KINGSMAN: SERVICIO SECRETO. LA CRITICA

Tras la excelente X-Men: First Class, Matthew Vaughn se decantó por dirigir esta adaptación de un cómic de Mark Millar, Kingsman, en vez de seguir con la saga mutante. No negaré que tuve un déjà vu con aquella vez que Bryan Singer rechazó dirigir X Men: La Decisión Final y se decantó por Superman Returns, estrellándose en el proceso. ¿Estamos ante otro error como aquel o acertó Vaughn cambiando el cómic que iba a adaptar? Afortunadamente, estamos ante el segundo caso.

KINGSMAN, SERVICIO SECRETO

No lo tenía fácil Vaughn. En manos menos hábiles, esta película podría haber tenido el interés de Cody: Agente Secreto (Agent Cody Banks, 2003) u otros subproductos protagonizados por adolescentes. Además, el protagonista es un actor desconocido, aunque cuente con el apoyo de actores de prestigio como Colin Firth o Michael Caine, pero que no son taquilleros. Sin embargo, Vaughn consigue presentarnos al protagonista, Eggsy (Taron Egerton) de una manera bastante convincente. Hijo de un agente Kingsman que murió salvando a Galahad (Colin Firth), se cría en la miseria moral y económica con su madre. Galahad le ofrece optar a ser un nuevo Kingsman, agentes secretos independientes de los gobiernos que velan por el bien mundial como consideran.

LA FIGURA DEL GENTLEMAN SIGUE SIENDO ACTUAL EN EL SIGLO XXI

El proceso de selección de la plaza vacante de Kingsman resulta trepidante y lleno de acción. Se agradece que incluyan candidatas chicas, y todavía más que no sea una excusa para introducir una historia de amor. Ni falta que hace. Los chicos van superando o cayendo ante las distintas pruebas, que hay que reconocer son bastante ocurrentes. Estamos ante una especie de James Bond Junior, pero en ningún momento ese apelativo se utilizaría desde el punto de visto despectivo. Sencillamente, nos encontramos con la acción y la clase de villano (o villanos) que veríamos en una moderna película de James Bond, aunque a Valentine (un histriónico Samuel L. Jackson) y su esbirro Gazelle (Sofia Boutella) les falte aún categoría para enfrentarse al auténtico James Bond. Eso sí, hay que reconocer que el plan que traman está muy actualizado a los tiempos que corren. 

GAZELLE NO EXISTIRÍA SIN LAS PELÍCULAS DE JAMES BOND

Colin Firth contribuye con su innegable elegancia british, que tan bien sabe vender el Reino Unido. Además, se nota que disfruta con el papel que interpreta, que otros actores habrían considerado meramente alimenticio (sin ir mas lejos, el propio Michael Caine y su Arthur). Al estilo y elegancia que aporta el actor, se unen sus divertidos y ágiles diálogos. El más memorable sin duda es una escena que ha creado polémica por su irreverencia, y que no dejará indiferente a nadie. Giros sorprendentes y otros que lo son menos, pero que para eso están. Una película que es puro entretenimiento, y que satisface incluso aunque vayas con buenas expectativas, como era mi caso. 

EGGSY TIENE LAS SUFICIENTES CUALIDADES PARA QUE NOS PODAMOS IDENTIFICAR CON ÉL

Se le ha criticado a Millar que hace sus cómics pensando en la película que van a rodar con ellos, repercutiendo negativamente en la historia que cuenta. En este caso, no puedo opinar del cómic porque no lo he leído, pero dudo que pueda ser mejor que la película. Por decir algo negativo, el doblaje de Valentine al castellano ha sido bastante estúpido (¿acaso todos lo supervillanos de Millar han de tener frenillo?). No puedo opinar de la versión original, así que no se si es culpa del actor de doblaje o de que han hecho lo posible por adaptar lo que Samuel L. Jackson ha hecho en la versión original. 

Una opción fantástica si sabes aceptar lo que te está ofreciendo: disfrutar una película entretenida sin más. Además, parece más cara de lo que ha sido (el presupuesto han sido unos 80 millones de dólares). Estar pegado a la pantalla todo el metraje no es algo que consigan hoy día muchas producciones, aunque debiera exigírsele a todas. La recaudación mundial ha superado los 200 millones, así que la segunda parte ya está asegurada. Esperemos que esté a la altura.


Publicar un comentario en la entrada

La peli es entretenida, sin más. Tras el trailer se esperaba más. Pero bueno, mala no es. La secuencia de combate en la iglesia en un único plano-secuencia es espectacular (¡toma nota, Cuarón!)

Por cierto, vista la peli en VOS, el ceceo de Valentine existe en inglés también... y es gracioso de cojones

la vi con expectativas, no me gusta hacer eso por que normalmente me decepcionan, pero kingsman logro llenarlas y disfrute bastante la pelicula, tiene sus cosas pero sin duda es una buena pelicula y su fin entretener lo lleno

Yo me esperaba poco y salí muy contento del cine. Si es verdad que es un film sin pretensiones, pero teniendo en cuenta a quien tenía detrás (Matthew Vaughn) la cosa no podía ir mal. Por cierto, Bruma Roja, de Kick-Ass, también ceceaba. ¿Marca de la casa de Mark Millar?

Saludos

Jean Pierre, me remito a mi comentario anterior.

Saludos

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget