05/01/2017 - 06/01/2017

En mi entrada Los 10 Mejores Ilustradores de la Ciencia Ficción olvidé a muchos artistas que merecían figurar en esa selección personal. John Schoenherr es uno de ellos. Nacido en 1935 en la ciudad de Nueva York, Schoenherr ya demostró desde muy joven su interés por la biología, lo que más tarde reflejaría en su obra artística. A los 13 años comenzó a estudiar arte en el Art Students League de Manhattan, aplicando sus enseñanzas en los dibujos de animales que realizaba en los zoos de la ciudad. En 1956 cumpliría con su primer encargo profesional para la revista Amazing Stories.


En la década de los 60 sus ilustraciones dominaron las portadas de la revista Analog, aunque también realizó dibujos para adornar sus relatos. Sus conocimientos de biología animal dotaron a sus criaturas extraterrestres de una estremecedora aura de realidad.

Schoenherr también realizó gran cantidad de portadas para novelas de ciencia ficción para editoriales como Pyramid o Ace. Sus primeros trabajos se decantaron por el surrealismo, pero pronto evolucionaron hacia un estilo más realista caracterizado por máquinas de aspecto biológico, inquietantes construcciones o encuentros con criaturas extraterrestres. Pero si por algo es recordado este artista es por sus ilustraciones para la saga Dune, de Frank Herbert, obra por la que fue galardonado con el Premio Hugo al Mejor Artista.

John Schoenherr falleció el 8 de abril de 2010.

Meeting at Infinity, de John Brunner

Star Seekers

Man of Two Worlds, de Raymond F. Jones

Ilustración interior de la revista Analog (julio de 1972)

Analog (agosto 1980)

Analog (noviembre 1972)

The Radio Planet, de Ralph Milne Farley

City Under the Sea, de Paul W. Fairman

Ilustración de Schoenherr para Dune, de Frank Herbert

Analog Magazine - febrero 1964

Criaturas de John Schoenherr comparadas con los diseños de Ralph McQuarries de Chewbacca

Fuentes: Ski-Ffy, bpib.com, johnschoenherr.blogspot.com.es, kitbashed.com

Previamente a las novedades editoriales que ECC Ediciones tiene preparadas para el segundo lanzamiento del mes de julio, la editorial barcelonesa ha querido ofrecer avance limitado en cantidad, pero con títulos de gran calidad e interés. Aparte de un nuevo volumen del coleccionable de la Wonder Woman de Azzarello, llegan tres nuevos tomos de la Colección Novelas Gráficas DC Comics: Green Arrow, el Arco del Cazador y los dos volúmenes dedicados al Batman de Neal Adams.

ECC Ediciones: Novedades de Julio de 2017 (Primera Salida)

Publicada en 1996, Fax desde Sarajevo es una de las novelas gráficas más importantes de aquella década. Escrita y dibujada por Joe Kubert, ECC Ediciones vuelve a editar esta obra, descatalogada en España desde hace bastantes años. Y para los aficionados al cómic más pequeños, Green Lantern: La Historia de su Origen, un divertido cuento con el que iniciar a nuestros hijos en el rico Universo DC

Os dejo con el PDF de estas novedades, en librerías a partir del 20 de junio.

Acabamos de terminar la tercera temporada de The Flash y la sensación general, o al menos la mía en particular, es de decepción. La que comenzó siendo una propuesta refrescante, aunque dentro de los conocidos límites del canal CW, ha degenerado hasta perder mucho de su sentido. El cúmulo de despropósitos se han ido acumulando a lo largo de esta temporada llegando a suponer un acto de fe el seguir viendo capítulos. Me alegré de ver el último episodio no por saber qué sucedería, sino porque ya podía pasar a otra cosa. Mi tiempo es muy limitado, las obligaciones familiares mandan. Al menos, me desahogo con esta lista en la que selecciono algunas, ya que todas sería imposible, de las cosas más absurdas de la temporada. Que la fuerza de la velocidad nos acompañe para la próxima temporada. Por supuesto, os aviso que todo son spoilers

The Flash Vs. Savitar

Demasiados episodios

Si esta temporada hubiera tenido menos capítulos, todos nos habríamos beneficiado. Los espectadores, de ver episodios de relleno que no aportaban nada, ni hacían avanzar la historia lo más mínimo; los guionistas, de tener que escribir chorradas que nada interesaban. Hay muchas series en emisión y pareciera que hubiera habido una fuga de cerebros a producciones más prestigiosas. Por desgracia, las series se venden por lotes y les interesa sindicarlas, de manera que lleguen a los 100 episodios. De ahí que hayamos caído en el sopor con capítulos que no había por donde cogerlos. Si bien el crossover con el resto de series tenía su gracia, así como el capítulo musical, otros han sido desastrosos. Mejor dejar la serie en 15 episodios gustosos de ver, que en 23 que terminan siendo un lastre. 

¿Cuánta gente forma parte del Equipo Flash

Lo de los Laboratorios S.T.A.R. es de traca. Ni los X-Men tienen tantos componentes. Encima, añadimos a Wally West, a Jesse Quick, al eterno Harrison Wells, que a ver si encuentran alguna Tierra donde no exista y se mudan a ella... Encima Julian, la novia del padre de Iris... Todo un conglomerado de gente que no parecen tener nada que hacer excepto estar allí. ¿Iris no era periodista? ¿Qué ocurre con su periódico? ¿Y Julian? ¿No echa bastantes horas de forense que encima está el resto del tiempo en los laboratorios? Encima se quejan de que cobran poco, los que cobran, claro. La mayoría de los espectadores deben creer que Flash es un equipo y no un héroe que actúa en solitario.

Y TODAVÍA FALTA GENTE...

Jesse y Wally West

Esta pareja son un pegote tanto juntos como por separado. Será por eso que se han enamorado. El interés de Wally es cercano a cero. Quita toda la solemnidad a los superpoderes con sus carreritas chulescas y una actitud ante los medios que, si bien de otra manera habría tenido su interés, se ha explotado poco y mal. Un personaje poco desarrollado que apenas interactua con el resto y tampoco parece asistir mucho a clase, todo hay que decirlo. En cuanto a Jesse, si ya era insoportable como hija, añade el ser increíble como superheroína. Eso si, tampoco es para que terminemos la temporada sin saber qué ha sido de ella. Parece que hasta los guionistas se hubieran olvidado de ella. No me extraña... 

Harrison Wells hasta en la sopa

Si bien el personaje estaba muy bien en la primera temporada y dio un juego tremendo, esta necesidad de irlo metiendo en todas las temporadas cambiándole la personalidad no acabo de entenderla. Al menos en la segunda, era un científico, pero es que en la tercera es un patán sin conocimientos. Eso si, tampoco sale apenas de los laboratorios. Al menos liga. Nada que objetar con el actor, Tom Cavanagh, que hace lo que puede con lo que tiene, que no es mucho. Es que parece que haya firmado un contrato de exclusividad con la serie que ni el protagonista de la misma. Veremos que maquinan la próxima temporada para colarlo con calzador, o si al fin prescinden de su presencia en los abarrotados laboratorios. 

HARRISON WELLS PARECE MÁS EL NOVIO DE LA PRODUCTORA DE LA SERIE QUE DE LA CIENTÍFICA

El sacrificio de Harrison Wells

Quizás su presencia durante la serie era para premiarnos con el final más absurdo e increíble que podríamos imaginar. No vamos a entrar, que podríamos, en que uno no se guía solo por el sentido de la vista; el tacto y el peso de la persona también cuentan. Así que difícilmente iba a colar ante Savitar que Iris West era Harrison Wells con una pantalla óptica como la que usaba Rondador Nocturno en los cómics de los X-Men. De todas formas, incluso viéndolo no puede uno creerse que una persona que apenas conocía a Iris se sacrificara de esa manera por ella. ¿Para qué narices está su padre Joe entonces? ¡Menudo cobarde!Si no hay quien encuentre ayuda para hacer una mudanza, ¿ahora resulta que para dar la vida por otra persona hay cola? ¿Por qué es más importante Iris que su propia novia? El final es además el mismo que en la primera temporada, aunque entonces aquello tenía más sentido, un policía tiene otro sentido de la vida. El discursito final ya daba más risa que pena, y ni se le ha recordado en el episodio por lo que ha hecho. Eso si, su puesto en los laboratorios lo parece haber ocupado su novia. Otra que no necesita una nómina a final de mes...

Iris Mata a Savitar con una bala

El dios de la velocidad parece haberse olvidado de su propia religión. Iris le dispara por la espalda. No es precisamente noble y da idea de por qué no le faltaban razones para matarla al pobre Barry del futuro. El problema viene de que al oír el disparo tiene tiempo de sobra para apartarse, ya que una bala va más despacio que la velocidad del sonido, al menos las del calibre de la pistola que usa Iris. Todo un fallo que no han pensado en una serie que cuida muy poco el sentido de lo que en ella vemos.

GUANTÁNAMO ES TODO UN CANTO A LAS LIBERTADES COMPARADO CON COMO TRATAN EN ESTA SERIE A LOS VILLANOS

Ellos son juez y parte en todas las detenciones

Para ser Barry forense y Joe policía, se pasan por el forro cualquier garantía judicial. Esto no es nuevo de esta temporada, pero siempre me ha llamado la atención que este supergrupo detenía a cualquier villano y ¡hala! a la celda acolchada de por vida. Pero ¿esto qué es? Hasta en los gobiernos mas fascistas se molestan en celebrar al menos un juicio de paripé. Estos héroes ni eso. Y si les dirigen la palabra, encima es para amenazarles o sacarles información. La pobre Killer Frost... yo no soy abogado pero me da la sensación de que al menos podríamos concederle el eximente de enajenación mental, ¿no? Por aquello de que es evidente que la pobre no es responsable de sus actos. Pues nada, a la habitación con ella, sin miramientos. Un detalle que nunca he visto denunciar en los mismos medios que luego montan escándalo por cualquier chorrada políticamente incorrecta. Ver para creer.

En definitiva, un desastre que a fuerza de jugar a la carta de la sorpresa y cambiar de arriba abajo las situaciones de los protagonistas, acaba perdiendo interés y credibilidad. Esperemos que en la cuarta temporada remonte, y no pase como cuando Barry salvó a su madre para luego no ir nunca a visitarla...

Desde mañana día 26 y hasta el 11 de junio se celebra la Feria del Libro de Madrid, evento cultural de primer nivel en el que, cómo no, no podía faltar Diábolo Ediciones, concretamente en la caseta nº 211. Coincidiendo con este acontecimiento, Díábolo ha preparado una selección de novedades que van desde ensayos sobre el anime hasta la música pop británica, pasando por divertidos manuales sobre el cuidado de los gatos.


En su línea editorial centrada en el cómic, Diábolo presenta este mes "Todos los Piscolabis", de Mauro Entrialgo, un tomo recopilatorio con todas las primeras historietas de este genial dibujante y guionista vasco. Diabolín, la colección centrada en los lectores más pequeños, presenta la obra "Un Gatito en Casa", de José Fonollosa, una divertida guía para enseñar a los peques a cuidar y entender a estas adorables mascotas.

Dentro de la línea de cultura popular llega una obra que muchos estábais esperando: "¡Luz, Fuego, Destrucción! La Gran Aventura de Dragon Ball", de Miguel Martínez y Néstor Rubio, dos expertos en el mundo de coleccionismo, el manga, el anime y los videojuegos. En dos tomos, el segundo de próxima aparición, los autores repasarán exhaustivamente, pero de manera amena, todas las series, las películas y todo lo relacionado con la genial creación de Akira Toriyama. Mañana día 26 de mayo ambos autores estarán en la tienda madrileña Akira Cómics firmando ejemplares de su obra.


Y para redondear las publicaciones relacionadas con la cultura popular nipona se pone a la venta "El Lenguaje del Anime. Del Papel a la Pantalla", de Antonio Horno López. En este ensayo, el autor nos explica cuáles son los pasos que sigue un manga hasta que es transformado en imágenes en movimiento.

Y para los más melómanos, en la última semana de mayo se pone a la venta "Paul McCartney. Mucho más que un Beatle", una obra en la que Jorge San Román y Cruz Delgado Sánchez hacen un recorrido por la vida y obra de este mítico cantante que cumplirá 75 años el próximo 18 de junio.

Os dejo con el PDF de las novedades, donde podréis encontrar más detalles de estas publicaciones. 


La que en los años 80 fuera la colección emblemática de DC, Los Jóvenes Titaneslanguideció a lo largo de los años. Ya a mediados de los 90, se tomó la decisión de anular la boda entre Nightwing y Starfire con la idea de incluir al primero de nuevo como un miembro activo de la batfamilia. La serie fue perdiendo fuelle hasta desaparecer tal y como la conocíamos. Los Nuevos 52 no solo los ignoraron completamente, sino que se ensañaron con la tremenda idea de que Wally West nunca existió. Ya sabemos que su retorno es la piedra angular en la que se basa Renacimiento, en una acertada reivindicación de Geoff Johns. Basándose en esto, han decidido relanzar el grupo con la mayoría de los miembros que tenía la formación original. ¿Ha sido una buena idea?

Titanes #1 (Renacimiento): El Regreso de Wally West
  
A pesar de que este primer tomo editado por ECC Ediciones recopila 7 números de la nueva etapa, una vez leído aún no hemos entrado en harina. Si bien en La Cacería de los Titanes se nos hace una presentación de por qué los chicos han estado separados y no se recuerdan, aquí todavía no tenemos el grupo plenamente establecido. Debo reconocer que era eso lo que esperaba, pero no por ello me ha decepcionado, a pesar de que tiene algunos puntos débiles.

