4 GRANDES CAMPAÑAS PUBLICITARIAS DE PELICULAS DE CIENCIA FICCION Y TERROR

En un mercado tan altamente competitivo como el cinematográfico tiene cada vez más peso una buena campaña de marketing. Desde muchos meses antes del estreno de cualquier producción se nos bombardea desde los diversos medios de comunicación con avances, clips, publirreportajes, entrevistas, pósters, vídeos virales y toda una serie de estrategias publicitarias, la mayoría de ellas impactantes. Muchas de estas campañas de marketing tienen lugar en la Red, y tienen como objeto hacer llegar a más personas en internet la promoción de un film de una manera impensable hace tan solo algunos años. 


A continuación os dejo con una selección de campañas de marketing cinematográfico que marcaron tendencia o se distinguieron por su originalidad o espectacularidad.

EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR (1999)

En la era previa a la llegada de las redes sociales y la expansión de Youtube, un par de estudiantes de la Universidad de Miami, Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, llevaron a cabo una de las campañas de marketing cinematográfico más sorprendentes de finales de los 90. El Proyecto de la Bruja de Blair, un film rodado con apenas 60.000 dólares, consiguió recaudar en todo el mundo la friolera de casi 250 millones, gracias en gran medida a su original promoción. 

Antes de su estreno se divulgó el rumor de que en realidad el film era un documental, basado en hechos reales. Se prepararon falsas noticias de periódico sobre la supuesta desaparición de los personajes de la película, para añadir aún más credibilidad. Además, la página oficial de la película no la mencionaba, sino que se limitaba a narrar una serie de supuestos sucesos relacionados con la Bruja de Blair. Esta campaña viral, la cual duró cerca de un año, hizo que la película fuera, finalmente, todo un fenómeno de masas.

EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR
FALSO CARTEL ANUNCIANDO LA DESAPARICIÓN DE LOS PROTAGONISTAS DEL FILM


MONSTRUOSO (2008)

Producida por J.J. Abrams a través de su compañía Bad Robot, Monstruoso (Cloverfield) es uno de los ejemplos más sobresalientes de marketing viral. A seis meses de su estreno llegó el primer tráiler, el cual mostraba muy poco del film, ni siquiera su título. La fuerza del mismo residía en la imagen de la cabeza de la Estatua de la Libertad cayendo en medio de una avenida de la Gran Manzana. A medida que se acercaba el estreno, sucesivas páginas webs se iban activando para ofrecer misteriosos contenidos y mensajes virales, como números de teléfono que daban acceso a fondos de pantalla o tonos de llamada con el rugido de la criatura del film, todo ello con el fin de conseguir visitas

La expectación ante la falta de información acerca de film fue tal que prácticamente todos los medios se pusieron a lanzar teorías acerca del argumento de la película. Toda esta cantidad de marketing viral dio a la película de Matt Reeves un contexto, una mitología propia, en la cual enmarcarla, como si lo narrado en ella fuera parte de la realidad. Monstruoso contó con 25 millones de dólares de presupuesto, recaudando más de 170 millones.

MONSTRUOSO (2008)
WEB DE LA COMPAÑÍA FICTICIA TAGRUATO LANZADA COMO PROMOCIÓN DEL FILM MONSTRUOSO


INCEPTION (ORIGEN) (2010)

Como es habitual con las películas de Christopher Nolan, Origen estuvo envuelta en un manto de misterio hasta casi el día de su estreno. Durante varios meses, la página oficial de la película solo mostraba una enigmática peonza girando sin parar. El paso siguiente fue plantear una serie de juegos a los visitantes de la web para acceder al póster del film. La campaña se hizo viral cuando fueron apareciendo personas con camisetas en las que figuraba un misterioso código QR que daba acceso a varias webs de temática conspiranoica. Warner también envió a distintos medios cajas con un pen drive y la famosa peonza, incluso un libro con supuesta información clasificada sobre los sueños. El presupuesto de Origen fue de 160 millones de dólares, y recaudó más de 825 en todo el mundo.

INCEPTION (ORIGEN) (2010)
LA MISTERIOSA CAJA ENVIADA POR LA PRODUCTORA A DISTINTOS MEDIOS ESPECIALIZADOS


CHRONICLE (2012)

¿Cual sería tu reacción si vieras a personas realmente volando en los cielos de Nueva York? Esto fue lo que los creativos de la empresa Thinkmodo utilizaron para la campaña viral previa al estreno del film Chronicle, del realizador Max Landis. Esta empresa de marketing, famosa por sus sorprendentes campañas, ideó cinco muñecos voladores muy similares a una persona, cuya fabricación fue encargada a una compañía constructora de aviones a escala. Controlados por control remoto, tres maniquís sobrevolaron durante cinco minutos la Estatua de la Libertad y el entorno del río Hudson, tal y como lo harían los protagonistas de la cinta. La película costó 12 millones de dólares; su recaudación ascendió a los 126 millones.


Estos son solo cuatro ejemplos de como el marketing puede ir siempre un paso más allá a la hora de promocionar una producción cinematográfica. No es de extrañar que los estudios destinen a veces casi tanto a las campañas de promoción de sus películas como a producirlas, ya que en muchas ocasiones una publicidad certera e impactante puede ser decisiva para que una producción cinematográfica obtenga beneficios.

Las campañas de marketing virales promocionando películas no son nada nuevo, pero cada día son más sorprendentes. Os dejo con 4 de las campañas más sonadas de los últimos años.

Publicar un comentario

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget