4/5/2011

CRÍTICA: X-MEN ADVENIMIENTO (SECOND COMING)


VIÑETA DE DAVID FINCH
  Cuando ya casi había perdido la fe en los actuales guionistas de las múltiples series mutantes, aparecieron Craig Kyle y Chris Yost. Estos dos guionistas fueron en su día, hace casi dos años, los responsables del crossover entre series mutantes Complejo de Mesías (Messiah Complex) que, en unos catorce números (los mismos que Advenimiento) contaban el nacimiento de Hope, la primera mutante desde el funesto Día-M. Aquel fatídico día, la Bruja Escarlata decidió borrar para siempre de la existencia a su raza, el homo superior.

  Advenimiento, Second Coming, no solo está a la altura de Complejo de Mesías sino que, a mi parecer lo supera en cuanto a entretenimiento y relevancia. El evento comienza en X-Men Second Coming: Prepare One Shot, con guión de Mike Carey (X-Men Endangered Species) y un estupendo dibujo de Stuart Immonen (Superman: Identidad Secreta). En la misma grapa editorial Panini incluye el X-Men Second Coming #1 guionizado por los dos guionistas arriba mencionados y con lápices de un cada vez más parecido a Marc Silvestri, David Finch.

  La historia comienza con la llegada desde el futuro donde se hallaban refugiados, de Cable y Hope, la niña mutante nacida tras el Día-M. Nada más llegar serán perseguidos por todo tipo de organizaciones anti-mutantes, como los Risitas (grupo racista pertrechado de unas peculiares armaduras de combate) o la Liga Sapien. Cíclope, en cuanto tiene noticia de la llegada de su hijo y Hope, manda a todos los operativos que tiene a protegerlos cueste lo que cueste. Es aquí donde aparecen las primeras fisuras entre las filas mutantes a la hora de emprender acciones “expeditivas” contra los fanáticos racistas, sobre todo Rondador, Bestia y Tormenta.

VIÑETA DE DAVID FINCH
  Kyle y Yost recuperan el sabor añejo con villanos como Bastión (amalgama entre Centinela Nimrod y Molde Maestro), Stephen Lang, Bolívar Trask (artífice de los centinelas), Graydon Creed, el Reverendo William Stryker (Dios ama, el hombre mata) y Cameron Hodge.

  El capítulo 2 pertenece a la colección Uncanny X-Men, con guión de Matt Fraction y arte de Terry Dodson. A ver, no me parece que Fraction esté haciendo un buen trabajo con la Patrulla X. Y, claro, en este crossover  no iba a mejorar. Aunque ha de seguir una línea argumental general, los diálogos son planos, aburridos y, lo que es peor, discordantes con el tono dramático de la historia. La tensión dramática del evento, donde las muertes y demás desgracias están a la orden del día, requieren un nivel que Fraction parece ignorar. En ciertos momentos, los diálogos producen incluso sonrojo de lo fuera de lugar de lo que están. Los números de la saga escritos por el son los peores sin duda alguna: Uncanny X-Men #523, #524 y #525.

  El dibujante de Uncanny X-Men, Terry Dodson, a pesar de no hacerlo mal, no creo que sea el más adecuado para la historia que nos ocupa. Determinados gestos de sus personajes hacen que la narración se haga todavía menos creíble. Eso unido a su estilo cercano al manga o al cartoon convierten en anticlimáticos los números de Advenimiento dibujados por él.


PÁGINA DE TERRY DODSON
  El capítulo 3 discurre en New Mutants Vol. 4 #12, con guión de Zeb Wells y dibujos de Ibraim Roberson. El guión de Wells, más dinámico y con altas dosis de dramatismo, contrasta con el de Fraction, mucho más basado en diálogos vanos y poca acción. En cuanto a los dibujos de Roberson, ¿qué decir? Muy buenos, de estilo realista, casi ilustraciones, por encima de otras estrellonas de la Marvel.

  X-Men: Legacy #235 contiene el cuarto capítulo de Second Coming, con guión de Carey y un Greg Land a los lápices con las posturitas a las que nos tiene acostumbrados. En algunas viñetas no soy capaz de distinguirlo de Terry Dodson, pues la manera que tienen de dibujar a sus pin-ups son muy parecidas.

  El capítulo 5 transcurre en X-Force, Vol. 3 #26, con Kyle y Yost contando la historia bastante bien y un Mike Choi en estado de gracia. Este genial ilustrador, proveniente de la editorial Top Cow, es una figura a seguir. Su estilo realista pero al que no le falta dinamismo, lo que no puede decirse de otros artistas similares, sienta como un guante a la dura historia que se está contando. Además ha tenido el “privilegio” de ilustrar la muerte de uno de los mutantes más carismáticos del Universo Marvel, cuya identidad no desvelaré, a pesar de que ya muchos la sepáis.

PÁGINA DE IBRAIM ROBERSON
  Tras un prescindible número de la Patrulla X con guión de Fraction (cap. 6) nos encontramos con el capítulo 7 de Advenimiento en New Mutants Vol. 4, #13, de nuevo con Zeb Wells a cargo de la historia e Ibraim Roberson con unos impresionantes dibujos. La historia sigue plagada de acción a raudales solo interrumpida por los plomizos números de Fraction. El número de bajas entre las filas mutantes llega a ser sobrecogedor, tanto en forma de muertes como de mutilaciones varias. El capítulo 8 se desarrolla en X-Men: Legacy #236, con un competente Carey y un Greg Land haciendo de las suyas.

  Para no hacerme repetitivo aquí os dejo el checklist de los capítulos que faltan y que, básicamente están en la línea que he ido comentando en cada colección:

  • Capítulo 9: X-Force, Vol. 3, #27, de Kyle, Yost y Choi.
  • Capítulo 10: Uncanny X.Men #525, de Fraction y Dodson.
  • Capítulo 11: New Mutants, Vol. 4, #14, de Wells, Roberson, Medina y Fox
  • Capítulo 12: X.Men: Legacy #237, de Carey y Land.
  • Capítulo 13: X-Force, Vol. 3, #28, de Kyle, Yost y Choi
  • Capítulo 14:  X-Men Second Coming 14 One Shot, de Wells, Carey, Kyle, Yost, Fraction, Roberson, Ribic, Land y Dodson.

  La historia se desarrolla básicamente al nivel que he ido desgranando en las diversas colecciones. El clímax de la historia culmina con la muerte de otro importante personaje, con años de trayectoria en las franquicias mutantes. Aunque hoy día los ejecutivos de la Marvel se otorgan el don de resucitar a los muertos cuando les venga en gana, el ver a ciertos personajes morir en un cómic es siempre impactante. Las disensiones en el grupo liderado por Scott Summers por sus métodos necesarios pero poco ortodoxos hacen que otra importante figura diga adiós a la Patrulla X. El cambio de actitud de Cíclope debido a las circunstancias extremas en las que se ven envueltos los últimos mutantes hace más interesante al personaje. Summers ha pasado de ser el segundón de Xavier o Tormenta a ser el líder de una raza que está abocada a la extinción, con las decisiones que ello conlleva.

  En resumidas cuentas, un crossover que se disfruta enormemente y que me trae gratos recuerdos de tiempos pasados para los cómics de mutantes. Los viejos enemigos, reciclados para la ocasión, las impactantes muertes, las desiguales batallas, convierten a Advenimiento en una rara avis entre tanto cómic mediocre.