El gran protagonista de la historia es Wally West. El chico, perdido en el espacio y en el tiempo, debe presentarse ante sus antiguos compañeros y amigos que no le recuerdan. Aún peor, su gran amor, Linda Park, ni siquiera sabe quién es.

Podríamos decir que este tomo reivindica sin miedo uno de los pilares que se perdieron con Los Nuevos 52: el amor tanto romántico como entre amigos. Las relaciones entre personajes icónicos perdieron su fuerza identitaria y los lazos que les unían y daban cohesión al Universo DC prácticamente se desvanecieron.

KADABRA, UN VILLANO PELIGROSO PERO POCO SERIO

El villano aparentemente responsable de lo ocurrido tiene una imagen que desentona con la gran amenaza que supone. Es terriblemente poderoso, pero la causa de su odio por Wally West no está muy trabajada que digamos. Que lo repita continuamente tampoco ayuda, es poco convincente y simplón.

El tono del cómic es juvenil y desenfadado. Si bien está alejado de los problemas existenciales que asomaban en la etapa más gloriosa del grupo, el conjunto funciona. Parecen un grupo de chicos en la veintena con la complicidad que verías en una residencia universitaria. Si explotan esa fase más sería un acierto, ya que marca una gran diferencia con el resto de colecciones DC.

En mi opinión, se han enredado demasiado en el rescate de Linda y el resto de compañeros y menos en presentar la química del grupo. Tampoco acaba de parecer que estén nunca en verdadero peligro, y no tanto por las escenas, sino por la pinta del villano como ya he dicho.

El dibujo me ha gustado mucho, todos son sexys y guapos y no cambia a lo largo de los números. Tampoco cabe esperar otra cosa en una serie de jóvenes superhéroes.

Esta era una de las series que más ganas tenía de leer de Renacimiento. Espero que más adelante ofrezca más, con los chicos en la Torre viviendo aventuras y siendo un grupo público que interacciona con el resto del Universo DC. Veremos si cumple.

TITANES NÚM. 01 (RENACIMIENTO)
ECC Ediciones
Edición original: Titans núms. 1-6 USA, Titans: Rebirth núm. 1 USA (one-shot)
Guion: Dan Abnett
Dibujo: Brett Booth
Rústica, 160 págs. A color
Precio: 14,95 €

Dentro del amplio abanico de estrenos de series televisivas, Hulu se ha destacado por esta propuesta distópica. En un futuro donde la contaminación ha liquidado la fertilidad de la mayoría de la población. Auspiciado por este panorama, un grupo religioso extremista se ha hecho con el poder en Estados Unidos y tiene sometida a la población. Aquellas que aún son capaces de concebir son secuestradas y obligadas a servir de sirvientas y úteros vivientes al servicio de sus señores.

Elisabeth Moss

La efectiva Elisabeth Moss, la inolvidable Peggy de Mad Men, es la gran protagonista de esta historia. Debe ser difícil embarcarte en otra serie después de haber sido protagonista de la que es considerada por muchos la mejor serie de la historia. De momento, parece que no se ha equivocado. 

El piloto entra pronto en el centro de la historia y atisbamos algo del pasado a través de flashbacks en los que vemos la vida cotidiana de algunas de las protagonistas. June es raptada rápidamente por los integristas y separada de su marido y su hijo, con los que formaba una familia interracial. 

La serie transmite con gran acierto la sensación de asfixia que vive la protagonista. Vestida con un hábito religioso, vive al servicio de una pareja que no puede tener hijos propios. Especialmente dura es la escena en la que el marido tiene relaciones con ella ante la presencia de su esposa, intentando darle una apariencia de conformidad con la situación. Sin mostrar absolutamente nada fuera de lugar, estando los tres vestidos, y huyendo de cualquier violencia, la expresión de June al ser penetrada por el hombre de la casa describe a la perfección el nivel de resignación al que ha llegado en su nueva situación. 

El Cuento de la Doncella

June no comulga con lo que está viviendo ni es ningún tipo de conversa, sólo es una chica que trata de sobrevivir sin llamar la atención de los tiranos. El precio a pagar por aquellos que muestran la menor rebeldía queda bastante claro en el episodio. Lo mismo con aquellos que en su vida anterior se salían del tiesto, mandados a las colonias. Se atisban estas como un lugar terrorífico donde la muerte y el sufrimiento son seguras a causa de la catástrofe ecológica que ha llevado a esta situación.

June no sabe en quien confiar, y obviamente no cuenta con el beneplácito de la señora de la casa, a pesar de su impecable comportamiento. Poco a poco parece tejer una red de confianza, aunque está por ver que realmente sea el caso. Al ser mujeres que han tenido una vida occidental, es más difícil de creer que estén de acuerdo en este nuevo régimen por convicción y no por obligación. Ya se irá viendo. 

POR DESGRACIA, ESTA ESCENA ES BASTANTE REAL EN ALGUNAS PARTES DEL MUNDO

La estética es muy bella sin que para nada sea una serie cara en apariencia. El buen gusto reina en la escenografía, sobre la que cae gran parte de la transmisión de la historia. Es imposible no recordar la novela de George Orwell 1984 con esta serie: la sensación de que estás eternamente vigilado y hay que formar parte de la masa sin demostrar ningún tipo de identidad.

Muy interesante la propuesta de esta serie, donde no sólo nos interesa saber qué será de la protagonista, con la que es facilísimo empatizar. Todo lo que rodea a esta nueva sociedad en un país tan relacionado con las libertades como Estados Unidos es intrigante. Reconozco que es una serie triste y que nadie nos garantiza que tenga que terminar bien, para que estéis avisados que risas no vais a echar ninguna. No he leído el libro de Margaret Atwood pero aquellos que lo han hecho celebran la adaptación. Sin embargo, considero que es altamente recomendable, especialmente en estos tiempos en los que en vez de avanzar, pareciera que vamos hacia atrás y ninguna posibilidad de este tipo parece ya una locura. Una gran carta de presentación de la que estaremos pendiente en las próximos semanas.

La segunda parte de novedades del mes de junio que ECC Ediciones pone a la venta a partir del 6 y el 13 de junio prometen ser tan interesantes como la primera. En primer lugar, los fans del hombre murciélago están de enhorabuena, ya que se pone a la venta Batman: Reglas de Compromiso, una historia en la que Andy Diggle y Whilce Portacio ahondan en el peligro que pueden suponer a veces los gadgets tecnológicos del personaje. Por otro lado, llega la recopilación de la etapa del creador de Babylon 5 en la colección de Superman, con el tomo Grandes Autores de Superman: J Michael Strazynsky - Con Los Pies en la Tierra.

Green Lantern/Green Arrow de Dennis O'Neill y Neal Adams

Para los seguidores del velocista escarlata, ECC recopila en un tomo en tapa dura la etapa de otro de los grandes, Mark Waid, 12 números de la colección regular de Flash publicados originalmente en 1993. Pero si hay un personaje al que ECC está dedicando una mayor cantidad de publicaciones es a Wonder Woman. La proximidad del estreno de la película coincide con una nueva entrega de la colección Grandes Autores de Wonder Woman: George Perez - Rastros, en el que se recoge su espectacular paso por su colección a finales de los 80.

Las novedades de ECC para el mes de junio no terminan aquí. Os invito a descubrir en el siguiente PDF publicaciones como Green Lantern Presenta: Omega Men, de Tom King, Green Lantern/Green Arrow de Dennis O'Neill y Neal Adams, o Lobo: La Heredera, de Alan Grant, entre otras muchas.

Nadie puede poner en duda que Ridley Scott es un realizador excepcional; largometrajes como Los Duelistas (1977), Blade Runner (1982), Thelma & Louise (1991) o el propio Alien, el Octavo Pasajero (1979) demuestran esa afirmación. Sin embargo, quizás debido a su avanzada edad, quizás debido a factores que se me escapan, sus últimas películas no han sido todo lo satisfactorias ni han reunido los requisitos de calidad que a un director de esta talla se le presuponen. En Alien: Covenant se ponen de manifiesto con toda claridad como el realizador británico, lejos de ofrecernos un clásico instantáneo, nos deja una cinta simplona, cargada de clichés, con unos personajes completamente olvidables y un guión, en general, muy mal escrito. Si ya Prometheus (2012) levantó una gran polvareda entre quienes la defenestraban y la defendían, con Alien: Covenant sospecho que volverá a suceder lo mismo, aunque me inclino a pensar que serán los primeros, aquellos que abominan de ella, quienes estén más cargados de razones. A partir de aquí, aviso de SPOILERS.

Alien: Covenant

Tras este algo extenso preámbulo, quizás sea necesario ponernos en antecedentes. Estamos en el año 2104, 10 años después de la expedición de la Prometheus. La nave colonial Covenant se dirige a un sistema estelar el cual alberga un planeta similar a la Tierra. Con más de 2.000 colonos a bordo en hibernación, la tripulación debe ser reanimada antes de tiempo debido a una gran explosión estelar que daña seriamente los sistemas de la nave. Nuevamente, una extraña transmisión llama la atención de la tripulación de la Covenant, que cambiará de rumbo para averiguar su lugar de origen.

Claramente, el punto de partida de esta nueva película de la saga Alien es muy similar a la primera película. Y no solamente en lo que respecta al tema de la transmisión sino, otra vez, en el retrato de la tripulación, de nuevo un grupo de ingenieros, técnicos y científicos que, más que eso, parecen vulgares y malhablados matones de bar. Si bien en el film de 1979 Scott acertó plenamente al presentarnos una tripulación cada uno con sus propias filias y temores, con sentimientos y acciones totalmente plausibles en las situaciones extremas con las que debieron lidiar, en Covenant ni guionistas ni director son capaces de hacer creíbles a tan estereotipado hatajo de idiotas.

La tripulación de la Covenant
JAMES FRANCO QUERÍA APARECER EN UN FILM DE ALIEN, Y YA LO HA HECHO... MÁS O MENOS

En una reciente entrevista, Scott declaraba que había aprendido de las críticas a Prometheus para hacer una secuela mejor. Parece que no ha sido así. Es más, da la impresión que ha hecho todo lo contrario, inflando aún más los errores de bulto cometidos en el film de 2012, como el ya mencionado absurdo retrato de los protagonistas. Si en Prometheus ya nos sorprendíamos de las malas decisiones que tomaban sus personajes, en Covenant esas malas decisiones se multiplican, con cosas tan discutibles como acercarse a escasos centímetros de unos hongos alienígenas cargados de esporas, explorar un planeta extraño sin escafandras o acercar peligrosamente a una atmósfera tormentosa una enorme nave espacial cargada con 2.000 personas en hibernación.

Poco pueden hacer la excelente fotografía de Dariusz Wolski (Marte, El Desafío), el vestuario de Janty Yates (Exodus: Dioses y Reyes) o el diseño de producción de Chris Seagers (X-Men: Primera Generación) frente al penoso guion de John Logan (Skyfall, Spectre) y Dante Harper, este último debutando como guionista. Como un verdadero principiante, John Logan nos deja una cinta llena de agujeros de guion capaces de tragarse a la propia Covenant, en la que casi ningún protagonista brilla por méritos propios —quizás algo más Michael Fassbender, siempre efectivo lo pongas donde lo pongas—, ni siquiera la teórica protagonista, interpretada por  Katherine Waterston (Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos)

Ridley Scott junto a Katherine Waterston
INCLUSO NOOMI RAPACE EN PROMETHEUS INTERPRETABA UN MEJOR
PERSONAJE QUE EL DE WATERSTON

La hija del actor Sam Waterston (The Newsroom, Grace and Frankie) ha sido publicitada para esta película como la nueva Ellen Ripley, cuando en realidad poco o nada hace para distinguirse del resto de personajes. No vemos, como en el Alien del 79, a una Ripley sensata y fuerte afrontando todos los retos que se le plantean de manera natural y creíble. No vemos en Covenant a ninguna Ripley despegándose poco a poco del resto de compañeros de misión por méritos propios, convirtiéndose, finalmente, en la protagonista de la película junto al ubicuo xenomorfo. No, no vemos nada de eso en esta película. Aquí, Daniels, el personaje de Waterston, es un miembro más de una tripulación en la que ninguno destaca por nada, un puñado de "camisas rojas" que solo van a servir de carne de cañón para el alienígena de turno. Daniels salva el día solo porque sí, porque estaba ahí y porque a los demás se los han merendado de las maneras más peregrinas e incomprensibles imaginables, no porque ella haya hecho nada para acabar con la amenaza. ¿La nueva Ripley? ¡Venga ya, por favor!

Aparte del nefasto tratamiento de los personajes —ninguno de ellos superaría una entrevista de trabajo real, solo en la Weyland, que parece tener debilidad por los "capullos" para sus misiones de billones de dólares— quienes esperen respuestas a las planteadas en la anterior película van listos. Si en Prometheus se plantaban las semillas de una serie de cuestiones trascendentales acerca del verdadero origen del hombre, en Covenant no solo estos temas no aparecen por ningún lado, sino que se evitan dar las más mínimas explicaciones con un recurso muy sencillo: eliminando de un plumazo (¿o debo decir de un vasijazo?) a quienes podían arrojar algo de luz a dichos asuntos, los conocidos como Ingenieros.

David deja caer su cargamento mortal sobre los Ingenieros
DE ESTA SENCILLA FORMA EL GUIONISTA SE LIBRA DE TENER QUE HABLAR MÁS DE LOS INGENIEROS

En un alarde de chulería narrativa, el guionista se carga en una breve escena todas las posibilidades de que las preguntas sin respuestas expuestas en Prometheus se diluciden. ¿Qué hago si no tengo ni idea de como seguir con una parte de la historia? Pues me cargo a los personajes que pueden arrojar algo de claridad al asunto, en este caso los pobres Ingenieros, masacrados por David, el sintético superviviente de la Prometheus. Olvidaos de conocer más de la cultura y las motivaciones de esos alienígenas porque el guionista y Ridley Scott ya se han ocupado de que eso no pueda suceder. De hecho, el desastre perpetrado por el guionista es tan mayúsculo que la tripulación de la Covenant ni siquiera se pregunta quiénes son todos aquellos seres que yacen muertos en la ciudad fantasma a la que les conduce un encapuchado Michael Fassbender que de nuevo parece estar interpretando su personaje de Assassin's Creed.

Las malas decisiones de los personajes, su falta de carisma o la ausencia de respuestas no son los únicos problemas de esta película. A esos fallos se le une la previsibilidad de la historia. Llegado el momento del encuentro entre el androide Walter con su gemelo David, cualquier espectador mínimamente inteligente se ve venir a kilómetros de distancia el posible giro final de la película. A esta previsibilidad hay que sumarle un cúmulo de escenas absurdas protagonizadas por David y su doble, como la clase de flauta, el momento cultureta citando a Shelley o a Byron, o un momento homoerótico que no sé a qué demonios venía.

Alien: Covenant
EL ALIEN EN MINIATURA, AL QUE SOLO LE FALTÓ SACAR EL SOMBRERO
Y BAILAR COMO EN SPACEBALLS

Ni siquiera las criaturas que aparecen son capaces de salvar la película. Aunque bien modeladas en 3D, las criaturas blancuzcas fruto del patógeno de los Ingenieros no son capaces de ocultar el hecho de que las escenas de acción son confusas, oscuras y mal rodadas, por no hablar de lo predecibles que son. Tampoco voy a ahondar en las inconsistencias sobre el ciclo vital de los xenomorfos que, por arte de birlibirloque, se desarrollan en cuestión de minutos, cuando en films anteriores quedó demostrado que no alcanzaba su madurez tan rápidamente. O qué decir de ese absurdo y patético alien en miniatura surgiendo del pecho de uno de los protagonistas, cuando sabemos que en esa parte del ciclo biológico del xenomorfo este se asemeja más a una serpiente que a otra cosa.

En definitiva, Alien: Covenant ha supuesto toda una decepción, pudiendo afirmar que incluso Prometheus era mucho mejor película, con temas más interesantes y mucho más original que esta. Ridley Scott no ha hecho otra cosa que dirigir un guion que más parece un slasher barato de los 80 que una película de la saga Alien, de la cual me atrevo a decir que Alien: Covenant es la peor de todas. Que Prometheus tuviera momentos sonrojantes no le quita sus méritos, méritos que no aparecen por ningún lado en su secuela. Las malas decisiones de Covenant trascienden a los personajes y alcanzan a los responsables de la producción que, en un alarde de mercadotecnia mal enfocada, incluso han extirpado un par de escenas de la película —la única en la que aparece el actor James Franco y la que explica qué les pasó a la Dra. Shaw y a David— y la han presentado como una especie de cortos que, a menos que seas muy fan de la saga, como yo, la mayor parte del público no habrá visto.


Si eres fan de la saga Alien, una de las más importantes de la cinematografía de ciencia ficción y horror, comprenderás mi indignación ante una película que, lejos de expandir y enriquecer este particular universo, lo único que ha hecho es acercarlo más a su cancelación definitiva. Pero tranquilos, siempre habrá productores sin escrúpulos atentos a cualquier resbalón en la taquilla para canibalizar los elementos que les sean útiles de cualquier franquicia para ofrecernos un nuevo refrito. Que el dios de los Ingenieros nos coja confesados...

El canal Starz decidió llevar adelante el libro American Gods de Neil Gaiman, autor más que conocido para aquellos que somos aficionados a los cómics. Reconozco que empecé a leer este libro atraído por la maravillosa obra Qué le Sucedió al Cruzado Enmascarado, un sentido homenaje al Hombre Murciélago que me hizo interesarme por este autor. Reconozco que el libro lo dejé a la mitad, pero no porque no me gustara, sino porque me resultaba demasiado triste para el momento de mi vida en el que lo estaba leyendo y decidí darle un descanso. A pesar de todo, me parece bastante recomendable y me acerqué a este piloto con curiosidad y esperanza. 

AMERICAN GODS

El capítulo comienza con una escena que no aparece en el libro y que sin duda despistará a quienes esperaban encontrar otra cosa. Una lucha titánica por la supervivencia de unos vikingos que recuerda a las batallas vistas en Spartacus por su violencia explícita. La forma en la que ellos creen salir de ella, que aparentemente no tiene nada que ver con la historia posterior, sí que es clave para entender de qué va la serie.

Rápidamente, conocemos a Shadow, magníficamente representado por el atractivo e imponente Ricky Whittle (Los 100). Convicto por una causa que no se nos revela, recibe un tremendo golpe cuando llega la fecha de salir de prisión. En el viaje de vuelta, se le aparece un misterioso personaje que entabla contacto con él y parece saber mucho más de él que el propio Shadow. Interpretado por el reverencial Ian McShane, cuya presencia ya es más que suficiente para dar una oportunidad a una serie.  

HASTA UN BAR DE CARRETERA TIENE UNA ESCENOGRAFÍA ESPECTACULAR

La serie va mezclando momentos oníricos con reales de una manera muy conseguida, algo que no debe ser fácil de conseguir. Visualmente es muy bella, algo que es común en las series producidas por Bryan Fuller (Criando Malvas, Hannibal). Unas escenas se presentan sin tener aparentemente relación con la historia que nos están contando, pero finalmente conseguirán un puzzle cuya visión final tenga sentido. A pesar de eso, no se hace caótica ni sin sentido, de hecho me han quedado algunas cosas más claras que en el libro, todo un logro en una historia que suma lo cotidiano a lo fantástico en una aparente natural convivencia.

Los hechos más escabrosos del libro no se evaden, sino que son bastante fieles a lo que aparece en el mismo. De hecho, hay alguna escena subida de tono (que no recuerdo del libro) que nos evidencia que estamos ante una serie de cable. Lo que no me queda muy claro es cómo van a llenar la serie si lo mostrado en el piloto es prácticamente un cuarto del libro. 

En estos tiempos de sobredosis de series televisivas, American Gods ha conseguido destacar ofreciendo algo distinto respetando, al menos de momento, la fuente original. Neil Gaiman aparece como productor ejecutivo, aunque hay noticias de que no está conforme con alguna escena sexual subida de tono. Por lo demás, no tiene razones para no estar conforme con la adaptación de una obra tan difícil a la pequeña pantalla. Sin embargo, yo creo que una película o una miniserie de una temporada sería suficiente, y no alargar la cosa de temporada en temporada.

Una buena opción a tener en cuenta si os van las series elegantes pero sin censuras, donde todo puede ocurrir al mezclar lo fantástico con una vida cotidiana. Muy recomendable al menos de momento.

He crecido leyendo los cómics de Spider-Man desde que era pequeño. La bajada de calidad que ha venido sufriendo el personaje desde hace ya bastantes años me alejó de la continuidad. Acontecimientos como One More Day no hacían más que reafirmarme en mi decisión. Sin embargo, reconozco que echo de menos al personaje, de manera que cuando me enteré de esta nueva colección en la que, en un mundo alternativo, Peter Parker y Mary Jane vivían con su hija Anne me animé a hacerme con ella. ¿Ha sido una buena decisión?

El Asombroso Spider-Man: Renueva tus Votos

La lectura de estos tres primeros números me ha dejado sentimientos encontrados. No hace falta ser un anti-Marvel para saber que la idea de explotar a Spider-Man como padre viene del éxito que están teniendo en DC con los hijos de Batman y Superman. Francamente, no me importa si lo que nos cuentan merece la pena. El guión es obra de Gerry Conway, un legendario autor de cómics que estuvo a cargo de la muerte de Gwen Stacy, pero que no por su pasado tenía garantizado saber contar historias en el presente.

Cada uno de los tres números está contado desde un punto de vista: el primero el de Peter Parker; el segundo, Mary Jane; y el tercero el de su hija Anne. Debo reconocer que el primero es el que más me ha gustado. Recuperamos al Peter Parker de siempre, a las órdenes de J.J. Jameson a pesar de ser ya padre. Es sin duda el efecto que buscamos los nostálgicos que renegamos de las historias actuales, y a quienes va dirigido este cómic. La interacción de su familia está muy bien llevada, con líos en la cabeza sobre la lista de la compra mientras se enfrenta al villano de turno. El problema es que esta parte es la que peor se lleva en el cómic. En ningún momento la amenaza da sensación de peligro, resultando una pelea casi caricaturesca. 

LA FAMILIA PARKER HACE DE LA HEROICIDAD SU OCUPACIÓN PRINCIPAL

La cosa empeora todavía más cuando Mary Jane, que de repente ha adquirido superpoderes, aparece también en la lucha. No solo no aporta nada y no es necesario, sino que quita credibilidad al cómic. ¿Por qué han hecho eso? Es una idea pésima, por no hablar de lo imposible que resulta llevar su negocio, atender a su familia y a la vez ser superheroína. No reconozco a la Mary Jane de siempre, se me ha quedado en una heroína genérica más. 

Peor todavía resulta cuando entra en acción su hija Anne, que tan solo tiene 8 años. Resulta casi indecente que se planteen poner a una niña de esa edad a funcionar como superheroína. No costaba nada hacerla un poco mayor, ya que en este caso se entiende que tenga superpoderes heredados de su padre.

EL ASOMBROSO SPIDER-MAN: RENUEVA TUS VOTOS #2

Leídos los tres números, la impresión es que quizás está tomando un tono demasiado superficial para mi gusto, sin profundizar en lo interesante que resulta tener a una familia entera luchando contra los villanos. La aparición de algún niño relacionado con un poderoso enemigo fascinado con Anne no hace más que recalcar la idea de que estemos derivando hacia un público infantil más que el nostálgico.

En cuanto al dibujo, es muy vistoso y bonito, aunque Mary Jane parece más una adolescente poco mayor que su hija en muchas ocasiones. Salvando eso, Ryan Stegman hace un gran trabajo con muchos detalles y modernizando mucho los escenarios.

La nostalgia me puede y de momento sigo con la colección, pero no doy carta blanca en el futuro. Si sigue derivando hacia las desventuras de una niña de 8 años más que las de su padre (no su madre), no creo que la termine. Si potencian al Spider-Man clásico, que se ha hecho mayor como sus lectores y ha formado una familia con el verdadero potencial que supone, seguiré a bordo.

El Asombroso Spider-Man: Renueva tus Votos, #1 al #3
Panini Cómics
Edición original: Amazing Spider-Man: Renew Your Vows 1,2 y 3 USA
Guión: Gerry Conway
Dibujo: Ryan Stegman
Comic-book. 24 - 40 páginas
Precio: 1,95 € - 2,95 €

Con los cómics de la Liga de la Justicia muchas veces he tenido la sensación de que o bien los disfruto mucho, o todo lo contrario. En ocasiones, me resulta confusa la interacción de personajes, y la eterna amenaza alienígena mundial que deben resolver se me hace muy repetitiva. El tomo que recopila la obra de Mark Waid, recientemente editado por ECC Ediciones, debo decir que se aleja totalmente de este caso, siendo una de las historias que más he disfrutado de este autor, hasta el punto de que para mi, la mejor Liga de la Justicia es la de Waid. Os explico por qué.

Grandes Autores de la Liga de la Justicia: Mark Waid - Año Uno

El cómic, escrito en 1998, supone una nueva forma de contar cómo se formó la Liga de la Justicia. De los muchos miembros que han formado parte de La Liga a lo largo de los años, como La Cazadora o Barda, Waid acierta en elegir a los miembros que presenta en el tomo. Los afortunados son Flash, Green Lantern, Aquaman, Canario Negro y El Detective Marciano. A pesar de que aparezca en la portada, Batman no interviene apenas en la historia. En contra de lo que muchos parecen pensar, Batman no es para nada imprescindible para construir una buena historia de la Liga de la Justicia.

Waid aprovecha para presentarnos a una incipiente Dinah Lance, con las inseguridades de su edad y muy alejada aún de la pareja que formará en el futuro con Green Arrow. Conocemos que su pelo en realidad es negro, y lo que supone ser la única chica en un grupo de hombres, tonteos incluidos. También a través de ella sabemos algo de la ya retirada Sociedad de la Justicia, lo que amplía mucho el marco de un grupo que muchas veces, no parece tener más frontera que La Atalaya.

PUES SI, PODEMOS TENER LIGA DE LA JUSTICIA SIN BATMAN, SIN SUPERMAN Y SIN WONDER WOMAN

Waid no muestra héroes perfectos, sino un grupo de chicos inseguros, con choque de caracteres, que sospechan los unos de los otros, pero que a la vez saben que son la única oportunidad para que la Tierra sobreviva. Las fricciones entre ellos dan lugar a momentos realmente divertidos, algo no muy común. Como veis, no falta la casi inevitable amenaza alienígena, pero Waid lo transforma en una lucha emocionante, divertida y trepidante. 

A lo largo de los 12 números que componen el tomo nos da tiempo en profundizar en los personajes, sus vidas personales y profesionales, de una manera cuidada y pensada. Waid no recurre a tópicos, sino que aporta momentos interesantes tanto para los villanos como para los héroes. Los medios de comunicación también cumple su parte en la historia, algo que se suele obviar en un acontecimiento tan importante como ataques alienígenas o supertipos enfrentándolos. Tampoco faltan misterios e incógnitas que deberemos ir descubriendo poco a poco.

CEREBRO DESMEMBRANDO LA LIGA DE LA JUSTICIA... LITERALMENTE

El dibujo, a manos de Barry Kitson, hoy día está muy superado, ya que se centra mucho en los personajes y muy poco en los fondos, por no decir que directamente ni los dibuja. No es un genio de la expresividad tampoco, pero hay que reconocer que para lo que necesita la historia cumple con su cometido.

En definitiva, un excelente cómic que he disfrutado muchísimo. De hecho, he leído otras obras de Waid, incluidas en el coleccionable de La Liga de la Justicia de Morrison y, aunque sean historias autoconclusivas, mantienen el ritmo, la diversión y la frescura. Un excelente cómic que reivindica a la JLA como uno de los grupos superheróicos más versátiles e interesantes del mundo de los cómics cuando se saben tratar.

GRANDES AUTORES DE LA LIGA DE LA JUSTICIA: MARK WAID - AÑO UNO
ECC Ediciones
Edición original: JLA: Year One núms. 1 a 12 USA
Guion: Brian Augustyn, Mark Waid
Dibujo: Barry Kitson
Cartoné, 328 págs. A color.
Precio: 31 €

El 7 de mayo de 1997 se estrena en Francia El Quinto Elemento (Le Cinquième Élément), cinta de ciencia ficción dirigida y coescrita por el realizador galo Luc Besson. Protagonizada por Bruce Willis y Milla Jovovich, el film de Besson se convirtió con el paso de los años en un clásico de culto de la ciencia ficción. Ello no significa que en su estreno fuera un fracaso, al contrario, ya que logró triplicar su presupuesto en la taquilla global. A continuación os dejo con algunos de los hechos y curiosidades de esta mítica película, de nuevo de moda por el próximo estreno de Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas, también dirigida por Besson.

Bruce Willis y Milla Jovovich

VALERIAN+EL INCAL= EL QUINTO ELEMENTO

Devorador en su juventud de cómics de ciencia ficción franceses y belgas, Luc Besson tomó numerosos elementos de los mismos para El Quinto Elemento, sobre todo de autores como Jean-Claude Mézières —precisamente el creador de Valerian, Agente Espacio-Temporal— y Jean Giraud "Moebius". El realizador galo, de hecho, contrató a ambos artistas para la película, diseñando conceptualmente escenarios, vehículos y personajes. Sin embargo, ello no le libró de una demanda por plagio del propio Moebius y su por entonces colaborador en la saga El Incal, Alejandro Jodorowsky. Más tarde, Jodorowsky reconocería que no fueron él y Moebius quienes presentaron la demanda, sino el editor de estos.

PRINCE, ¿EN EL QUINTO ELEMENTO?

Según el diseñador de vestuario de la película, Jean Paul Gaultier, Besson había considerado para los papeles protagonistas a Julia Roberts, Mel Gibson y Prince. Debido a problemas de financiación, el proyecto se retrasó y Roberts y Gibson quedaron fuera del mismo, pero no Prince, quien aprovechando su estancia en París para un concierto, le fueron mostrados los diseños del film. El recientemente fallecido protagonista de Purple Rain rechazó el papel debido a que el vestuario le parecía "un poco afeminado". El papel de Prince recayó finalmente en Chris Tucker y, sí, su vestuario le hace parecer bastante afeminado.

Ruby Rhod (Chris Tucker)
RUBY RHOD (CHRIS TUCKER)

DIVA PLAVALAGUNA

El aspecto de la cantante de ópera alienígena que aparece en la película —Diva Plavalaguna, encarnada por Maïwenn Le Besco, por entonces esposa de Besson hasta que se cruzó Jovovich— permaneció en el más absoluto de los misterios para los actores hasta el rodaje de su escena. Besson quería que las expresiones de sorpresa de los actores en el momento de la actuación de Diva fueran lo más naturales y espontáneos posibles. La alienígena —con la voz de la soprano Inva Mula— interpretaba la canción "Il dolce suono", de la ópera Lucia de Lammermoor. Su nombre no era casual, ya que se inspiraba en el resort croata Plava Laguna, donde Besson solía pasar sus vacaciones.

JEAN PAUL GAULTIER SE GANÓ EL SUELDO COMO DISEÑADOR DE VESTUARIO

Jean Paul Gaultier diseñó más de 1.000 trajes y vestidos diferentes para la producción. Su cometido no se limitó a diseñarlos, sino a asegurarse que todos los extras del film en las escenas de masas lucieran acorde a sus creaciones. Para ello, cada vez que se rodaba una escena en la que había muchos extras involucrados, como una en la que intervinieron más de 500, el propio Gaultier se encargaba uno a uno de que el vestuario no desentonara con sus diseños. Solo una de sus chaquetas costaba cerca de 5.000 dólares.

GAULTIER JUNTO A ALGUNOS DE SUS DISEÑOS PARA LA PELÍCULA

LEELOO

Uno de los innumerables detalles interesantes de la película es el lenguaje de Leeloo, el personaje de Jovovich, inventado por Besson y perfeccionado por la actriz, que ya dominaba cuatro idiomas. Al final del rodaje Jovovich era capaz de mantener conversaciones completas con sus poco más de 400 palabras. La primera vez que Willis y Jovovich rodaron una escena juntos, Besson no avisó al protagonista de La Jungla de Cristal que la actriz le hablaría en el "lenguaje divino", por lo que su reacción de sorpresa es real.

Leeloo (Milla Jovovich)

Otra de las señas de identidad de Leeloo era su pelo anaranjado. El cabello de Jovovich —castaño—debía ser teñido regularmente para que el naranja no perdiera intensidad, dañándolo finalmente, así que hubo que fabricar una peluca que es la que llevó el resto del rodaje.

Elizabeth Berkley fue considerada para el papel de Leeloo, pero el fracaso de Showgirls (1995) fue determinante para que no fuera contratada. Más de 3.000 aspirantes hicieron la prueba para el papel.

Fuentes: IMDb, Mentalfloss, Wikipedia

Guardianes de la Galaxia Vol. 2 es una de las excepciones del dicho "segundas partes nunca fueron buenas". Lejos de los fallos en los que frecuentemente caen las segundas partes de las franquicias, el film dirigido y escrito por James Gunn aporta todo lo que podríamos esperar de una nueva entrega de Guardianes de la Galaxia. Era fácil caer en la repetición, en abundar de nuevo en los mismos temas, pero Marvel y Gunn han sabido, respetando la fórmula que hizo de la película de 2014 todo un éxito, ofrecer un espectáculo a la altura de lo que esperábamos de estos épicos personajes galácticos.

Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Tras escapar por los pelos de la armada de los Soberanos, una raza de seres humanoides dorados y bastante orgullosos (que no existen en los cómics Marvel), Star-Lord  (Chris Pratt), el resto del grupo y Nebula (Karen Gillan) hacen un aterrizaje de emergencia en un planeta cercano. Allí conocerán a Ego (Kurt Russell), un ser de aspecto humano que se revela como el padre de Peter Quill, y que se convertirá en el eje central de la película.

Como he comentado al principio, la película de James Gunn sigue ofreciendo lo que podíamos esperar de la continuación de Guardianes de la Galaxia. Ya conocemos los personajes, su situación, por lo que Gunn tiene ahora tiempo de desarrollarlos plenamente, haciéndolos interactuar entre ellos. De este modo, en el generoso metraje del film (136 minutos) vemos como evoluciona la relación de Gamora (Zoe Saldana) y su hermana Nebula, la conexión que se establece entre dos outsiders como Mapache Cohete Yondu Udonta (Michael Rooker), las jocosas conversaciones entre Drax (Dave Bautista) y Mantis (Pom Klementieff) y, lo más importante, el lazo que establecen padre e hijo, Peter y Ego, el Planeta Viviente.

BABY GROOT
BABY GROOT SE CONVIERTE EN UN AUTÉNTICO "ROBAESCENAS" POR MÉRITOS PROPIOS

Estas interacciones entre las distintas parejas de protagonistas de la película añaden aún más interés y profundidad a la cinta que, no nos engañemos, no es más que un espléndido divertimento épico-espacial sin más pretensiones. Aún así, este Volumen 2 me ha resultado bastante más divertida que la primera, a pesar de que la frescura de lo novedoso ya no está presente. Gunn no podía prescindir del tono ligero de la primera entrega, ya que parte del éxito de la franquicia se basa en los chistes, acertados algunos, desafortunados otros, que plagan toda la cinta.

Uno de los aciertos de la película es el personaje que interpreta Kurt Russell. Su papel como Ego, el Planeta Viviente, una especie de Grizzly Adams viviendo en su barroco y solitario paraíso espacial, es uno de los que mejor funcionan. La relación que establece con su hijo, al principio receloso, está bien dibujada y se convierte en el eje central de la película. Peor explicados están, en cambio, los motivos que mueven a su personaje a hacer lo que hace, motivos que no quiero desvelar por si no has visto aún la película.

EGO (KURT RUSSELL)
EGO (KURT RUSSELL), EL MISTERIOSO PADRE DE PETER QUILL

Guardianes de la Galaxia Vol. 2 renueva la fórmula de la primera y la mejora sensiblemente. Esta entrega es más interesante, más épica, más divertida y expande el universo Marvel hasta límites insospechados. El recurrente cameo de Stan Lee con ciertos seres de enorme cabeza, las nuevas razas, el papel de los Saqueadores en esta historia (personajes también ideados por Gunn), con Sylvester Stallone al frente de ellos, o la promesa en una de las cinco escenas post-créditos de la aparición en próximas películas de cierto ser artificial todopoderoso, hacen de Guardianes 2 una de las películas más interesantes de la Fase 3 de Marvel Studios. Sin embargo, es una de las más autocontenidas, ya que los sucesos que en ella suceden poco o nada repercuten en el resto de películas del Universo Cinematográfico Marvel.

Este último punto es otro de los fallos de la cinta de James Gunn, precisamente la falta de repercusiones de los hechos de los que somos espectadores en el resto de este universo. Los planes del villano de la película apenas parecen tener un verdadero impacto, como no sea dejarnos un par de escenas donde Gunn rinde homenaje a la película La Masa Devoradora (The Blob, 1958). En ningún momento parece que los Guardianes estén verdaderamente salvando el universo, más bien solo a ellos mismos. A pesar de ello, eso me basta como espectador porque lo que me cuentan y como me lo cuentan es impresionante, bien narrado y sobre todo, muy divertido. A veces salvar el universo solo es una excusa, y en este caso Gunn aplica esta máxima en toda su extensión.

En resumidas cuentas, Guardianes de la Galaxia Vol. 2, de nuevo con su inteligente uso de la música, su sentido del humor y de la épica, y el interés que despiertan en el espectador sus protagonistas, se convierte en el mejor film de la Fase 3 de Marvel, seguido de cerca por Doctor Extraño y Capitán América: Civil War. Ni la falta de un villano verdaderamente definido ni sus ocasionales fallos narrativos impide que la película se disfrute plenamente y que muchas de sus escenas persistan en nuestra memoria mucho tiempo después de haberse encendido las luces de la sala de proyección. ¿Qué más se le puede pedir a una película de superhéroes?

El mes de junio es el mes de Wonder Woman. Con motivo del estreno de la película en España el 23 de junio, ECC Ediciones tiene preparadas una serie de publicaciones centradas en la princesa de las amazonas que harán las delicias de sus seguidores. A la grapa mensual de Wonder Woman que guioniza Greg Rucka se une el lanzamiento de un coleccionable semanal de 10 tomos que recogen una de las etapas más relevantes del personaje, la que encabezan Brian Azzarello al guion y Cliff Chiang a los lápices.

ECC Ediciones: Novedades de Junio 2017 (Primera Salida)

El cruzado de Gotham también cuenta con grandes lanzamientos, como el tomo Batman: Detective Comics - Anarquía, un volumen en el que se recoge la etapa de Francis Manapul a cargo de la colección del murciélago entre 2014 y 2015. También se pone a la venta dentro de la colección Grandes Autores de Batman el volumen dedicado a Ed Brubaker y su arco La Escena del Crimen, un volumen que recoge los números 598-607 USA de la colección de Batman.

En junio llega también El Nuevo Super-Man, de Gene Luen Yang y dibujos de Viktor Bogdanovic, un superhéroe de "fabricación" china que no dejará indiferente a nadie, sobre todo a los fans de Superman de toda la vida. Y dentro de las reediciones de grandes historias del personaje, en junio sale a la venta el tomo La Boda de Superman, un evento del año 1996 que aún deja sentir sus efectos en el Universo DC actual.

DC CON SPAIN

Además, los días 13, 14 y 15 de mayo se celebra en Kinépolis Madrid Ciudad de la Imagen la DC Con Spain, un evento en el que ECC Ediciones tendrá una presencia destacada. Si queréis conocer más detalles de este encuentro, pinchad en este enlace.

Por supuesto, estas no son las únicas novedades que ECC Ediciones os tiene preparadas para esta primera tanda de lanzamientos de junio. Para conocer el resto, aquí os dejo el PDF con todos sus lanzamientos, a la venta a partir del 23 y 30 de junio.