2019

Recientemente, ECC Ediciones ha recuperado en un tomo la saga de cinco grapas Corazón de Silencio, publicada originalmente en la colección Detective Comics del número #846 al #850, durante la época de Grant Morrison y su Batman R.I.P. Para poneros en contexto, el Guante Negro planeaba su inminente ataque contra Bruce Wayne. En medio de esta vorágine, Paul Dini se las apaña para contar una trama independiente, alejada de sus cumplidoras pero breves historias autoconclusivas. Dini, acostumbrado a ser el perfecto comodín de los guionistas estrella del murciélago, consiguió en su primera saga una de las mejores, si no la mejor, historia comiquera de Batman a su cargo, sin contar las basadas en la serie animada. Os detallo el por qué de esta conclusión.

Batman: Corazón de Silencio

Al enmarcarse Corazón de Silencio en la etapa previa a la desaparición del héroe en Batman R.I.P., Wayne es públicamente la pareja de Jezebel Jet. Dini explora qué supone eso para Catwoman. Precisamente, ambos colaboran en una misión rutinaria pero interesante, donde los celos de esta se muestran de una manera muy plausible. El guionista sabe mostrar a la perfección los sentimientos de sus personajes, dando bastante tiempo a la expresión de estos en sus caracterizaciones.

El Batman de Dini es bastante menos frío que el de la mayoría de autores recientes.  Eso lo demuestra otorgándole bastantes capas y mostrando la preocupación que muestra por los suyos. También con el villano elegido para la ocasión, Silencio, al que da un trasfondo muy superior al que le dio Jeph Loeb en el cómic Batman: Silencio, entrelazándolo por supuesto con la infancia de Bruce y el origen de su odio hacia él. Además, establece las bases de una acción por parte de Thomas Elliot que tendrá consecuencias inesperadas durante la posterior desaparición de Wayne.

DINI ENFRENTA CON ÉXITO LA RELACIÓN ENTRE CATWOMAN Y BRUCE

Dini es muy respetuoso con la continuidad, por tanto no contradice en nada lo visto previamente, pero sabe apartarse de ello para contarnos lo que él quiere. Silencio no es ni mucho menos el único villano implicado, pero a diferencia de otras veces, los colaboradores que busca son completamente necesarios y justificados. El plan que urde es de lo más impactante, e intenta, dentro de lo posible, que haya un mínimo de credibilidad en ello. Y en el mundo de los cómics, cuela.

La historia es muy coral, con breves pero abundantes apariciones de la batfamilia, ya que la amenaza se cierne sobre ellos. Paul Dini aprovecha para jugar a los rumores y lo visto previamente en su obra. Por eso recurre a Zatanna y el intento de romance que tuvo con Bruce, ofreciendo una gran conversación femenina entre la maga y Selina Kyle. A la vez, está lleno de sensibilidad mostrando que los héroes y las heroínas también tienen sus dilemas amorosos como los demás mortales.

Dini es muy respetuoso con la continuidad, por tanto no contradice en nada lo visto previamente, pero sabe apartarse de ello para contarnos lo que él quiere


La historia es adictiva y se lee del tirón, dudo que lo dejéis a la mitad para seguir luego. Ofrece mucha acción y tiene un gran ritmo, con varios frentes abiertos y manteniendo la tensión. Dini recurre a la eterna tensión amorosa entre Bruce y Selina y, aunque aquel tenía pareja oficial en esos momentos, el guionista nos ofrece una conclusión satisfactoria incluso para los más románticos y fans de la pareja. En cuanto al dibujo, Dustin Nguyen hace un trabajo perfecto para la historia de Dini. Este dibujante es muy personal, con rasgos afilados pero extrañamente atractivos. Y en este caso, se luce especialmente, con grandes viñetas y acompañado también por un colorido especial. 

A pesar de que Corazón de Silencio no tiene la fama de Amor Loco, tan destacada en las listas de mejores historias de Batman a cargo de Paul Dini, para mí es muy superior a esta. Un perfecto retrato de un Batman del siglo XXI que no cae en estereotipos y con el que es muy fácil identificarse. No dejéis pasar esta oportunidad de haceros con ella.

Batman: Corazón de Silencio
ECC Ediciones
Edición original: Detective Comics núms. 846 a 850 USA
Guion: Paul Dini
Dibujo: Dustin Nguyen
Formato: Cartoné, 144 págs. A color.
Precio: 15,95 €

Si hay un personaje al que le roban enemigos, es sin duda Batman. Si no, que pregunten en el Arrowverso, aunque a Ra's al Ghul lo dejamos pasar por el romance que mantuvo con Canario Negro. Por tanto, que sea ahora Batman quien toma un villano surgido de los Titanes, liderados por Dick Grayson por aquel entonces, se puede permitir. La colección de Deathstroke, a cargo de Christopher Priest, es muy valorada por aquellos que la siguen. Conscientes de que es un personaje que no es de los más conocidos por el gran público, disfrutan de una delicatessen que muchos califican de mejor serie de cómic actual. Dado que en la historia con la que comienza el tomo Batman es muy importante, ECC Ediciones ha decidido acertadamente ofrecerla recopilada. Como complemento, añade una segunda historia nunca antes publicada en España, en la que vemos el primer enfrentamiento entre los dos personajes. Dada la gran diferencia entre ambas, haré una reseña de cada historia por separado.

Deathstroke Contra Batman

DEATHSTROKE Nº 30 AL 35

La saga comienza de una manera algo introspectiva, con Alfred Pennyworth fuera de su ambiente habitual. A la vez, se nos muestra una grabación en la que un Robin plantea su visión sobre Batman, bastante duro por cierto en su descripción. En la Mansión Wayne se recibe un correo donde, con pruebas genéticas, se demuestra que el padre de Damian Wayne no es Bruce Wayne, sino otra persona que también ha mantenido relaciones con Talia al Ghul a lo largo de los años, Slade Wilson, Deathstroke. Aquí ya empieza el autor a desgranar las relaciones padre-hijo de ambos personajes, nuevamente de una manera turbia, aunque comprensible dada la naturaleza de a quienes nos referimos.

Sin embargo, si conocéis a Deathstroke, sabréis que no es un padre que se haya desentendido de sus hijos. El encuentro inevitable entre los dos llega precedido de acción y, sobre todo, de la demostración a Batman que Deathstroke no es ningún payaso, sino alguien a su altura a todos los niveles. Entre otras muchas cosas, porque sabe su identidad secreta. Damian, aparentemente, acata la noticia de que su padre es Slade Wilson y actúa en consecuencia.

A todo esto, se unen problemas con la justicia para Bruce Wayne, lo que va complicando las cosas más y más. Tenemos la presencia de Nightshade, que abre un poco más el coro de protagonistas. Eso no es óbice para que el duelo entre Bruce y Slade sea el corazón de la trama, y el que nos lleva a un explosivo final muy impresionante. Se agradecen además las interacciones entre Bruce y Damian a lo padre-hijo, bastante escasas últimamente en las series regulares. A lo largo de los seis números que recopila, vamos viendo altibajos de la lectura, protagonistas inesperados y giros bastante buenos.

DAMIAN SE TOMA A SU MANERA EL POSIBLE CAMBIO DE FILIACIÓN

En cuanto al dibujo, con gente como Ed Benes poco que reclamar, salvo que Carlo Pagulayan tiende a hacer un Bruce demasiado joven.  Me ha convencido bastante esta propuesta, de la que tenía noticia y, por tanto, curiosidad por la resolución. Por cierto, muy satisfactoria. Sólo una pega... ¿De verdad que en la batcueva no hay un laboratorio para hacer pruebas genéticas, y tiene Batman que acudir a una empresa externa?

DEATHSTROKE: CIUDAD DE ASESINOS, Nº 6 AL 9

Original de 1992, el salto de época y estilo entre las dos historias es bastante evidente, resultando muy diferentes. Marv Wolfman es uno de mis autores favoritos de Batman, sobre todo a la hora de definir su relación con Dick Grayson. Como guionista de Los Titanes y creador de Deathstroke, esta historia continúa la batalla contra los Wildebeest que se contó en Los Titanes de la época. El resultado de aquello fue la muerte de uno de los hijos de Slade. Dado que esta historia se publicó en la serie regular de Deathstroke de la época, lo vemos protagonizar el tomo bastante más que a Batman. Wolfman se esfuerza en definir bien la personalidad de su antihéroe: estricto código de honor, profesionalidad, inflexibilidad y poco dado a los afectos fuera de su familia.

EL TRAJE DE AMBOS RETRATA LA ÉPOCA DE ESTA HISTORIA

Las vertientes de la trama son varias, y se van entrelazando poco a poco. Por un lado, tenemos a la mafia de Gotham y sus guerras internas. Por otro, la policía y sus entrañas, con el Comisario Gordon a la cabeza, presentando a nuevos personajes. Y, obviamente, a Batman y Deathstroke que, consciente de la identidad de Nightwing, sabe de sobra la de Batman, lo que da un enfoque especial a este enemigo. Por cierto, no recuerdo otra historia en la que Bruce pida consejo a Dick, dado que, como ya hemos indicado, Slade es un villano que se presentó en el grupo que él lideraba. En momentos como ese, Wolfman define perfectamente la relación entre el mentor y su antiguo pupilo, algo que tan mal llevan algunos autores actuales.

Alejada aún de los mayores vicios que echaron a perder buena parte de los cómics de los 90, en esta segunda saga sí tenemos el giro final impactante que tanto gustaba en esa década. En cuanto al dibujo, personalmente me gusta, a pesar de defectos como rostros poco definidos en algunas ocasiones. No puede competir con el nivel (y tecnología) actual, pero el encanto de principios de los 90 está ahí. Grandes viñetas impactantes, primeros planos... Además, el equipo creativo formado por Steve Erwin y Will Blyberg se mantiene durante los cuatro números, un punto a favor.

En conjunto, un tomo muy disfrutable e intenso, que en ambos casos respeta bastante las personalidades de sus protagonistas y que no da sensación de desnivel entre ellas.

DEATHSTROKE CONTRA BATMAN
ECC Ediciones
Edición original: Deathstroke núms. 30-35 USA, Deathstroke the Terminator núms. 6-9 USA
Guion: Christopher Priest, Marv Wolfman
Dibujo: Carlo Pagulayan, Ed Benes, Larry Hama, Roberto Viacava, Steve Erwin
Cartoné, 240 págs. A color.
Precio: 23 €

Tras lo sucedido en La Boda, los seguidores españoles nada sabíamos de qué había sido de Selina Kyle. Hasta ahora. La guionista y dibujante norteamericana Joëlle Jones está a cargo de sus nuevas aventuras, alejada de Gotham y de Batman. La misión de reflotar de nuevo a Catwoman en una serie regular no es sencilla, pero visto lo visto en el tomo que nos trae ECC Ediciones, la autora ha salido muy bien parada de ello. Os desvelamos el por qué de esta opinión tras su lectura.

Catwoman: Imitadoras

Tenía ganas y expectativas de leer este cómic, y aún así ha superado los mejores deseos. Nos encontramos a Selina Kyle desconcertada, recuperándose del golpe emocional de su decisión. La falta de sueño de la chica es un buen retrato de su nivel de estrés, sin necesidad de mostrarla llorando en un sofá.

La personalidad de la mujer esta bien reflejada, no pretendiendo Jones reinventar un personaje del que los lectores sabemos más o menos que esperar. También tiene que ofrecernos aventuras a la altura de Catwoman, que no es exactamente una heroína. Jones nos presenta una aventura muy interesante, alejada de otras tribulaciones que encajarían mejor con otros personajes, pero no con ella. A Selina le sienta como un guante esta retorcida situación llena de giros dentro de una particular familia, así como una protagonista que consigue helarnos la sangre cuando atisbamos su verdadera realidad y no lo que pretende aparentar. Literalmente. No siempre tiene que haber luchas y palizas para entretener. Consigue atraparnos con una trama que toma derroteros diferentes a los habituales. Me parece fantástica la apuesta de DC por esta artista, totalmente a la altura de lo que se le pide.

ESO SÍ, NO ENTIENDO QUE SELINA NO TENGA UN NOMBRE FICTICIO DADA SU VIDA...

La curiosa situación que vive Selina en lo que respecta a su identidad va también salpicando el tomo, dejando así varias cuestiones abiertas. Los momentos de glamour también están presentes, mostrando Jones, apoyada en Fernando Blanco, su gran estilo para el dibujo,  asombrándonos con un estilo a lo Audrey Hepburn en su diseño de Catwoman.

Si bien no esperéis a nadie de la batfamilia en este tomo, si que hay cierta presencia discreta de la misma, algo que no gustará a Selina por más de una razón. Ella se basta para mantener el interés en su mundo sin tener que apoyarse en visitas sorpresa. Los personajes presentados que se cruzan con Selina tienen vidas complejas, tristes, creíbles. No podemos decir lo mismo en todas las ocasiones.

La sensación que me ha quedado tras este Catwoman: Imitadoras del que nada más quiero desvelar, es, aparte de querer atrapar enseguida el número siguiente, de estar ante algo distinto y especial. Un cómic con mucha clase para disfrutar con atención y calma. Un autentico regalo para los lectores de cómics que vemos como se está simplificando en muchas ocasiones a personajes cuyo atractivo está en su complejidad.

CATWOMAN: IMITADORAS
ECC Ediciones
Edición original: Catwoman núms. 1 a 6 USA
Guion: Joëlle Jones
Dibujo: Fernando Blanco, Joëlle Jones
Rústica, 144 págs. A color.
Precio: 13,50 e

Tras la desastrosa Spider-Man: Homecoming, a la que ya dimos un repaso en esta lista de desaciertos, fuimos a ver la segunda parte con más pereza que otra cosa. Los tráilers, que por cierto muestran escenas que luego no aparecen en la película, no anunciaban nada muy diferente de la anterior. Sin embargo, lo que parecía un desastre anunciado ha resultado ser una agradable sorpresa, con sus puntos negativos. Teniendo en cuenta el precedente, reconozco que Spider-Man: Lejos de Casa ha conseguido casi un milagro: entretener. A estas alturas, la mayoría de vosotros ya habéis visto la película, así que avisamos de todo tipo de spoilers para analizar sus pros y sus contras.

Spider-Man: Lejos de Casa

POR FIN TENEMOS ACCIÓN

Si Homecoming parecía un capítulo extendido de una serie para preadolescentes del canal Disney, con un par de escenas de acción poco vistosas, aquí la espectacularidad que esperábamos aparece por fin. No es que Europa dé mucho juego a la hora de mostrar desastres, ya que los rascacielos y estructuras modernas resultan más espectaculares que un puente veneciano, pero la variedad de escenarios no le ha sentado mal a la película. Otra cosa es la visión tontorrona de los europeos, vestidos de tiroleses. Además, han sido escenas largas, variadas y espectaculares, sorprendentes y nunca vistas. Un éxito.

LA ADAPTACIÓN DE MISTERIO

Este villano siempre ha sido de mis favoritos de Spider-Man, pero tras ver como El Buitre resultaba ser el padre de la cita de Peter Parker, poca esperanza me quedaba de una adaptación en condiciones. Y más sabiendo que el guaperas de Jake Gyllenhaal lo iba a interpretar, cuando uno de las razones por las que Quentin Beck va cubierto en los cómics es por lo feo que es. Sin embargo, el enfoque tecnológico ha sido muy bueno, dando un juego tremendo a lo largo de toda la película. Se ha comido literalmente al pobre y bajito Peter Parker, que dista mucho de ser el Spider-Man definitivo que algunos pretenden ver.

Jake Gyllenhaal como Quentin Beck, alias Misterio

LAS MEJORES ESCENAS POSTCRÉDITOS JAMÁS VISTAS 

Me he quejado a veces de la birria de escenas postcréditos que nos ha plantado Marvel en la mayoría de sus películas. Uno no aguanta los infinitos títulos de créditos para ver a Thor tomando una cerveza. Si me pareció espectacular el yate de Lex Luthor en La Liga de la Justicia presentando a un perfecto Deathstroke, me he olvidado de ello al ver al único y original J. J. Jameson (de nuevo interpretado por J. K. Simmons) desvelando la identidad de Spider-Man. Un giro que marcará completamente, salvo mefistazo que lo impida, la tercera parte.

LA VOLUNTAD DE ENMENDAR LOS ERRORES

Spider-Man es neoyorquino hasta la médula, pero se lo llevan de viaje por Europa. Tampoco la primera parte se lució precisamente con los rascacielos. Las escenas finales, con el trepamuros balanceándose entre los edificios de Manhattan, es una declaración de intenciones de por dónde podrían ir las siguientes entregas. La aparición de Jameson, aunque visto lo visto se complica que veamos a Peter trabajar de fotógrafo en el Daily Bugle, al menos supone uno de los elementos icónicos del lanzarredes. Lo mismo podemos decir de la aparición del sentido arácnido, torpemente llamado cosquilleo, o de quedarse sin telarañas en medio de la batalla. Veremos si siguen ese camino en las próximas apariciones.

Zendaya y Tom Holland como M. J. y Spider-Man

SU COBARDE Y LLORICA VECINO SPIDER-MAN

Lo siento, pero he pasado vergüenza ajena viendo la actitud de un chaval que debería haber madurado mucho más dadas sus experiencias, a no ser que sea tonto de remate. Participas en salvar el mundo, te codeas con gente admirable e inspiradora, pero te preocupa más estar con la panda de payasos que forma tu clase. La muerte de Tío Ben no tiene relevancia no solo para Peter, sino para su tía, la viuda más alegre que recuerdo. Encima, lo empuja a que sea Spider-Man, sabiendo los peligros que corre y estando viuda como está. Un sinsentido. Los apuros económicos que tanto atormentan y humanizan al Peter Parker de los cómics, también ayudarían a espabilar a este niñato que lejos está de llenar la pantalla como debería.

LA NULA QUIMICA CON M. J. Y EL INSTITUTO

Si pensábamos que nos libraríamos de ella en la segunda parte, no hemos tenido suerte. No hay química entre ellos, porque el personaje de inadaptada sacado de El Club de Los Cinco ya está bastante visto. Ojalá se den cuenta de que este tipo de personalidades dejan de fascinar una vez se acaba el instituto y no sepamos más de ella en adelante. Llamarla M. J. es tan absurdo como llamar Betty Brand a la rubia de las perlitas y la diadema. ¿Tan difícil es inventarse un nombre? Esperemos que desaparezca como el resto de sus compañeros cuando Peter vaya de una vez a la Universidad, porque edad tiene Tom Holland hasta de haber terminado un máster, no sé a quien pretenden engañar con los eternos 16.

Peter Parker fuera de su elemento natural: los rascacielos

PERSONAJES Y CHISTES TONTORRONES 

Los chistes han sido, por lo general, previsibles y facilones. El profesor buena persona, la tontería de la puerta, que pillen a Peter en calzoncillos, los europeos bobos... Vaya servicio secreto que no vigila ni una puerta. En mi opinión, bajaban bastante el nivel de la película, cuando yo me he muerto de risa leyendo los soponcios de Tía May por su sobrino, los timos a los que lo sometía J. J. Jameson o cómo lo ridiculizaban por desaparecer ante el peligro. ¿Tan difícil era darnos eso? Se ve que habrá que esperar.

LA MALVADA CLASE TRABAJADORA, PARTE 2

En la primera parte, un trabajador resentido se volvía un criminal. En esta, no sólo uno, sino un buen puñado de empleados resentidos se vuelven unos asesinos sin escrúpulos que no les preocupan lo más mínimo las víctimas mortales que deban causar para endiosar a su líder, Quentin Beck. Algo más de motivación y de sentido común no habría venido mal en este aspecto. Si todos los que acaban cabreados con sus jefes se volvieran unos asesinos de masas no podríamos salir a la calle. Bastante tenemos los currantes con intentar llegar a fin de mes como para encontrarnos estos mensajes tan desafortunados.


Lo bueno prevalece sobre lo malo, y de verdad que ha sido toda una alegría esta continuación. La segunda escena postcreditos da lugar a muchas elucubraciones, que seguro nos irán respondiendo en las siguientes películas, Teniendo en cuenta que la película ya está cerca de los 600 millones de dólares, y que sobrepasará los mil millones, ayudada también por ser la siguiente a Vengadores: Endgame, la tercera parte está más que asegurada. Y vaya si esta vez tenemos ganas de verla.

Ya están aquí los lanzamientos de ECC Ediciones para el mes de septiembre... ¿O debería decir de agosto? Como ya sabrás, las novedades de un mes salen a la venta a lo largo del mes precedente. El primer gran lanzamiento es el cruce entre dos señores de la noche: Batman y La Sombra. Escrito por Steve Orlando y dibujado por Giovanni Timpano, el volumen recopila los seis números de la serie americana, así como material adicional y portadas alternativas. Destacar también Yo, Joker, escrito y dibujado por Bob Hall, toda una leyenda del cómic USA. En este Elseworlds, el Príncipe del Crimen descubrirá que su peor enemigo no es quien él creía.

ECC Ediciones: Novedades de Septiembre de 2019

Continuamos con la reedición de un evento clásico, ¡Invasión! Guionizado por Keith Giffen y Bill Mantlo, el cómic nos narra el épico enfrentamiento entre una coalición de razas alienígenas y los héroes terrestres, considerados por aquellos como una amenaza para la supervivencia del universo. A destacar también el comiezo de una nueva colección dedicada a Grant Morrison. Su primera entrega, La Patrulla Condenada, Libro 1: Desde las Cenizas, nos presenta uno de los mejores cómics del guionista británico, una etapa que ha inspirado la serie de televisión de HBO.

Otras novedades destacadas son el Sandman dibujado por Miguelanxo Prado, el tomo Batman: Los Reyes del Miedo, con el arte del siempre sorprendente Kelley Jones, o el recopilatorio en tapa dura del aclamado Mr. Milagro de Tom King. Descubre el resto de novedades de ECC Ediciones en el siguiente PDF.

La llegada de las plataformas de streaming como Netflix o HBO ha hecho que la oferta de Movistar Series se haya reducido drásticamente. Sin embargo, han podido salvar su acuerdo con la interesante cadena de cable Showtime. En este caso, han estrenado la miniserie de 7 episodios La Voz Más Alta, protagonizada nada más y nada menos que por Russell Crowe. ¿Qué nos cuenta esta serie de episodio semanal? Pues la trayectoria profesional de Roger Ailes desde que es despachado de la MSNBC, el canal de noticias creado por Microsoft y General Electric, hasta que crea el famoso e influyente canal Fox News.

La Voz más Alta (The Loudest Voice), con Russell Crowe

Obviamente, estamos ante un personaje completamente desconocido para nosotros, pero la primera intervención seriéfila de Crowe bien merece una oportunidad. ¿Qué podemos decir de este primer episodio? Debo decir que  me ha entretenido y me ha resultado interesante, pero esto es algo que debo aclarar antes de recomendar claramente que veáis la serie.

En los años 90, la llegada de los canales de noticias 24 horas fue la causa directa de que estas se volvieran tan sensacionalistas y se confundiera el derecho a estar informado con el derecho a estar entretenido. De ahí que casos como el de O. J. Simpson, maravillosamente retratado en American Crime Story, o el de Tonia Harding, también con una magnífica película en Amazon, tuvieran el bombo que tuvieron.  

En La Voz más Alta Ailes es representado por Crowe exquisitamente, dando una visión polifacética del mismo. Es a la vez déspota y líder inspirador, ingenioso y carismático. Atento, seductor y respetuoso con las mujeres y su trabajo, pero acosador de las mismas desde su posición de poder. Me gusta mucho este enfoque de la serie, en el que se demuestra que una persona puede ser buena y mala, tener grandes luces y grandes sombras sin parecer dos personas distintas. Independientemente de tus ideas políticas, te quedas pegado mirando la pantalla cuando Ailes aparece, careciendo de cualquier atractivo físico. Un logro absoluto de Crowe.   

CROWE HA NECESITADO HORAS DE CARACTERIZACIÓN, PERO EL PESO NO ERA LO MÁS DIFÍCIL...

El canal Fox News surgió de Rupert Murdoch, uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo. Quería tener un canal de noticias que incrementara su influencia y poder frente a los existentes. El trabajo entre bambalinas de Roger Ailes, elegido a sus 55 años para crear el canal, es lo que nos quieren contar en La Voz Mas Alta. El título no es baladí: Fox News es parodiado continuamente en SNL por su orientación partidista, sus noticias sin contrastar y por sustituir los argumentos por, precisamente, gritos. Sin embargo, tiene su público y su influencia en el resurgir del partido Republicano es innegable.

El hecho de poner en pie semejante empresa fue una tarea que se llevó mucho esfuerzo y víctimas por el camino. Vemos cómo quienes consideraban que las noticias se deben a unos valores caen ante la visión mercantilista de Ailes. Una purga clave para entender el enfoque de Fox News desde antes de salir en antena.  La vida personal del protagonista también se nos muestra, pero queda claro que la parte más importante para él de su existencia es la laboral. Los problemas de salud que tiene, aparte de su evidente sobrepeso, seguramente le empujaban más a su pasión por el trabajo, donde era fuerte y líder ante todos. 

CON UN PADRINO COMO MURDOCH, EL TALENTO LUCE MUCHO MÁS

Rodada como serie y no como documental, contándonos sólo la parte de su vida que importa para el lanzamiento del canal, La Voz Más Alta no pierde el tiempo en recovecos ni en rellenos. Todo lo que cuenta es interesante, y se mantiene bastante objetiva. ¿Cuál es el problema? El libro en el que se basa, The Loudest Voice In The Room, de Gabriel Sherman, ni siquiera está traducido al castellano, lo que da idea de que estamos ante un fenómeno, Fox New, ajeno a nosotros. Los personajes que aparecen son reales, y no los conocemos, con lo que seguro que nos perdemos un trabajo exquisito de caracterización.

Si bien no es que me parezca una serie recomendable, sino imprescindible, para aquellos que estudien o impartan carreras universitarias relacionadas con el periodismo, la comunicación o el mundo empresarial, me pregunto si quienes estos temas no les apasionan no se aburrirán con ella. No ha sido mi caso, pero reconozco que Murdoch era el único personaje conocido para mí antes de empezar la serie, y dista de ser alguien conocido en España.


De las infinitas personas que merecen una serie bien hecha contando sus acciones, me pregunto si no había nadie más meritorio que alguien que destrozó el periodismo, con el incalculable daño a la sociedad que eso causa, y con el apoyo de uno de los hombres más poderosos del mundo detrás. Así lo complicado sería fracasar. 

Esta serie, por su temática, ya causa rechazo en gran parte de la población, así que no debe aspirar a grandes audiencias, sino a grandes premios. Y, en defensa de la misma, para el tema que trata, difícilmente se puede hacer mejor. Si os van las series de este estilo, os tiene que gustar y mucho, pero si para el verano queréis algo más ligerito y cercano, buscad otra opción.

Aquellos que empezamos a leer cómics en los años 80, sin duda recordamos aquellas historias publicadas por la editorial Forum en las que se planteaban posibilidades del Universo Marvel que se preguntaban Y si...? En ellas, un personaje cambiaba su situación normal por una opción imaginaria, alejada de la supuesta continuidad Marvel de la Tierra 616. Panini Comics acaba de publicar en su formato Marvel Limited Edition un tomo recopilando las primeras doce historias de esta colección, creada por Roy Thomas, y de la que tanto beben los Otros Mundos de DC.

What if? Orígenes — Marvel Limited Edition

La primera diferencia con mis recuerdos es que la colección no comenzó en los años 80, sino en 1976. También que el orden de publicación en España fue aleatorio, dejando historias sin publicar que ahora se recuperan. De hecho, Forum comenzó la colección en su número 13, la excelente historia ¿Y si Conan visitara New York hoy? El tamaño de las grapas era de unas 33 paginas, superiores a las 22 habituales. Dado que cada cómic es independiente, haremos una reseña de cada uno ya que no todos, por razones obvias, tienen el mismo interés.

¿Y SI SPIDER-MAN SE HUBIERA UNIDO A LOS 4 FANTÁSTICOS? 

Tal y como sucede en los albores de su carrera como Spider-Man, acuciado por la necesidad de ganar dinero, Peter Parker se intenta unir a los 4F. Su objetivo, el de siempre, cobrar un sueldo  mientras ejerce de héroe. Es aceptado, y empieza a correr aventuras con ellos. Lo primero que ocurre es que enemigos clásicos se ven vencidos de manera diferente debido a esta modificación. Las personalidades se mantienen, pero las relaciones no. El hecho que los 4 Fantásticos ahora sean cinco provoca los celos de un miembro del grupo, que se plantea un futuro diferente al que todos conocemos tras sentirse desplazado. Esto hace que, una opción que siempre ha estado en el aire para dicho personaje, se manifieste en esta realidad de una manera tangible, alterando por siempre el futuro del grupo. 

Dado el atractivo de los personajes implicados, la historia de Roy Thomas es muy disfrutable y completa, pasan muchas cosas en pocas páginas. Además, se nota que no había la autocensura que ahora impera de lo políticamente correcto, y se agradece que no hayan corregido nada en ese sentido, habiendo comentarios espontáneos que ahora serían impensables. En definitiva, un buen comienzo de la colección.

¿Y SI HULK HUBIESE TENIDO SIEMPRE EL CEREBRO DE BRUCE BANNER? 

Nuevamente, Roy Thomas vuelve a explorar los orígenes del personaje para estudiar la posibilidad de que Hulk no fuera un bruto sino mantuviera el intelecto de Bruce Banner. En principio, todo parecen ventajas para el gigante esmeralda, consiguiendo ser aceptado por el Coronel Ross y establecer una vida afectiva satisfactoria a pesar de su mutación en Hulk. Sin embargo, este hecho hace que recurran a él con mayor frecuencia, como hacen los 4F, demostrando por qué son la primera familia. Aquí ya la cosa se le complica, hasta el punto de que lo que tan bien estaba, comienza a desestabilizarse y provoca, por el exceso de intelecto, una circunstancia que no desearía ninguno de los implicados. 

Parece que a los What If? no les va demasiado que los héroes anden escasos de líos y problemas. Se van incrementando los personajes invitados Marvel, que no son ajenos a las consecuencias de los cambios en las vidas de los héroes. Casi nadie lo es. También una historia entretenida y con encanto, muy disfrutable y llena de acontecimientos.

COMO EN EL PRIMER NÚMERO, NOS CUENTAN EL ORIGEN DEL PERSONAJE

¿Y SI LOS VENGADORES NUNCA HUBIERAN EXISTIDO?

Para que lo que indica el título hubiera podido suceder, necesitamos peleas, conflictos y desacuerdos entre los miembros. Así que eso es lo que tenemos desde el comienzo de la historia, escrita por Jim Shooter y Gil Kane, ante un sufrido Tony Stark que intenta arreglar la situación sin mucho éxito. El tono es bastante desesperanzador, con Ant-Man y la Avispa volcando su peor aspecto como pareja.  Nuevamente, muestran actos que hoy día no podrían enseñar, pero  muy reales. Bastante angustiosa y dramática, me ha dejado una gran desazón al leerla, a pesar de que es evidente el paso del tiempo desde que se escribió y el diseño de los personajes ha cambiado mucho. Un final explosivo e impactante que no deja indiferente.

¿Y SI LOS INVASORES HUBIERAN PERMANECIDO JUNTOS TRAS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL?

Reconozco que el hecho de que algunos de los miembros de este grupo me son desconocidos, y que tampoco les he pillado el carisma, ha hecho que esta historia me haya resultado aburrida. No solo no he conectado con ellos, sino que abusa de la propaganda política ya trasnochada incluso en la época en la que se escribió el cómic. Ver a tantos políticos reales en esta historia y personajes tan planos y patrióticos hace que no me haya gustado. Quizás con que Roy Thomas hubiera elegido enfoque habría tenido un resultado más satisfactorio, pero hoy día me cuesta creer que nadie pueda disfrutarla con lo anticuada, simple y superficial que resulta. El final que ofrece, a pesar de ser tremendista, no impacta como en el caso anterior. Un homenaje fallido a cómo eran los cómics en la época que representa.

¿Y SI EL CAPITÁN AMÉRICA Y BUCKY HUBIERAN SOBREVIVIDO A LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL?

Esta opción, ya la quinta del tomo, parte de una premisa no muy atractiva. Quizás porque me recuerda a la anterior, que tan poco me ha gustado. Aquí, los guionistas Roy Thomas y Don Glut plantean que tanto Bucky como Steve Rogers siguen el orden natural del tiempo. Tengo que reconocer que la historia termina convenciendo, mostrando opciones muy diferentes no solo para ellos, sino para otros personajes clave en el Universo Marvel.  

Bucky Barnes crece y toma las decisiones acordes a ese hecho. Los cambios no son solo a nivel profesional, sino también a nivel afectivo. La tragedia hace acto de presencia, algo bastante común hasta ahora en los What If? que llevo leídos. También hay una reflexión importante acerca de la figura de los ayudantes del héroe, su legado y justificación. En cuanto a lo que significa que Steve Rogers vaya haciéndose mayor, es clave a la hora de aceptar o no las filiaciones que se le ofrecen, como es lógico, en Los Vengadores. Bastante más entretenida de lo que me esperaba,  a pesar de su innegable estilo anticuado.

¿Y SI LOS CUATRO FANTÁSTICOS TUVIESEN  SUPERPODERES DIFERENTES?

Soy fan de los 4F, así que esta idea me pareció en principio muy atractiva, pero me temo que han fracasado estrepitosamente en su desarrollo. ¿Por qué? Considero que está desaprovechada hasta límites insospechados. Habría sido interesante ver intercambiar los poderes que tienen entre ellos, y plantear qué habría pasado si La Cosa fuera Johnny, Sue o Red. En vez de eso, a Ben Grimm le asignan un poder absurdo, y todavía más infame a Reed Richards, directamente ridículo. A Johnny le espera algo que nada aporta.

UNA GRAN IDEA ECHADA A PERDER EN ESTE NÚMERO

Las reacciones que tienen los miembros del grupo son pasmosas, carentes de sensibilidad y egoístas hasta la médula, cada uno a lo suyo. No he reconocido al grupo, la verdad. Me ha costado terminar la historia a pesar de sus 33 páginas y, aunque no falten villanos clásicos, contribuyen al disparate colectivo. El final, por supuesto, esta a la altura de todo lo anterior. Un verdadero desastre, de lo peor que he leído nunca de los 4 Fantásticos, y eso que he leído la lamentable colección actual. ¿Quizás es culpa de que la historia fuera escrita por cuatro guionistas?

Esta primera mitad del tomo publicado por Panini y SD no me ha servido para reconectar con la serie tal y como la recordaba de los años 80. Los números de Forum que leí no eran tan antiguos como estos, y desde luego tenían un tono más dinámico y actual, quizás porque la editorial española comenzó a publicar la colección por los números de los años 80. No obstante, achacar lo anticuado de los cómics a la época en la que fueron escritos no me parece justo. Habitualmente leo cómics de los 60 y 70, y superan en todo no sólo a estas historias, sino a muchas de las actuales.

Por otra parte, el dibujo no es apenas digno de mención en estas historias, incluso teniendo en cuenta que intervienen artistas como Gil Kane, Herb Trimpe o George Tuska. Los dibujantes se dedican a cumplir el expediente y poco más. Como tomo nostálgico tiene su valor, está bien editado, respeta las expresiones de la época, no ha sido blanqueado y contiene el añorado correo de los lectores. Para nuevos lectores creo que, por ahora, esperaría a ver siguientes entregas para ver si contienen historias más apetecibles. En la reseña de la segunda parte del tomo podré emitir una opinión definitiva al respecto.

WHAT IF ORÍGENES (MARVEL LIMITED EDITION)
Panini Cómics/SD
Edición original: What if? 1 al 12
Guion: Roy Thomas, Jim Shooter,Don Glut y otros
Dibujo: Gil Kane, Herb Trimpe, Jack Kirby y otros
Cartoné, 448 págs., color
Precio: 44,95 €

La gran avalancha televisiva de series basadas en cómics que estamos viviendo últimamente ha hecho que muchos de los personajes que han sido trasladados se modifiquen totalmente. En muchos casos, ni se entiende que les hayan dado el nombre que tienen en los cómics para hacer algo tan diferente con ellos. Los espectadores que nunca han leído el cómic ni les va a sonar, pero los que los leemos  habitualmente nos quedamos a cuadros. Sea por contentar a los fans o por no molestarse en pensar nombres nuevos, recopilamos una serie de cinco despropósitos seriéfilos y comiqueros para mear y no echar gota... ¡con perdón!

LESLIE THOMPKINS — GOTHAM

La serie Gotham ha clavado algunas representaciones. Por ejemplo, El Acertijo o El Pingüino, este último tan fielmente adaptado que nos ha faltado solo una temporada para verlo gestionando webs de apuestas deportivas, como Bet365 bonos, igual que sucede con su homónimo de las viñetas. No obstante, la serie de FOX destaca por uno de los cambios más fuertes de un personaje de los cómics DC.

LESLIE THOMPKINS, GOTHAM

En los cómics de Batman, Leslie Thompkins es la sustituta de la madre de Bruce Wayne, estando completamente en contra de las actividades de Batman. Leslie dirige una clínica gratuita y fue antigua novia de Alfred, fiel mayordomo de Bruce. En cómics más antiguos, el personaje era representado como una austera y solitaria mujer de más de 60 años, aunque ha rejuvenecido en la nueva etapa Rebirth. En la serie Gotham es una belleza interpretada por Morena Baccarin, interés amoroso del Comisario Gordon (también fuera de la pantalla) y forense del departamento de policía. No se me ocurren dos personajes del Universo DC con menos interacción entre ellos que estos dos. Si la hubieran llamado de otra manera, como Fish Mooney, personaje creado especialmente para la serie, nadie habría pensado en la Leslie Thompkins de los cómics.

JIMMY OLSEN — SUPERGIRL

El famoso chico pelirrojo fotógrafo de Superman, aparece en la serie de su prima, Supergirl, siendo un guaperas de raza negra, encarnado por Mehcad Brooks, por el que Kara en principio bebe los vientos. Dado que una cosa es el guion y otra la química en pantalla, la cosa no cuajaba nada como pareja, así que le buscaron otra chica como novia, Lena Luthor. Por si no fuera bastante cambio, de repente asume la identidad de Guardián, un viejo superhéroe de los cómics DC creado por Jack Kirby y Joe Simon allá por 1942. Eso sí, este Jimmy Olsen televisivo sigue siendo fotógrafo, menos mal. Quien busque al entrañable personaje de los cómics de su infancia, tendrá que esperar a otra serie, porque aparte del nombre, nada hay en común.

JIMMY OLSEN — SUPERGIRL

ROY HARPER — ARROW

Los que piensen que el ocasional ayudante de Arrow, antiguo Speedy, es una especie de chico romántico que no olvida a su amada, se llevarían un buen chasco con los cómics. Roy Harper es el borde oficial, maleducado, bruto e irrespetuoso de todos los grupos en los que se integra, como Los Titanes o Capucha Roja y Los Forajidos. Tampoco destaca por su intelecto. Por no hablar de sus relaciones pasadas y presentes con las adicciones. Y respecto a las chicas, mientras más mejor. Lo de ser pareja estable no le va mucho. Eso sí, en los cómics fue padre soltero de una niña, Lian, que tuvo con una criminal, Cheshire. En la serie Arrow, Colton Haynes interpreta a un chico inteligente y formal, fiable y estable. Nada que ver.

ROY HARPER — ARROW

CISCO RAMON — THE FLASH

El personaje, creado en 1984 por Gerry Conway y Chuck Patton, tenía un superpoder de lo más ochentero: usar el breakdance como forma de lucha. Hay que haber vivido esa época para entender el boom que supuso dicho baile. Obviamente, el Cisco Ramon de la serie The Flash, interpretado por el colombiano Carlos Valdés, lo tendría difícil no sólo para bailar breakdance, sino para hacer cinco flexiones seguidas. En cambio, es un genio en todo lo que necesite Barry Allen. En su equipo el más tonto no es que haga relojes, es que te hace una máquina del tiempo. Hay que reconocer que Vibe, su nombre en clave, ha lucido más en la serie televisiva que en los cómics, donde es un personaje bastante secundario. 

CISCO RAMON — THE FLASH

MIA QUEEN — ARROW

El nombre elegido en la serie Arrow para representar a la hija de Felicity Smoak y Oliver Queen no es casual. Queen acogió bajo su manto al resucitar (pues sí) a una chica llamada Mia Dearden, la cual tenía un currículum al que la Mia televisiva, encarnada por la actriz Katherine McNamara, no habría sobrevivido. Prostituta en las calles y enferma de sida por culpa de ello. Un personaje valiente que ejerció de ayudante de Oliver fielmente y que rápidamente se hizo con el dominio del arco. Bastante menos quejica que la televisiva, la verdad...

MIA QUEEN — ARROW

Como habreis observado, nos hemos limitado a los héroes televisivos de DC Comics, escogiendo a los más significativos, pues la lista daría para muchos más. En cuanto a los personajes Marvel llevados a la pequeña pantalla, a pesar de que hay relativamente pocas series sobre ellos, también han sufrido importantes alteraciones a la hora de trasladarlos a la televisión. Nombres como Mr. Hyde, de la serie Agentes de SHIELD, Iron Fist o Medusa, de la efímera serie Inhumanos, son solo algunos de ellos. Seguro que tenéis en mente muchos más.

A estas alturas de la vida, nadie se ha librado de ir a una boda, ya sea como invitado o como protagonista. Si bien es raro que ocurra alguna incidencia, no es así en absoluto en el mundo de los cómics de superhéroes. Como si de la prolongación de una de sus habituales batallas se tratara, pocos autores regalan tranquilidad y un buen banquete a sus personajes a la hora de celebrar nupcias. Claro que, por otro lado, poco interés tendrían entonces para buena parte de sus lectores. Avisando ante todo de spoilers, os dejamos con una lista de bodas de personajes comiqueros donde el felices para siempre no siempre llegó.

5 Bodas de Superhéroes Donde Ocurrió el Desastre

BATMAN Y CATWOMAN

Para muchos, la no-boda de Batman y Catwoman ha sido el gran error del guionista Tom King, responsable de la caída de ventas de la colección y de que haya sido apartado antes de tiempo de la serie. Independientemente de que no nos haya gustado que no se casaran, hay que reconocer que el motivo de "tienes que ser infeliz para ser Batman y por eso me sacrifico y me voy" es toda una ridiculez. Aunque la continuación de la colección tenga momentos absolutamente brillantes, como Dias Fríos. La miniserie anunciada con los dos de protagonistas me parece una gran noticia, aunque eso de felices para siempre no creo que lo vayamos a encontrar.

STARFIRE Y NIGHTWING

Y de una suplantación a otra. Resulta que la pobre Starfire es suplantada por Mirage, una chica del futuro que dice ser el verdadero amor de Nightwing. Para ahorrarse explicaciones, esta toma el aspecto de Starfire y claro, el muchacho hace lo que dictan las hormonas con semejante novia... El problema es cuando la verdadera aparece y se entera de que su prometido no ha notado su ausencia. Así que para compensar el enfado, este le propone matrimonio a la original. Ya a punto de darse el sí quiero, Trigon aparece y lo echa todo a perder, mandando a Starfire a Tamaran y a Nightwing con la batfamilia, estando Bruce Wayne en silla de ruedas por aquella época. Claro que la culpa de la caída de interés de los Titanes en los 90 no era de Trigon, sino de los guionistas.

HAY QUE RECONOCER QUE LA PORTADA YA AVISABA DE QUE EL ENLACE NO ACABABA BIEN

CANARIO NEGRO Y GREEN ARROW

En este caso, sí que llegaron al altar... Ellos, y un montón de villanos. El lado bueno es que gracias  a eso Batman hizo acto de aparición, porque eso de ir de invitado normal lo rechazó desde el principio el muchacho. Finalmente, la batalla la ganan los buenos, y no porque fueran pocos de los malos... Eso sí, al final la pobre Canario Negro se queda sin noche nupcial, ya que su marido ha sido suplantado por otro con su mismo aspecto. Tardó un poquito en darse cuenta, la verdad.

CANARIO NEGRO Y GREEN ARROW
GREEN ARROW Y CANARIO NEGRO, LO OPUESTO A UN MATRIMONIO ABURRIDO

TÍA MAY y DR. OCTOPUS

La Tía May se convirtió en una heredera sorpresa, de manera que el Doctor Octopus, inquilino de la tía de Peter Parker en aquella época, aprovechó para intentar llevarla al altar y asegurarse su futuro. Si bien el nivel de este guión parece más propio de la Marvel actual que de la clásica, esto ocurrió en el año 1974. Si bien hubiera tenido mucho sentido que Peter Parker evitara aquello sin máscara alguna, fue su alter ego el que apareció para echarlo todo al traste.

AL POBRE PETER LE LLEGAN LOS DISGUSTOS CON DISFRAZ Y SIN DISFRAZ

SUSAN STORM Y REED RICHARDS

La primera boda canónica de los cómics Marvel. La ventaja de que los 4F no tienen identidad secreta facilitó que su lista de invitados diera envidia hasta al royal más popular. También provocaba que muchos de los curiosos que se presentan sin serlo, no era solo para hacer unas fotos, sino también para pelear contra todos ellos. Por ejemplo, el Doctor Doom. A pesar de la batalla campal que se libró, salieron casados y bien casados, formando la familia Marvel más estable hasta el día de hoy.

SUSAN STORM Y REED RICHARDS
SUE Y REED, POSIBLEMENTE EL PRIMER MATRIMONIO ENTRE SUPERHÉROES DE LA HISTORIA

Ya tendrían que ir superando los guionistas esa idea de que si un superhéroe se casa, ya no hay nada que contar. Que piensen y consigan historias interesantes a la vez que los personajes avanzan. Los lectores lo agradeceremos.

La plataforma Amazon Prime no es de las que más estrenos ofrece al mes. Su negocio obviamente es otro, y está primando intentar ofrecer calidad sobre cantidad. El muy publicitado estreno de Good Omens (Buenos Presagios), basada en el libro de Neil Gaiman, es la segunda colaboración de la plataforma con el autor británico tras American Gods. A diferencia de aquella, con un tono algo más tétrico y depresivo, en Good Omens prima la diversión con clase y el optimismo, sin abandonar el mundo de la fantasía de los dioses y demonios. ¿Merecen la pena los seis capítulos de esta serie?

Good Omens (Buenos Presagios)

Cuando una serie se anuncia demasiado, a veces es más por su falta de calidad que por otra cosa. Sin embargo, en este caso, afortunadamente no es así. Seguramente habéis visto anuncios de esta serie por todas partes, aunque no acaba de quedar muy claro en ellos qué nos ofrece. Good Omens junta a David Tennant (Jessica Jones, Doctor Who) y a Michael Sheen (Masters of Sex) interpretando a un demonio, Crowley, y un ángel, Aziraphale, respectivamente. Ambos se conocen desde el principio de los tiempos. Literalmente. Entre ellos se entabla una curiosa amistad mientras, supuestamente, van cumpliendo su misión entre los hombres a lo largo de los siglos. De repente, la plácida existencia que llevan de infiltrados entre nosotros, se ve alterada por la inminente llegada del anticristo, que llevará a cabo la destrucción total de la Tierra. Dado el apego que  ambos seres por el planeta, para nada compartido por sus respectivos supervisores, deciden evitar dicha catástrofe como puedan. El problema es que desde el nacimiento del niño, comprueban que no va a ser tan fácil.

Los diálogos entre ambos son de lo más irónicos y divertidos. A pesar de que parezca que ambos personajes son los grandes protagonistas, la serie se va abriendo a un grupo más coral a medida que avanzan los episodios. El problema es que son precisamente esos secundarios los responsables de que la serie vaya decayendo en interés. Me sobran algunos momentos protagonizados por ellos, y sus interacciones no alcanzan por lo general la chispa de Crowley Aziraphale.

GOOD OMENS APENAS NECESITA NADA MÁS QUE ESTOS DOS. SE SALEN, COMO SIEMPRE

Los saltos en el tiempo donde vamos conociendo como se ha ido forjando la amistad entre Aziraphale y Crowley son una delicia. Hubiera preferido más de esto en vez de tanto secundario y tanto niño sabiondo tan poco creíble.  

La ironía con la que se trata la similitud entre una multinacional y el mundo celestial, entre otras cuestiones, es tronchante. También de lo más irreverente, aviso para los más sensibles. Sin embargo, la serie va perdiendo fuelle a medida que avanzan los episodios. No voy a criticar la tremenda inverosimilitud con la que pasa el tiempo, no estamos hablando de una serie formal en ese sentido. Sí lo absurdo que me resulta la resolución de todo, desmereciendo el comienzo de la serie. Pienso que la historia no está bien cerrada, se habría merecido algo más épico y menos facilón. De todas formas, considero que para mucha otra gente esto no será un problema.

Buenos Presagios tiene un aspecto eminentemente británico, algo muy común en los autores nacidos en las islas, como es el caso de Gaiman. Desde las ciudades donde se desarrolla la acción presente hasta la elección de los actores. Aunque, dado el carisma y personalidad que ambos suelen tener, es raro que no se hagan con más papeles principales en cualquier serie.


Si bien  la serie se habría beneficiado de algún episodio menos, a pesar de ser solo seis, no deja de ser una aventura con clase que merece que le deis un buen y atento visionado. Por supuesto, en versión original. Además, está avalada por aquellos que han leído el libro, algo que siempre suele ser buena señal. Una razón más para pagar el abono a Amazon Prime Video

Tom King ha planteado en el tomo en edición cartoné que nos trae ECC Ediciones una aventura de los Omega Men de lo más inesperada. Estos, creados por Marv Wolfman y Joe Stanton en 1981, tuvieron serie propia del 83 al 86, y después, salvo una serie limitada en los 90 que no fue a más, desaparecieron. A lo largo de los 12 números que recopila este tomo, se siente la libertad absoluta de King para contar lo que le apetece, sin más límite que sus deseos. ¿Cómo definiríamos esta encumbrada obra?

Omega Men, de Tom King

Desde el comienzo ya estamos avisados que estamos muy alejados del típico número de aventuras espaciales con buenos y malos claramente establecidos. El sistema Vega, del que procede Starfire, aunque no la veréis, es inaccesible para los Green Lanterns en su tarea de policías espaciales. En el hay un virrey que gobierna con mano de hierro La Ciudadela. El White Lantern Kyle Rayner, con objeto de poder mediar en los conflictos entre planetas, accede a entregar su anillo para acceder a La Ciudadela, con consecuencias inesperadas.

El grupo de rebeldes Omega Men aprovecha su debilidad para raptarlo y, en un acto estremecedoramente similar a los que por desgracia sufrimos en la Tierra, muestran su aparente asesinato frente al Universo. Este paralelismo entre la historia que nos cuenta King y los sucesos terrenales que surgen en cualquier conflicto armado es constante en la obra. La religión es una de las razones más presentes de unos y otros para imponer sus respectivas creencias. Es lo bien trazado que está todo lo anterior por la que esta obra ha alcanzado la relevancia que actualmente ostenta entre los aficionados.

Como en cualquier conflicto bien analizado, la definición de buenos y malos pierde su sentido a medida que vamos avanzando en la historia. El ir conociendo lo que hay detrás de cada personaje nos ayuda a identificarnos con ellos y entender sus motivaciones, actos y decisiones. Sin embargo, King no pierde nunca el tono de aventura y emoción, aunque completamente a salvo de cualquier frivolidad. Lo que nos muestra el guionista en la lejana Vega es más real que cualquier telediario actual.

Omega Men, de Tom King

Nada chirría en su historia, todos sus personajes se sienten respetados por el autor, nadie nos sobra ni nadie falta. Seguramente los femeninos se llevan el premio a los más interesantes, la princesa Kalista y Scrapps. La historia detrás de esta última es estremecedora, recordando a las mejores entregas de Black Mirror. Curiosamente, el personaje más simple sea probablemente el White Lantern, la excusa para contarnos este Omega Men. Comienza con la simpleza del blanco y negro, para adentrarse en un fascinante mundo de grises. Este tomo se aleja mucho de las batallas bastantes más simples que, por otro lado, tanto disfrutamos en los cómics de superhéroes. Giros, sorpresas, problemas inesperados, secundarios fascinantes... y un gran mundo visual.

Como en cualquier conflicto bien analizado, la definición de buenos y malos pierde su sentido a medida que vamos avanzando en la historia


Omega Men contiene tanta verdad que supera en mucho a la habitual lucha espacial. Es por eso que el público que puede disfrutarlo es posiblemente mucho más amplio que el habitual de los cómics. Aquellos que consideran frívolo dicho mundo, bien pudieran sentarse a leer Omega Men. Por otra parte, los habituales de Green Lantern también tienen no solo guiños de sobra a la historia y características de estos, sino que además dota de gran profundidad al trabajo de estos policías espaciales. Lo que cuenta Tom King es innegable que proviene de su experiencia como agente de la CIA, pero a la vez es muy diferente de otras obras como El Sheriff de Babilonia o La Visión. Sí se mantiene la profundidad y conocimiento con los que trata estos temas, pero sin repetir más que la calidad.

KYLE RAYNER CAMBIARÁ COMPLETAMENTE DESPUÉS DE ESTA HISTORIA

En cuanto al dibujo, casi todo obra de Barnaby Bagenda, es muy apropiado al mundo que está representando, acorde a una space opera. Rasgos angulosos, pero bien definidos, importante para una trama de alienígenas. No siempre se detallan mucho los fondos, pero el tono ocre que impera es suficiente para trasladarnos a Vega con maestría. Un tomo muy especial que recopila la historia completa, con las ventajas que tiene no esperar mes a mes para ver qué ocurre en la historia.

OMEGA MEN (EDICIÓN CARTONÉ)
ECC Ediciones
Edición original: The Omega Men núms. 1 a 12 USA
Guion: Tom King
Dibujo: Barnaby BagendaToby Cypress
Cartoné, 296 págs. A color.
Precio: 29,50 €

Como viene siendo nuestra costumbre, a continuación vamos a desvelarte los lanzamientos que ECC Ediciones nos tiene preparados para el mes de agosto, novedades que irán saliendo a la venta escalonadamente durante julio. La primera novedad a resaltar es el comienzo de la publicación de la colección Green Lantern Saga, que recopilará todos los cómics de la historia reciente del personaje, comenzando con el reinicio de 2004 a cargo del guionista Geoff Johns

ECC Ediciones: Novedades de Agosto de 2019

Ante el anuncio de la adaptación al cine del cómic El Cuarto Mundo, de Jack Kirby, ECC Ediciones nos trae como novedad destacada el tomo Superpoderes, de Paul Kupperberg y Kirby, ambientado en los sucesos inmediatamente posteriores al último volumen de aquella mítica colección. Señalar también el estreno de una nueva serie, Liga de la Justicia: Odisea. Escrita por Joshua Williamson (Flash), esta vez los héroes tendrán que sumergirse en el espacio profundo con el fin de enfrentarse nada menos que a Darkseid... ¿O en realidad viene en son de paz?

¿Son estas las únicas novedades que ECC Ediciones nos traerá en agosto? ¡Ni mucho menos! Te invito a qu descubras el resto en el siguiente PDF.

La Noche Más Oscura (Blackest Night) es, junto a Flashpoint, uno de los crossovers más importantes de DC Comics de los últimos años. Publicado entre 2009 y 2010, este magno evento transcurre, aparte de en su serie principal, en las colecciones de Green Lantern y los Green Lantern Corps, con numerosos cruces con las de Superman, Batman o Wonder Woman, entre otras. ECC Ediciones, dentro de su línea XP, ha decidido lanzar este gran evento en una colección de cinco magníficos tomos, cuyo número uno tengo entre mis manos, bellamente adornado con detalles en tinta fosforescente.

La Noche Más Oscura XP Vol. 01 (de 5)

En este primer volumen, de casi 450 páginas, se incluye, en primer lugar, la historia que inspiró a Geoff Johns desarrollar este tremendo crossover. Escrito por Alan Moore en 1986 y dibujado por Kevin O'Neill, este Tales of the Green Lantern Corps Annual #2 venía rellenar algunos huecos en la biografia de Abin Sur, el Green Lantern que otorgó el anillo de poder a Hal Jordan. En apenas ocho páginas, Moore nos plantea una historia oscura, un universo de pesadilla, la verdadera semilla de lo que, muchos años después, Johns desarrollaría en Blackest Night.

Moore, por supuesto, al saber que se estaba gestando este proyecto, no perdió ni un minuto en volver a ensañarse de nuevo con la falta de originalidad de la actual industria norteamericana del cómic.

“Cuando dije en entrevistas que no parecía que la industria estadounidense del cómic haya tenido una idea propia en los últimos 20 o 30 años, solo estaba siendo cruel. No esperaba que las compañías interesadas dijeran más o menos: 'Sí, tiene razón. Veamos si podemos encontrar otra de sus historias de hace 30 años para convertirla en una saga espectacular." 

La Noche Más Oscura, a pesar de las declaraciones del guionista británico, consiguió enganchar a los lectores, desarrollando de manera brillante (¿u oscura?) una sencilla historia de poco más de ocho páginas.

En este primer volumen, además de la historia de Moore y O'Neill, se incluyen los números de las diversas colecciones a través de las cuales se desarrolló el evento: Blackest Night: Tales of the Corps, Titans, DC Universe, Green Lantern, Blackest Night, o Green Lantern Corps, entre otras. La miniserie principal tiene nueve números, contando el número cero, todos dibujados de manera exquisita por Ivan Reis.

La Noche Más Oscura XP Vol. 01 (de 5)

Articulada en torno a la figura de William Hand, un villano de tercera recuperado por Johns para la ocasión, Blackest Night es una historia coral, con multitud de protagonistas. Dos de los más importantes son Hal Jordan y un resucitado Barry Allen, los dos personajes elegidos por Johns para protagonizar el número cero de la colección principal. Tras unos primeros números centrados básicamente en los diferentes cuerpos de Linternas Verdes que intervendrán en la historia, llegamos al Green Lantern #43, que sirve de preámbulo al evento principal en sí.

Tras asistir a la génesis de William Hand como Mano Negra y el robo del cráneo de Bruce Wayne de su tumba por parte del villano, Johns pisa el acelerador de su historia. Es cuando comenzamos a ver desfilar por las viñetas al ejército del villano, compuesto por héroes muertos, como Detective Marciano o Ralph Dibny y su mujer Sue. Paralelamente a lo que transcurre en la Tierra, se intercalan algunos números de las diversas colecciones de los Green Lanterns, mostrándonos la encarnizada batalla que los distintos cuerpos sostienen contra los terribles Black Lanterns.

Articulada en torno a la figura de William Hand, un villano de tercera recuperado por Johns para la ocasión, Blackest Night es una historia coral, con multitud de protagonistas


A medida que avanza la historia, los héroes van cayendo, engrosando tanto las filas de las huestes de Mano Negra como de los Black Lanterns. Tanto Johns como los guionistas de las distintas colecciones que componen el evento no se andan con medias tintas a la hora de alentar a sus dibujantes a traspasar los límites de violencia gráfica. Desmembramientos, cortes y heridas de toda índole, así como generosas raciones de sangre salpican al lector cada pocas viñetas, haciendo pocas concesiones a ese viejo adagio que dice "es mejor sugerir que mostrar".

La Noche Más Oscura XP Vol. 01 (de 5)

Por tanto, lejos de atenuar las graves consecuencias que estos sucesos tienen para el Universo DC, Johns apuesta por impactarnos con hechos cada vez más terribles para los héroes. Seres amados que regresan de la tumba como zombies descerebrados o viejos compañeros de armas convertidos en enemigos conforman la amenaza a la que se enfrentan los héroes en esta Noche Más Oscura.

En cuanto al apartado gráfico, el evento cuenta con artistas de primer nivel. Aparte de Ivan Reis ilustrando la colección central, nos encontramos con dibujantes de tanto talento como Doug Mahnke, Patrick Gleason, Jerry Ordway, Rags Morales, Eddy Barrows o Ed Benes, entre otros. Combinando a la perfección la oscuridad que requería la historia con el colorido de los héroes, Blackest Night es el máximo exponente de una forma de hacer cómics que DC ha incorporado como sello de la casa. Pasar las páginas de este volumen es descubrir cómo una buena historia puede alcanzar altísimas cotas de interés, tan solo mimando un poco su apartado gráfico, algo de lo que no pueden presumir todas las editoriales.

Lejos de atenuar las graves consecuencias que estos sucesos tienen para el Universo DC, Johns apuesta por impactarnos con hechos cada vez más terribles para los héroes


Al final del tomo se incluye una galería de portadas, tanto oficiales como alternativas, de los números recopilados. También se añade una entrevista al artista Ethan van Sciver en la que este desvela cómo diseñó los símbolos de los distintos cuerpos de Green Lanterns, como la Tribu Índigo, los Orange Lanterns o los Zafiros Estelares.

En definitiva, La Noche Más Oscura es un evento esencial en la historia reciente de los cómics DC. Combinando a la perfección la acción terrenal con lo cósmico, Geoff Johns idea a partir del germen de Moore una historia en la que los héroes se enfrentan a sus peores enemigos: ellos mismos. Complicada de seguir a veces, la historia, sin embargo, está lejos de ser aburrida, sosteniendo un ritmo trepidante y con continuas sorpresas que dejarán con la boca abierta a más de un lector. Se trata, por tanto, de una colección fundamental si de verdad te consideras fan del Universo DC. La edición de ECC es otra buena razón para hacerte con los cinco tomos que forman la colección, cuyos lomos forman, como no, el ominoso símbolo de los Black Lanterns

LA NOCHE MÁS OSCURA XP VOL. 01 (DE 5)
ECC Ediciones
Guion:  Alan Moore, Geoff Johns, J. T. Krul, James Robinson, Peter Tomasi, Sterling Gates
Dibujo: Doug Mahnke, Ed Benes, Eddy Barrows, Ethan Van Sciver, Gene Ha, Ivan Reis...
Cartoné, 448 págs. A color.
Precio: 38,50 €