EL JUEGO DE ENDER. LA CRITICA

Dado que me leí la novela de El Juego de Ender, de Orson Scott Card, hace unos meses, ya sabía que me estaba adjudicando la crítica de esta película. En ella, viajamos al 2070, cuando la Tierra ha sido atacada por una especie alienígena, los insectores. Gracias a la inestimable labor de Mazer Rackham (Ben Kingsley), la humanidad se salvó, pero para prevenirse de un posible nuevo ataque, buscan sin descanso entre los niños a alguien que pueda sustituir a este gran héroe ante la posibilidad otro ataque. Ender Wiggin (Asa Butterfield) parece tener las cualidades requeridas. Por ello, el coronel Graff (Harrison Ford) lo recluta para entrenarlo en la escuela de batalla.
GRAFF ES MUCHO MAS PROTAGONISTA EN LA PELÍCULA QUE EN EL LIBRO
Hay películas que por alguna extraña razón cierta parte de la crítica y del público rechaza desde antes de verla, provocando una oleada de opiniones negativas en su estreno, que no se justifican cuando ves el film. Me temo que es el caso de El Juego de Ender, donde he visto mas aciertos que errores. Me parece una adaptación del libro bastante conseguida. Claro que han cambiado cosas. Para empezar, en la novela, Ender tiene 6 años cuando es reclutado, y unos 12 cuando tiene la batalla final. A ver como pones a unos críos tan pequeños en la película dándose palizas. El actor elegido, Butterfield, de 16 años, me parece excelente. Transmite la inteligencia, contención y sensibilidad del personaje, a la vez que, sin ser feo,  no es ningún guaperas, algo que seguramente no gusta mucho a los ejecutivos que debieron aprobar el muy bien aprovechado presupuesto de 110 millones de dólares con el que contó la película.
UN PERSONAJE QUE NO EXISTE EN EL LIBRO, CREADO PARA DAR CONVERSACIÓN A GRAFF
Aunque alguna cosa puede parecer poco explicada para quienes no han leído el libro, como cuando el hermano mayor de Ender le recrimina que es un tercero, sin hablar de la política obligatoria de dos hijos, en general la historia está bien desarrollada. Han quitado lo que yo esperaba que quitaran, como la aventura en la Tierra de sus hermanos transformándose en líderes de opinión política bajo pseudónimos en internet (o la ilusoria idea de Card de lo que sería un mundo conectado por ordenadores, un lugar de debate en vez de un sitio para ver videos tontos del Youtube). En el libro está bien porque profundiza en la realidad de la Tierra, pero no aporta nada al desarrollo de Ender. También que Graff se pone gordo, algo que un actor como Harrison Ford no iba a tolerar, y menos a estas edades. No han prescindido en cambio de la estrecha relación entre Ender y su hermana Valentina (Abigail Breslin). Ni tampoco del curioso videojuego del ratón, tan bien retratado por cierto aunque, como toda la historia, transcurre mucho mas rápido que en el libro, algo que debemos achacar a que todo hay que contarlo en menos de dos horas, algo que algunos parecen olvidar.
VISUALMENTE, LA PELÍCULA ESTÁ MUY LOGRADA
Siempre se dice que un libro es mejor que la película, casi siempre es cierto, y en este caso también. Pero poco se defiende a las películas cuando te ofrecen una grandeza visual que un libro no puede. Al menos yo, las batallas de Ender, aunque Card las describía con esmero en el libro, no podía imaginarlas tan bien como me las han mostrado en la película, y es algo que agradezco muchísimo. Todo el diseño de la cinta cumple a la perfección con lo que esperaba. Vale que chicos y chicas no compartían dormitorio, pero han respetado hasta la pelea con Bonzo Madrid (en el libro es español, algo que afortunadamente no aclaran en la película) se realiza en los baños, como en el libro. Otra cosa es que el casting de este personaje no ha sido nada afortunado, mejor un chaval con algo de volumen corporal que Moises Arias, ¿no?
ENDER Y QUIEN MÁS LE IMPORTA, SU HERMANA VALENTINA
Si es cierto que se ha añadido un personaje que no existía, la psicóloga Gwen Anderson (Viola Davis) para que Graff pudiera tener más protagonismo del que tiene e interactúe con ella, ya que en el libro Ender pasa años sin verlo. No pasa nada, es un buen personaje. En cuanto a Mazer Rackham, es un papel ideal para Ben Kingsley, apareciendo al final de la historia. Aunque por un lado me ha parecido que no han transmitido bien el sufrimiento de los chicos en esta etapa (las continuas batallas a todas horas, el no dormir, el agotamiento), sí que la batalla final ha sido muy emocionante y bien explicada.
LAS BATALLAS FINALES HAN SIDO MUY EMOCIONANTES
Imagino que viendo el panorama de los ingredientes que no deben faltar en un blockbuster, más de un ejecutivo habrá sugerido que entre Ender y Petra debería haber un romance. Gracias a Dios, no ha sido así y han respetado la historia, donde no hay atisbo de una relación amorosa. ¿Acaso eso tampoco se valora, cuando tantas y tantas obras se pasan de la literatura al cine adulterando, poniendo y quitando cosas que cambian completamente el sentido de la misma? ¿Todos los que critican la película no son capaces de ver las presiones externas que supone una inversión de este calibre? La crudeza del libro es mayor, eso es innegable, pero tampoco porque no nos muestren demasiada violencia se adultera el mensaje del libro.
CUANDO ENTIENDES AL ENEMIGO, COMIENZAS A AMARLO
No sé si alguien se rasgará las vestiduras con esto, pero en mi opinión, han mejorado el final que cuenta el libro. Ese desenlace tan exageradamente zen, ha tenido más sentido en la película, que me ha convencido mucho más y para nada ha tenido momentos ridículos. Mantiene su mensaje de conciliación y entendimiento, y se aleja de la guerra como espectáculo.

Por desgracia, parece que la recaudación de la película descarta que sigan con más secuelas y, seguramente, con que otros estudios se atrevan a llevar películas de ciencia ficción de este tipo a la gran pantalla. Si una de las razones del odio a esta película es que la dirija Gavin Good, director de la poco afortunada Lobezno: Orígenes, ha ocurrido como tantas veces: que tras una mala película, hacen una buena.


Conclusión, que hay películas espaciales recientes que, con un guión superprevisible que cabe en un sello y con diálogos bien pobres, se llenan de gloria, elogios y recaudan taquilla a rabiar. Y otras como El Juego de Ender, que intentan ofrecer algo más, aunque con sus carencias, se estrellan en taquilla miserablemente. Qué le vamos a hacer. 

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *