Otras 10 Películas de Monstruos Marinos que Ver en Verano

En 2015, Jason Statham declaró sobre las películas de superhéroes: "Lo hacen todo a base de dobles, de pantalla verde y de presupuestos millonarios. Es todo imagen digital. Para mí, eso no es auténtico." Pues bien, solo tres años después, el intérprete británico vuelve a la cartelera con Megalodon, una multimillonaria coproducción chino-americana de serie B disfrazada de blockbuster, pero más cercana a las abominables películas de monstruos del canal SyFy que a clásicos como Tiburón (1975) o Piraña (1978). Más pantalla verde que en Megalodon... Por la boca muere el pez. En esta nueva entrega de nuestro exitosa recopilación 10 Películas de Monstruos Marinos para Ver en Verano, vamos a intentar rescatar del olvido otras diez producciones, posiblemente más modestas que Megalodon, pero indudablemente mucho más divertidas y con menos pretensiones. ¡Al agua!

Otras 10 Películas de Monstruos Marinos que Ver en Verano

Slithis (1978)

Rodada en solo 12 días, esta producción norteamericana de serie B es todo lo extraña y sorprendente que puedas imaginar, llegando a ser divertida de lo mala que puede llegar a ser. La película contenía generosas raciones de violencia y algún que otro desnudo, como también sucedía en la muy similar Humanoides del Abismo, estrenada dos años después. El aspecto del monstruo no estaba nada mal pero parece que sus apariciones eran pocas en comparación con la cantidad de escenas con diálogos absurdos y sin sentido que estropeaban la película. Para ver con el botón de avance rápido.



The Flesh Eaters (1964)

El protagonista de esta película es un monstruo algo más intangible que el anterior, concretamente unos microbios hambrientos de carne humana. Esta producción de bajo presupuesto se convirtió rápidamente en un film de culto ya que contenía escenas de horror bastante gráficas para la época, casi cercanas a un primitivo gore. La historia es de Arnold Drake, también guionista de cómics. De hecho, es recordado por ser el co-creador, junto a Carmine Infantino, de Deadman y de Los Guardianes de la Galaxia, junto a Stan Lee.



La Grieta (1990)

Esta producción, del director español Juan Piquer Simón (Misterio en la Isla de los Monstruos, Supersonic-Man), aprovecha el tirón que por aquellos años tenían las películas de monstruos submarinos. La cinta fue producida por Dino de Laurentiis, que el año antes había estrenado Leviathan: El Demonio del Abismo. Básicamente, de Laurentiis se copió a sí mismo. El guion original es del escritor británico Colin Wilson, autor de la novela que inspiró la película Lifeforce: Fuerza Vital (1985), de Tobe Hooper. Sin embargo, el libreto de Wilson fue reescrito por David Coleman quien, dos años después, escribiría La Mansión de los Cthulhu, también para Piquer Simón.



Surgió del Fondo del Mar (1955)

Sin duda, lo mejor de esta película es el pulpo monstruoso animado mediante stop motion por uno de los magos de esta técnica: Ray Harryhausen. Debido a restricciones presupuestarias, solo había dinero para animar seis tentáculos, así que se eliminaron dos de los ocho brazos del modelo fabricado por Harryhausen. La película fue todo un éxito, ya que su taquilla casi multiplicó por diez su presupuesto, y ello a pesar de que las mejores escenas del cefalópodo no llegan hasta casi la media hora final de la película.



Tentáculos (1977)

Veintidós años separan esta producción italiana de la anterior, pero la premisa es muy similar: un pulpo gigante mutante está atacando y devorando hasta la médula (literalmente) a los bañistas de una tranquila localidad costera. Esta coproducción italo-norteamericana surge a rebufo del éxito de películas como Tiburón (1975) y, como toda coproducción de aquella época que se precie, en su elenco figuran numerosas viejas glorias, como John Huston, Shelley Winters o Henry Fonda... que aparecen muy brevemente. Como nota curiosa, se construyó un pulpo gigante a escala natural que se comió buena parte del presupuesto. Obviamente, nada más echarlo en el agua se hundió a plomo. 



Serpiente de Mar (1985)

Producción española dirigida por Amando de Ossorio, realizador especialista en cintas de terror, como su cuatrilogía sobre caballeros templarios zombis que inició con La Noche del Terror Ciego (1972). Exponente de toda una era dorada del cine de género patrio, Ossorio escribió la que también sería su última película como realizador. También sería la última aparición en pantalla del actor Ray Milland, "El Hombre con Rayos X en los Ojos", quien fallecería un año después. Lo mejor: que la serpiente marina, aunque bastante cutre, aparece en bastantes escenas y Ossorio no escatima en mostrarla zampándose bañistas.


Megalodon (2004)

No, no se trata de la película de Jason Statham, sino una película que, ya antes del estreno, arrastraba problemas. Originalmente rodada para ser estrenada en 2002, los estudios fueron incapaces de encontrar una distribuidora para la película... ¿de lo mala que era? Finalmente, fue estrenada en vídeo, aunque parece que llegó a algunos cines europeos. La cinta es en realidad la tercera parte de una trilogía que empezó en 1999 con el lanzamiento en vídeo de Shark Attack, de la que Megalodon es la más conocida. Risible hasta decir basta.


La Garra (1980)

Ni tiburones ni serpientes marinas, esta vez es un simpático e inofensivo crustáceo el que, gracias a un buen baño de radiación, crece hasta hacerse colosal. Dirigida y escrita por Hernan Cardenas, supuso el inicio y el fin de su carrera como cineasta, supongo que avergonzado por el nulo éxito de esta película. La criatura, creada por Glen Robinson, quien había trabajado en el King Kong de John Guillermin (1976), aparece poco, como ocurre en casi todas estas producciones baratas, pero al menos se tomaron la molestia de construirla completa.


Up from the Depths (1979)

Otra de las decenas de producciones sobre peces monstruosos que aparecieron siguiendo la estela del Tiburón de Spielberg. Esta vez se trata de una criatura prehistórica despertada de su letargo de eones por un terremoto submarino. El propio director afirma que su rodaje en Filipinas fue una "terrible experiencia" y que el montaje que él realizó nada tiene que ver con el que hizo posteriormente Roger Corman, productor de la cinta. Por cierto, fue una de las primeras bandas sonoras compuestas por James Horner.


They Bite (1996)

Si recuerdas, en Humanoides del Abismo (1980) unos increíblemente mutados salmones atacaban y violaban a cuanta chica se les pusiese por delante. Pues bien, la premisa de They Bite es casi la misma que la del film de Roger Corman. La diferencia es que en esta película, los protagonistas son un equipo de rodaje filmando una película porno titulada Invasion of the Fishfuckers (uno de los actores protagonistas es Ron Jeremy, estrella del cine adulto de los 90). Una película dentro de otra película... Una cinta para no tomarse demasiado en serio y pasar el rato, con unas criaturas que lucen bastante mejor de lo que cabría esperar en una producción como esta.

Volvemos a animar el verano con otras 10 películas de monstruos marinos que quizás no conocías

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *