. Pero no por eso hubiera dejado de desear que algo lo hubiera evitado.
SI, NED, MAS O MENOS COMO ESA ERA LA ESPADA QUE TE DECAPITÓ
BOARDWALK EMPIRE/JIMMY DARMODY (Michael Pitt): Nucky Thompson lo crió casi como a un hijo. Pero el exceso de ambición del chico, propia o inculcada, le buscaron su fin. No estaba hecho para ser un mafioso por más que eso decepcionara a su desequilibrada madre. Perder a su mujer por sus tejemanejes, asesinar a su padre alentado por su madre, el abuso de los estupefacientes y el fallido intento de matar a Nucky Thomson fueron demasiado para él. Así que fue a una cita que sabía lo que le deparaba. Aunque la pistola la disparó Nucky, aquello pareció un suicidio del propio Jimmy. Todavía le echamos de menos.
ENTRE UNOS Y OTROS ME VAIS A MATAR
THE WALKING DEAD/SHANE (Jon Bernthal): En TWD han muerto ya muchos protagonistas, de acuerdo. Pero esta muerte fue especialmente dolorosa. No sólo porque el personaje era uno de los motores de la serie, sino porque en un par de episodios lo volvieron loco para que no nos enfadáramos porque Rick le asesinara y su hijo lo rematara. Pero con muchos de nosotros no coló. Un final indigno de quien supo tomar decisiones que un entonces debilitado Rick no era capaz. A ver si Shane no habría liquidado al Gobernador a estas alturas...
NO ME QUIERO NI ACORDAR DE ESTA INFAMIA
LOS TUDOR/THOMAS MORO (Jeremy Northam): Evitó muchas chaladuras de Enrique VIII desde el primer episodio. Su humanidad, honestidad y pensamientos avanzados le hicieron nuestro favorito en la serie. También quemó en la hoguera a alguno que no pensaba como él, pero se lo dejamos pasar. Lo que fue terrible fue la condena por no querer firmar el juramento para dejar que Enrique VIII se casara con Ana Bolena: ser arrastrado por caballos mientras le sacaban las tripas... Finalmente, Enrique tuvo piedad y lo dejó en una simple decapitación. Tanto el rey como nosotros nos seguimos acordando de él hasta el final de la serie.
TE DIGO UNA COSA...ERES UN PEDAZO DE CABRÓN
Fuente imágenes: sensacine

ORPHAN BLACK: EPISODIO 1X01. LA CRITICA

Orphan Black es la nueva serie de ciencia ficción del canal BBC América. Este primer episodio comienza de la forma más brutal. Una chica normal sale del tren. Se queda mirando a otra que la mira fijamente justo antes de lanzarse a las vías para suicidarse. Pero lo más impactante no es eso, sino que la chica fallecida tenía el mismo aspecto que nuestra protagonista. A partir de aquí, empezamos a conocer a Sarah (Tatiana Maslany) y su problemática vida. Tan problemática, que hasta te preguntas si no hubiera tenido casi más motivos para suicidarse que su gemela, Becka. El enganche es muy bueno, porque te atrapa en esos primeros minutos y ya quieres saber por qué se ha suicidado, y, obviamente, por qué quería que ella lo viera. 
SARAH ES UNA CHICA NORMAL COMO LA VIDA MISMA
Sin embargo, en este capítulo no hace acto de presencia la ciencia ficción que nos anuncian en la serie. Por un momento, casi parecería que estamos presenciando la típica película de cambio de identidades. Afortunadamente, no hay lugar apenas para el humor ni mucho menos un romance como suele pasar en estas historias bobaliconas, donde una chica pobre usurpa la vida de otra rica a la que se parece, y al final se enamora de su novio que estaba a dos velas. En este caso, te sientes angustiado como la protagonista, ya que, al igual que ella, tampoco sabes qué es lo que está pasando, y te ves tan desconcertado como ella. No hay un momento en que la pobre pueda disfrutar su situación, pues sólo pretende sacar el dinero que pueda y desaparecer. Los secundarios son algo tópicos por ahora: el amigo gay, el ex-novio macarra y el compañero policía. Del novio de gimnasio que apenas tenía relaciones con la original, ni hablamos.
VAYA MARRÓN TENÍA EN EL TRABAJO LA QUE SE TIRÓ AL TREN... ¿SERÍA POR ESO QUE SE SUICIDÓ?
Sin embargo, este piloto sólo está para ponernos en situación y presentarnos a los personajes. Nada podemos aventurar de cuales son las razones de los distintos misterios que se nos van planteando hasta el final, ni las claves que ahora mismo no sabemos entender. Y hay que reconocer que engancha. 

La serie no puede negar que es de producción británica por mucho que hablen en dólares. Disimulan los pocos escenarios con diálogos entretenidos y más o menos mundanos. Tiene la seriedad propia de las mismas y está bien rodada a pesar de no hacer alarde de grandes medios. Me ha recordado mucho al estilo visual y las temáticas de Black Mirror, incluso la protagonista es similar a otras que aparecieron en algunos de sus episodios. Solo que en este caso, no se resuelve todo en un capítulo, así que podremos profundizar tanto en los protagonistas como en las diversas tramas. El piloto merece la pena, pero es pronto para averiguar si la chica se quedará en esta nueva vida, si tendrá que huir, o si irán apareciendo más protagonistas en la trama. De ello depende que esta serie consiga mantener nuestro interés o termine siendo una idea que, como en Black Mirror, hubiera tenido bastante con un episodio para contarnos lo que merecía la pena. Seguiremos atentos a ver cómo se desarrolla.