Batman e Hijo, de Grant Morrison. La Crítica

La llegada de Grant Morrison a la cabecera de Batman supuso toda una revolución para los aficionados a los cómics del hombre murciélago. Además, se aseguraron de ofrecerle dibujantes de primera línea de la época, algo muy disfrutable para el lector. Tras su estelar paso por los Nuevos X-Men, entre otros, que disfruté enormemente, estaba por ver cómo pondría boca abajo (nunca mejor dicho) al personaje estrella de DC. Es innegable que su paso generó mucha polémica, pero ahora toca analizar el tomo que ahora edita ECC Ediciones y que recoge el comienzo de su etapa, e incluye la aportación más duradera de Morrison a Batman: un hijo, Damian. ¿Cómo se vive ahora recuperar esta etapa clave en la mitología de Batman?

Batman e Hijo, de Grant Morrison

Es evidente que Grant Morrison tenía un plan a largo plazo para Batman, el cual iba desgranando poco a poco desde el principio, aunque en una primera lectura no fuéramos capaces de detectar qué nos quería decir. La recopilación de ECC comienza con los dos números de la saga 52 más dedicadas a la Batfamilia. Aunque no tenga una relación exclusiva con la historia de Batman e Hijo, se agradece el prólogo para aquellos que no tengan la colección 52, o los que, como yo, no recordábamos de una manera tan clara el origen de este Batman de Morrison.

Es evidente que Grant Morrison tenía un plan a largo plazo para Batman, el cual iba desgranando poco a poco desde el principio


Incluso el más acérrimo enemigo de su etapa, debe reconocer que el autor escocés se sumergió de lleno en toda la obra publicada de Batman. No es nada fácil, si tenemos en cuenta lo duro que resulta hoy día acercarse a los años más esperpénticos del personaje. Tras la introducción, Batman deja atrás su parte más atormentada. Sin embargo, todos parecen creer que Batman ha asesinado al Joker. En cambio, sigue trabajando con Tim Drake ejerciendo de Robin y de hijo adoptivo. Esto último es relevante a la hora de admitir su nuevo hermano. Morrison enfatiza la parte playboy de Bruce Wayne, y lo introduce en un romance con Jezebel Jet, una chica por la que tiene un verdadero interés. El dibujo de Andy Kubert fascinaba más en su momento, pero porque ahora muchos se le parecen. Sigue siendo espectacular, pero me impactó más cuando salió. Ofrece momentos impactantes que, sospecho, no requería de ayuda informática, o al menos era menos notable que ahora. 

EL RENACER DE BATMAN ES RECONDUCIDO POR MORRISON

Como suele ocurrir, la vida personal de Bruce Wayne acaba cruzándose con su labor como Batman. Morrison sabe insuflarle trepidancia y espectacularidad al personaje, algo que estaba bastante ausente en aquella época. A la vez, se aleja de mostrarnos un Batman superpoderoso, ya que lo hace morder el polvo en plena calle. Por cierto, muy acertado ese Batman hablando a pie de calle a los marginados, conociéndolos por su nombre y ofreciéndoles ayuda de la buena. Si Batman existiera, posiblemente haría eso en Gotham

En cuanto a la llegada del ya celebérrimo Damian, Morrison se inspira en una historia antigua donde Batman y Thalia Al Ghul comparten un breve matrimonio, donde engendran un hijo que Batman desconoce. Si bien en la historia se le daba otro destino, Morrison aquí se lo deja a Thalia para que lo críe para liderar la Liga de Asesinos. Y , claro, como bien sabemos, no es ningún spoiler, el niño es en suma insoportable. Los choques del recién llegado con Tim Drake, Batman o Alfred son bastante divertidos. No tanto los logros que el chico pretende hacer de cara a su padre...

Muy acertado ese Batman hablando a pie de calle a los marginados, conociéndolos por su nombre y ofreciéndoles ayuda de la buena


Lejos de ser un tomo de un solo tono, a pesar de tener continuidad con el guionista, Morrison recupera el Club de Héroes. Al  cambiar de dibujante, siendo ahora J.H. Williams III, tiene una atmósfera completamente diferente. Pretende contar una especie de Cluedo, pero  me resulta algo confuso. Además, al ser personajes desconocidos, no acaba de atraparme lo que me cuenta. Por otra parte, no se luce Batman previendo asesinatos... Entiendo la idea de Grant Morrison, pero prefiero su continuidad. 

DAMIAN PROTAGONIZA A UNA GRAN VELOCIDAD SU PROPIO ELSEWORLDS

Sabiendo el potencial de Damian, Morrison incorpora una historia especial futurista en la que las cosas no han ido demasiado bien para Bruce Wayne y quien se encuentra bajo la capa es el propio Damian. También El Joker aparece de una forma bastante inesperada. Guante Negro empieza a hacer sus apariciones, así como pequeños indicios de lo que le espera a Bruce.

Reconozco que con el tiempo he conseguido apreciar la etapa de Grant Morrison en la colección de Batman. Aportó ideas muy buenas, y otros momentos que me gustaron menos. Es, con la perspectiva de los años, una etapa que merece ser reivindicada e hizo avanzar al personaje. Este tomo, al no ser una historia lineal, incluye partes que me gustan más y otras que me convencen menos. Una buena oportunidad de empezar a recuperar una etapa clave en la historia de Batman.

BATMAN: BATMAN E HIJO
ECC Ediciones
Edición original: Batman núms. 655-658 USA, 663-666 USA, 52 núms. 30 y 47 USA
Guion: Geoff Johns, Grant Morrison, Greg Rucka, Mark Waid
Dibujo: Andy Kubert, Giuseppe Camuncoli, J.H. Williams III, Joe Bennett, John Van Fleet, Keith Giffen
Cartoné, 240 págs. A color. 
Precio: 23 €

Reseña de Batman e Hijo, de Grant Morrison, novedad de ECC Ediciones

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]