Hace unos días terminé de leer el libro escrito conjuntamente por el cineasta Guillermo del Toro y el escritor Chuck Hogan. Bueno, eso de conjuntamente... La verdad es que el libro se deja leer a pesar de lo que podría parecer a simple vista. A veces los prejuicios no nos dejan ver o leer obras interesantes por el hecho de estar presentadas como: "Del aclamado director..." o "del premiado escritor..." Los libros que presentan estas frases en su portada suelen dar una impresión de haber sido escritos "ad hoc", prefabricados para su consumo en masa con el marchamo que garantizan los nombres prestigiosos en su portada.

Nocturna es una historia más sobre vampiros y no supone ninguna novedad sobre el sobadísimo tema, pero es entretenido. O por lo menos eso me ha parecido a mi. Al ser el primer libro de una trilogía la trama deviene en previsible casi a mitad del libro, esperándonos un final completamente abierto, como ciertamente ocurre. Esta novela parece haber sido escrita por Chuck Hogan a imagen y semejanza de un guión cinematográfico pergeñado por Del Toro.

La novela no empieza mal y desde el inicio nos vamos encontrando guiños más o menos claros a otras obras. Un ejemplo sería el nombre de uno de los protagonistas, el viejo judío mata-vampiros Abraham Setrakian, claramente un anagrama de Bram Stoker, el genial irlandés creador de Drácula. Otro guiño clarísimo es el nombre escogido por Del Toro para el villano de turno: Eldritch Palmer. Se trata de un claro homenaje a la novela del gran Philip K. Dick Los Tres Estigmas de Palmer Eldricht. Lo cierto es que no tengo ni idea de por qué han escogido ese nombre para ese personaje en cuestión, habría que releer la novela de Dick.

THE STRAIN

Nocturna está plagada de clichés vampíricos y no tan vampíricos. Enseguida me chocó lo manido de la familia del protagonista: típico separado con hijo super inteligente y esposa cabrona. ¿Es que no hay más tipos de familias? Lo del padre divorciado está ya muy visto, la verdad. El personaje del Maestro me recordó poderosamente a Nosferatu o a ese terrorífico vampiro creado por Stephen King en El Misterio de Salem's Lot. Otro cliché es el del viejo judío superviviente de los campos de exterminio nazis. ¿En cuántas películas, novelas y cómics hemos visto ya al mismo personaje?

La traducción del libro merecería un capítulo aparte. La novela ha sido traducida por un sudamericano, lo cual no es malo en sí. Lo malo es que la editorial supone que el castellano que se utiliza en México o Argentina es el mismo que el utilizado en España y no se han molestado ni en revisar la traducción para el mercado español. Esto se nota en muchas expresiones y giros que usan los personajes que no son propios de los españoles. La traducción debe hacerse conforme al país de publicación sin dar por sentado que todos hablamos igual y que las palabras significan lo mismo a un lado y otro del Atlántico.

A pesar de las carencias narrativas, estilísticas y de contenido de Nocturna, la novela se deja leer. Aún así que no esperen que compre el siguiente libro de La Trilogía de la Oscuridad, con el primero ya me basta.