Batman: Detective Comics - Héroes Sangrientos. La Crítica

Seguimos con la recopilacion en tomos de la época de Los Nuevos 52 de Detective Comics que nos trae ECC Ediciones. Esta colección se publicaba originalmente en la serie regular de Batman, algo que, afortunadamente, han dejado de hacer. En Batman: Detective Comics - Héroes Sangrientos se reúnen tres historias autoconclusivas de lo más variopintas, con distintos autores, protagonistas y guionistas. Por tanto, haré la critica de cada una por separado, ya que una conjunta no tiene mucho sentido en este caso. Empezamos.

Batman: Detective Comics - Héroes Sangrientos

TERMINAL

Esta historia me ha resultado bastante sorprendente. En solo dos números, vemos como Batman se enfrenta a una tremenda amenaza sin que parezca que tiene habilidades especiales, como ocurre en gran parte de Los Nuevos 52. El que lleva el manto de Batman es Bruce Wayne que, casualmente, se encuentra en el aeropuerto de Gotham. Un avión llega con todos los pasajeros muertos y, ante algo así, Bruce Wayne anula sus vacaciones. La investigación va atando cabos de una manera coherente, siendo bastante intenso el desarrollo de la trama y los pasos que se van dando.

Me choca un poco como lector clásico que a Batman lo toleren tan bien los policías, por mucho que no estén en posición de elegir. La ayuda que solicita a su discípulo, suponemos que en esos momentos miembro de Spyral, quizás resulte demasiado oportuna por la posición del muchacho en ese momento, pero lo podemos perdonar. Al fin y al cabo, el teletransporte no es un problema para los miembros de la JLA ni sus aliados. Sí me ha sorprendido la violencia tan explícita que se muestra, ya que ni al propio Batman he visto realizando un daño como el reflejado. Impactar impacta, eso es innegable.

Si el guión a cargo de Benjamin Percy es destacable, el dibujo, obra de John Paul Leon, es el apropiado para la historia, tonos marrones y ocres, y un diseño no demasiado definido, lo que no libra a Grayson de levantar las pasiones habituales en el género femenino. Es mi historia favorita del tomo, que va de menos a más, porque la comienzas sin esperar mucho de ella y te va sorprendiendo poco a poco. Autoconclusiva, interesante y respetuosa a la vez que moderna. 


HÉROES SANGRIENTOS

Esta historia es la más larga del tomo, pero no precisamente la mejor. Se nota que los autores lo intentan, tratando de dar profundidad y protagonismo a Bullock, tocando algunos aspectos de su vida personal. También afrontan el tema de la corrupción policial, aunque no deja de tener una molesta pátina inocentona todo lo que nos cuentan. Quizás esto mejor contado habría tenido más sentido en Gotham Central, de donde tienen mucho que aprender los autores.

El problema de la historia no es ya la autocensura de no mostrar a miembros de la policía realmente malos. El problema terrible e insalvable es, para mi, que James Gordon sea Batman en esa armadura tan horrorosa. No tiene pies ni cabeza que él sea el elegido. Por no hablar de la perversión que supone la idea de Batman de que la policía lleve en sus coches el símbolo del murciélago. Una idiotez que ni siquiera se han molestado en trabajar. Scott Snyder suele buscar el impacto fácil para luego no tener ni idea de qué hacer con él. Encima, otros autores deben de tragar con la continuidad del momento y seguir la estela. Así que ahí esta Gordon, solo en una armadura que se actualiza cada dos por tres con tecnología punta gracias a Julia y Duke. Dudo que una armadura así necesite a nadie dentro y, si lo necesitara, serían varias personas puestas en tecnología.

UNA AMALGAMA DE IDEAS QUE NO LLEGA A BUEN PUERTO

Pero no pasa nada, Gordon parece aquí más robot que el que maneja, estando disponible a cualquier hora del día, de la noche, y sin atisbo de vida personal. No hay quien reconozca al comisario en este retrato tan absurdo e innecesario. Encima, la petición que le hace Bullock es una trampa tan obvia que casi te enfadas de que los autores te tomen el pelo con ella. El despropósito sigue subiendo a través de los 4 números, apareciendo un nuevo elemento en escena mas propio de Pacific Rim que de un cómic de Batman.

El problema terrible e insalvable es, para mi, que James Gordon sea Batman en esa armadura tan horrorosa.


Si no hay forma de creer lo que lees, no te importa lo que pase. Salvaría un poco los diálogos, algo mas profundos de lo que se puede esperar en esa época, pero la historia de fondo no tiene pies ni cabeza. Si es destacable el dibujo de Manapul, que es quien hace que puedas terminar la historia hasta el final. No estamos para estas tramas tan buenistas que no llevan a nada, ni me gusta esa idea de una Gotham llena de inútiles que no pueden levantarse si no hay un símbolo del murcielago operativo. Afortunadamente, cualquier pasado no fue mejor, al menos en lo que a Detective Comics se refiere. 

LA LIGA DE LA JUSTICIA TEEN NO ES PARA MI...

DE GIGANTES Y HOMBRES

La última historia incluye a una rejuvenecida Liga de la Justicia, con el añadido del nuevo Batman. No es que no aparezca Bruce Wayne, es que está amnésico tras su encuentro con El Joker. Se agradece que se acuerden de él, aunque cualquier intento de encontrar un sentido a la línea temporal de lo que vemos garantiza un dolor de cabeza. A partir de que abandonan la mansión Wayne, todo va cuesta abajo. Como si ser Batman fuera ponerse un murciélago en el pecho, acuden a Gordon y se lo llevan a una misión demasiado fantástica e intrascendente. Parece que tenían que meter al nuevo Batman en la Liga y es lo que se les ha ocurrido.

Los problemas de esta historia explican el por qué se ha necesitado un evento como Renacimiento en DC.


Francamente, no me ha aportado nada esta historia y ninguno de los protagonistas pinta mucho en ella. La referencia al libro de Steinbeck, De Ratones y Hombres, se me escapa, aunque lo leí hace unos años. Tampoco sé qué hacen tantos miembros de la Liga para un caso como ese. Como mucho, un biólogo. Otro intento fallido de hacer que Gordon cuadre, aunque he de decir que el resto de la Liga tampoco se luce. Los problemas de esta historia explican el por qué se ha necesitado un evento como Renacimiento en DC.

Un compendio que demuestra que, salvo cuando se saltaban la continuidad y tenían cierta libertad creativa para contar algo interesante, era difícil mantener un buen nivel en Los Nuevos 52. La idea de que deben atrapar a un público juvenil se muestra demasiado en este tomo, aunque afortunadamente no se notó tanto en el anterior de Anarquía, ni en la grandiosa etapa de Gregg Hurtwitz en Detective Comics.

BATMAN: DETECTIVE COMICS - HÉROES SANGRIENTOS
ECC Ediciones
Edición original: Detective Comics núms. 35-36 y 41-47 USA
Guion: Benjamin Percy, Brian Buccellato, Francis Manapul
Dibujo: Fernando Blanco, Francis Manapul, John Paul Leon, Marcio Takara, Steve Pugh
Cartoné, 200 págs. A color.
Precio: 20,50 €

Reseña del tomo Batman: Detective Comics - Héroes Sangrientos, editado por ECC Ediciones

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget