ORPHAN BLACK: EPISODIO 1X01. LA CRITICA

Orphan Black es la nueva serie de ciencia ficción del canal BBC América. Este primer episodio comienza de la forma más brutal. Una chica normal sale del tren. Se queda mirando a otra que la mira fijamente justo antes de lanzarse a las vías para suicidarse. Pero lo más impactante no es eso, sino que la chica fallecida tenía el mismo aspecto que nuestra protagonista. A partir de aquí, empezamos a conocer a Sarah (Tatiana Maslany) y su problemática vida. Tan problemática, que hasta te preguntas si no hubiera tenido casi más motivos para suicidarse que su gemela, Becka. El enganche es muy bueno, porque te atrapa en esos primeros minutos y ya quieres saber por qué se ha suicidado, y, obviamente, por qué quería que ella lo viera. 
SARAH ES UNA CHICA NORMAL COMO LA VIDA MISMA
Sin embargo, en este capítulo no hace acto de presencia la ciencia ficción que nos anuncian en la serie. Por un momento, casi parecería que estamos presenciando la típica película de cambio de identidades. Afortunadamente, no hay lugar apenas para el humor ni mucho menos un romance como suele pasar en estas historias bobaliconas, donde una chica pobre usurpa la vida de otra rica a la que se parece, y al final se enamora de su novio que estaba a dos velas. En este caso, te sientes angustiado como la protagonista, ya que, al igual que ella, tampoco sabes qué es lo que está pasando, y te ves tan desconcertado como ella. No hay un momento en que la pobre pueda disfrutar su situación, pues sólo pretende sacar el dinero que pueda y desaparecer. Los secundarios son algo tópicos por ahora: el amigo gay, el ex-novio macarra y el compañero policía. Del novio de gimnasio que apenas tenía relaciones con la original, ni hablamos.
VAYA MARRÓN TENÍA EN EL TRABAJO LA QUE SE TIRÓ AL TREN... ¿SERÍA POR ESO QUE SE SUICIDÓ?
Sin embargo, este piloto sólo está para ponernos en situación y presentarnos a los personajes. Nada podemos aventurar de cuales son las razones de los distintos misterios que se nos van planteando hasta el final, ni las claves que ahora mismo no sabemos entender. Y hay que reconocer que engancha. 

La serie no puede negar que es de producción británica por mucho que hablen en dólares. Disimulan los pocos escenarios con diálogos entretenidos y más o menos mundanos. Tiene la seriedad propia de las mismas y está bien rodada a pesar de no hacer alarde de grandes medios. Me ha recordado mucho al estilo visual y las temáticas de Black Mirror, incluso la protagonista es similar a otras que aparecieron en algunos de sus episodios. Solo que en este caso, no se resuelve todo en un capítulo, así que podremos profundizar tanto en los protagonistas como en las diversas tramas. El piloto merece la pena, pero es pronto para averiguar si la chica se quedará en esta nueva vida, si tendrá que huir, o si irán apareciendo más protagonistas en la trama. De ello depende que esta serie consiga mantener nuestro interés o termine siendo una idea que, como en Black Mirror, hubiera tenido bastante con un episodio para contarnos lo que merecía la pena. Seguiremos atentos a ver cómo se desarrolla.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]