LOS DEFENSORES: 4 CONTRA LOS DIOSES, DE ENGLEHART Y BUSCEMA. LA CRITICA

Uno de las alineaciones de superhéroes mas extrañas y atípicas del Universo Marvel es, sin duda, Los Defensores, tanto que se les ha llegado a denominar como "no-grupo". Las razones para que fueran llamados así son, en primer lugar, la disparidad de sus componentes que, en su primera época, fueron Estela Plateada, Dr. Extraño, Hulk, Namor y Valkyria. En segundo lugar, pero como razón mas importante para ser conocidos como "no-grupo", estaba el hecho de que sus miembros no constituían un grupo estable, sino que se alineaban solo en casos puntuales, evitando el forjar entre ellos unos lazos demasiado fuertes.

Tras breves apariciones en la colección Marvel Feature, la colección de Los Defensores apareció en los kioscos en mayo de 1972, siendo uno de los primeros grupos de superhéroes de La Casa de las Ideas en surgir en esta década. El tomo de Panini Los Defensores: Cuatro contra los Dioses recopila los ocho primeros números de la colección, guionizados por Steve Englehart y con un maravilloso Sal Buscema a los lápices. La colección llegaría a contar con 152 números.


En el primer número de la colección, una pareja de héroes tan improbable como Dr. Extraño y Hulk deben enfrentarse al villano Necrodamus para liberar a Namor de sus garras. La lucha contra este ser maligno pondrá en marcha, sin que nuestros héroes lo sepan, una cuenta atrás que podría suponer el fin del mundo, un hilo argumental que no veremos resuelto hasta el número #5 de la colección y que ya procede de las aventuras del grupo en la citada colección Marvel Feature.

El segundo número se centra en la búsqueda de Estela Plateada, quien finalmente accederá a integrarse en Los Defensores a cambio de la promesa del Dr. Extraño de hacer todo lo posible para lograr que el antiguo heraldo de Galactus pueda regresar a su planeta natal. Uno de los miembros de Los Defensores que mas vehementemente reniegan de la condición de grupo como tal es Namor, quien deja claro que no está ni desea estar atado a ninguna formación de superhéroes. Hulk, con su limitado intelecto, se limita a colaborar con su fuerza bruta, siendo Stephen Strange en quien menos confíe del grupo.

Es en el tercer número de la colección, titulado Cuatro contra los Dioses, donde Los Defensores cosechan su victoria mas amarga. Tras intentar liberar a una antigua ayudante del Dr. Extraño de las garras de un terrible ente de la dimensión mística, nuestro héroes comprueban con horror que al cortar los lazos de la criatura con la chica esta enloquece. Es uno de los primeros fracasos del grupo y algo inusual en los cómics Marvel de la época, donde lo normal era que todas las aventuras terminaran con un final feliz. Esto pone de manifiesto la falta de liderazgo de Extraño, quien se ve incapaz de impedir que Estela abandone el grupo y Hulk no termine de confiar en el.


En el siguiente número, Los Defensores se enfrentan de nuevo a un villano podríamos decir genérico, un hechicero que controla la mente del Verdugo, enemigo de Thor, y que mantiene cautiva nada menos que a la Encantadora y al Caballero Negro, miembro este de Los Vengadores. Esta historia supone el regreso de Valkyria al Universo Marvel, quien ya había tenido anteriormente dos encarnaciones distintas. El propio Englehart afirmó en su día que decidió introducir este personaje "para dar mas textura al grupo".  Lo que se dice un toque femenino, para entendernos.

En el número cinco de la colección, Englehart recurre de nuevo al ya algo manido recurso de la desaparición de alguno de los miembros del grupo como leit motiv de la historia. Esta vez le toca el turno a Namor y Hulk, raptados otra vez por un villano "de marca blanca" y usados para desencadenar el fin del mundo. En esta historia aparece Namorita, prima del príncipe de Atlantis y que había visto la luz por primera vez hacía solo un año, en junio de 1972, creada por el guionista Bill Everett, autor que fallecería precisamente en febrero de 1973. En esta historia es Valkyria la protagonista y la que destruye la amenaza, aportando, como Englehart deseaba, algo mas de "textura" a un grupo con demasiada presencia masculina.


La siguiente historia supone el regreso de Norrin Radd al "no-grupo" y la aparición de un villano habitual en la colección del Dr. Extraño: Cyrus Black, alias Demonio Encarnado. Black no pasa de ser otro de los villanos de segunda que hemos visto desfilar por la colección. Sin embargo, y a pesar de ser un villano de segunda o tercera fila, Black se convierte en una seria amenaza para el grupo. Pero lo mas interesante es la visión que nos ofrece el guionista de Black tras su inevitable derrota, un hombre patético que se cuestiona el seguir con su cruzada maligna a la vista de sus continuos fracasos como villano. Es una interesante reflexión que plantea Englehart acerca de como es posible que los villanos del Universo Marvel vuelvan una y otra vez a enfrentarse con los héroes a sabiendas de que su derrota es algo seguro. Un planteamiento interesante que auguraba una nueva manera de enfocar las historias  y los personajes Marvel en años siguientes.

En ¡Guerra Bajo las Olas!, un nuevo miembro se une al grupo: Ojo de Halcón. Clint Barton, desencantado de su paso por Los Vengadores y decepcionado por otras compañías menos recomendables. Es curioso que por aquellos entonces Natasha Romanoff y Daredevil fueran pareja y que este último no se tomara demasiado bien que el antiguo novio de Viuda Negra, Ojo de Halcón, fuera a pedirle ayuda a esta. Pero no nos desviemos de la historia principal, cuyo villano esta vez es Attuma, un atlante empeñado en conquistar el mundo de la superficie. El aliado de Attuma no es otro que El Fantasma Rojo, un villano habitual en las páginas de Iron Man y Los 4 Fantásticos. La adición de Ojo de Halcón al grupo supuso un soplo de aire fresco, con sus comentarios jocosos y sus continuos chistes, una versión muy distinta del personaje que hemos visto en las películas de Marvel Studios.


Con el número ocho concluye la historia sobre Attuma y también el tomo recopilatorio. Esta primera etapa de Los Defensores entra en la categoría de material imprescindible para cualquier amante de los cómics Marvel. Si bien esta primeras aventuras no tiene demasiada trascendencia ya que se nos presentan villanos demasiado genéricos y de poco peso, es todo un placer recrearse con el sensacional dibujo de Sal Buscema, hermano pequeño de otro grande de esta época de La Casa de las Ideas, John Buscema. Y aunque no tenemos arcos argumentales que ocupen varios números, limitándose poco mas que a presentarnos al villano del mes, las aventuras son lo suficientemente entretenidas como para que el tomo sepa a poco. 

Los siguientes números escritos por Englehart sobre Los Defensores pertenecen al crossover "La Guerra Defensores-Vengadores" así como los números #9 al #11. Desde el número #12 de la colección hasta el #18 se hizo cargo de los guiones Len Wein, con un solo número escrito por Chris Claremont, el #19, antes de que tomara las riendas de la colección Steve Gerber en el #20. Durante veintiún números Gerber llegaría a introducir en la colección incluso a Los Guardianes de la Galaxia y personajes olvidados de la era pre-Marvel de Timely y Atlas Cómics. Esperemos que estos cómics sean editados como se merecen en España y que este tomo de Los Defensores sea el primero de una colección  donde redescubramos un periodo tan fértil e interesante de los cómics Marvel como fueron los años 70.

MARVEL GOLD. LOS DEFENSORES: 4 CONTRA LOS DIOSES
Editorial Panini
Edición original: Defenders #1-8 USA
Guión: Steve Englehart
Dibujo: Sal Buscema
Libro con solapas, 176 páginas, color
Precio: 14 €



Publicar un comentario en la entrada

Imprscindible reedicion! todo lo que sea del DrExtraño es bien recibido.

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget