LADRON DE GUANTE BLANCO (WHITE COLLAR) : POR SU CARA BONITA

Neal Caffrey (Matt Bomer) es un ladrón capaz de robar el protagonismo al más pintado. Él solito (bueno, con la ayuda de su mirada) llena la pantalla. Si no fuera por la profesionalidad de su compañero de serie Tim DeKay en el papel del agente del FBI Peter Burke, serían exclusivamente para Bomer todos los aplausos que esta serie se está llevando. Es más, es gracias a Ladrón de Guante Blanco que ha conseguido la aclamación popular como el favorito para interpretar al protagonista de 50 Sombras de Grey.
 
¿Pero qué nos cuenta esta serie que podría parecer otro procedimental más? El agente Peter consigue atrapa a Neal después de estar años tras él. Éste es un extraordinario falsificador que usa sus dotes artísticas para falsificar y robar sobre todo obras de arte. Tras necesitarle para cerrar un importante caso, Peter decide arreglar los papeles para convertirlo en una parte más del equipo, eso sí, con tobillera. Pero esto no será tan sencillo como si de repente Neal se hubiera hecho de los buenos. Desde el principio, ambos dos se dedican a engañarse mutuamente, Neal por deformación profesional, el otro porque es su trabajo. Cada uno sabe perfectamente que no se puede fiar de las andanzas del otro, y sin embargo, confían en la amistad que, a lo largo de cuatro temporadas, han ido afianzando.
COMO VEIS TODOS VAN MUY LIMPITOS
En medio de este enredo, tenemos a la esposa de Peter, Elizabeth (Tiffani Thiessen), siempre tan divina, y el amigo de NealMozzie (Wilie Garson). Éste último es el clásico contrapunto del héroe, que aunque en todo ve teorías conspiratorias, al menos lo compensa siendo un experto en medidas de seguridad, de manera que  consigue amañar la tobillera.
NEAL TIENE SOBRE SÍ EL PELIGRO DE VOLVER A LA CÁRCEL
Neal, además, resulta ser hijo de un policía desaparecido, por lo que fue criado en protección de testigos. Un misterio que resolvió hace poco, encontrando a su padre (Treat Williams) para que de nuevo le decepcione. También pierde a su última conquista ya que sus caminos se separan por trabajo. No le costará encontrar compañía de nuevo.


Ladrón de guante blanco

Si todo va bien, la quinta temporada deberíamos empezar a disfrutarla después del verano. Comenzará justo al contrario de cómo comenzó la serie: con Peter entre rejas. Neal tendrá que devanarse los sesos para liberar a su amigo del cargo de asesinato de un senador, muerto en legítima defensa por el padre de Neal que, muy en su línea, huye de la escena del crimen dejando el marrón a su hijo. No lo tendrá fácil cuando tiene al enemigo en el propio FBI, la nueva jefa de PeterAmanda Callaway (Emily Procter), que tiene mucho que contar. También vamos a contar con la guapa Bridget Regan (La Leyenda del Buscador), cuya mirada es de las pocas que pueden competir con la de Matt Bomer.
¿CAMBIARÁ BRIDGET UN GUAPO POR OTRO?
En fin, una serie que sigue adelante gracias a unos guiones estudiados para que a la vez que se resuelven casos, Mozzie y Neal confabulen con cajitas, llaves y hasta submarinos, intentando mantener en la inopia al mismísimo FBI. A poco que la veáis comprobaréis que la estética es fundamental en el encuadre de esta serie, pero no sólo por ello, ha conseguido llegar a su quinta temporada siendo algo más que un simple procedimental y, no sólo por su cara bonita.

Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget