Nightwing: El Nuevo Orden. La Crítica

Con impaciencia me hice con este tomo tan pronto estuvo disponible, ya que es la primera historia de Otros Mundos o Elseworlds protagonizada por Nightwing. En ella, asistimos a qué hubiera sucedido con la suma de dos hechos que están alejados de la continuidad actual del personaje. Kyle Higgins ya llevó al personaje en la época de Los Nuevos 52, y lo recupera para contarnos esta historia autoconclusiva que prueba que no sólo tenía algo que contar, sino que además  tenía ganas de hacerlo. Eso sí, no proviene de lo vivido por el personaje en su época, bastante más juvenil. Una vez leído Nightwing: El Nuevo Orden, e incluso con las altas expectativas que tenía, me ha encantado y lo recomiendo vivamente. Primero haré un análisis sin spoilers, y luego, avisando para quien aún no lo haya leído, analizaré algunos puntos algo polémicos de la obra. 

Nightwing: El Nuevo Orden

La personalidad de Dick Grayson/Nigthwing ha dependido mucho de la época del personaje. Nada tiene que ver el muchacho inocentón de la continuidad actual con el chico más maduro que lideraba Los Titanes allá por los años 80. Es precisamente este Dick Grayson el que yo encajaría en esta obra. Tras un hecho que le provoca un gran dolor, éste decide que no puede permitirse que sigan habiendo seres con superpoderes, así que decide controlarlos a todos. Consigue crear una fuerza con pleno apoyo legal para conseguir lo que se ha propuesto, los Cruzados. El problema viene cuando su propio hijo, Jake, resulta tener superpoderes...

El cómic se desarrolla con un gran equilibrio entre la vida personal de Dick, que ya es un hombre que pasa de los 40, y su vida laboral. Los problemas que enfrenta como padre soltero y cómo ha afectado su decisión a quienes le rodean se plantea de una forma natural para que poco a poco vayamos descubriendo cómo se ha llegado a ese punto. A pesar de contar con el apoyo de la sociedad, que ya sabe perfectamente cual fue su alter ego, lo que hace no deja de ser lo opuesto a lo que aparentemente, ha defendido toda su juventud. 

LA PROPAGANDA TOTALITARIA DE LA PORTADA DEL PRIMER NUMERO DE LOS 6 DE LA SERIE

A los que critican que esto supone un cambio radical en la personalidad del personaje, yo me atrevería a decirles que no. Tan fanático es ponerse un traje e ir a apalear criminales por tu cuenta, como decidir que hay que someter una parte de la población para proteger al resto. Los enfrentamientos que debe soportar Dick cuando se encuentra a quien le echa en cara lo dictatorial de su comportamiento están muy bien llevados, dando opción a mostrar posturas contrapuestas y completamente plausibles en uno y otro lado. Muchos de sus antiguos compañeros se sienten traicionados y le achacan el egoísmo que supone tener otra forma de actuar cuando el afectado es su propio hijo.

También la manera en que su vida familiar se vino abajo por sus actuaciones se retrata emotivamente. Su hijo Jake, gran narrador de lo que vamos viviendo, sorprende por lo bien diseñado que está en su personalidad de preadolescente. Especialmente, frente a su madre. Es precisamente ella de nuevo la que hace que volvamos aquí a ver al Grayson de Los Titanes, el que más se parece a su mentor. Dick se reserva para sí sus emociones más profundas y dolorosas, el que reacciona de forma violenta e inflexible ante lo que le hace sufrir. 


A lo largo de la obra vas reflexionando sobre los distintos puntos de vista y cómo se ha llegado a esa situación. Obviamente, Grayson es de lo más egoista... como lo era Batman. Esto no hace sino humanizar al personaje, restándole rectitud y perfección haciéndolo más creíble. Que ese egoísmo indigne a los que han tenido que vivir bajo su régimen impuesto a la fuerza también se comprende sobremanera. Curiosamente, sus antiguos compañeros demuestran mucha más generosidad que el propio Grayson, que no mira más que por lo que le va conviniendo en cada momento.

Antes de entrar en spoilers, deciros que este tomo merece muchísimo la pena, y no os dejéis llevar por alguna crítica peregrina acerca de que una decisión como esa es incompatible con lo que Dick Grayson representa. Los extremos se tocan, y si hay algo que lo sea de verdad es tomar la decisión de solucionar el crimen por tu cuenta. Antes de pasar a los spoilers, destacar que los secundarios que van apareciendo son bastante interesantes, así como descubrir que destino tienen algunos personajes claves de su vida. Ahora, los spoilers.

En cuanto a la muerte de Batman a manos de quien Dick considera su tío, el mismísimo Superman, es más que suficiente para que éste tome una decisión a la altura de la que Bruce tomó en cuanto decidió convertirse en Batman. Sencillamente, estuvo dispuesto a dar un paso más con los medios que había dejado Bruce, que él mismo no le permitió utilizar de joven. La forma en que se cierra el círculo con su propio hijo resulta emocionante,creíble... y nuevamente, totalmente egoísta.

LA FAMILIA GRAYSON ES EL CENTRO DE LA HISTORIA

En cuanto a Kory, que se llegara a celebrar el matrimonio entre ellos es otra pista más acerca de que estamos ante un Dick que proviene de Los Titanes de Wolfman y Pérez. Pareciera que quisiera resarcirse del mocoso que tuvo que retratar en Los Nuevos 52. Que Kory decidiera marcharse al sentirse prisionera de las restricciones impuestas por su propio marido, dejando a su propio hijo atrás, casa con la personalidad tamarana y libre de la  Kory de esa época. Afortunadamente, nos ahorran un final edulcorado en ese sentido, aunque no deja de ser positivo el mensaje que permanece al acabar el tomo. 

Respecto al dibujo, reconozco que el propio Higgins ha tenido al fantástico Eddy Barrows, y McCarthy no es precisamente ese dibujante. De todas formas, salvo algunos fallos en la expresividad de las caras y algún momento algo chirriante, no supone un problema para disfrutar la historia. Si hubieran contado con alguien de dibujo más estilizado, lo habría agradecido, pero tampoco desmerece la obra y tiene buenas viñetas en grupo. 

Es una pena que ECC Ediciones no haya sacado este cómic en tomo de tapa dura, para que así hubiera podido destacar más y darle más empaque a la obra. Me temo que puede pasar desapercibida para quienes no seguimos a Nightwing con asiduidad, y no se lo merece en absoluto. De verdad que cualquiera que entienda algo del Universo DC puede disfrutar enormemente esta obra que, aunque abunda en los diálogos, no olvida la acción ni los momentos de tensión. De lo mejorcito que he leído últimamente, y más de un personaje algo desdibujado, en mi opinión, en la actual continuidad. Se merecía una historia que lo reivindicara como alguien distinto al resto de los superhéroes... también para lo malo.

NIGHTWING: EL NUEVO ORDEN
ECC Ediciones
Edición original: Nightwing: The New Order núms. 1-6 USA
Guion: Kyle Higgins
Dibujo: Trevor McCarthy
Formato: Rústica, 152 págs. A color.
Precio: 14,95 €

Crítica del Elseworlds Nightwing: El Nuevo Orden, editado por ECC Ediciones

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget