03-abr-2015

Desde el comienzo de la serie Arrow, la actriz Katie Cassidy fue la elegida para interpretar a Laurel Lance, es decir, Canario Negro, la pareja de Oliver Queen. Sin embargo, el proceso se adivinaba largo, a pesar de que en uno de los primeros episodios ella hiciera una breve mención a unas medias de rejilla. Sin embargo, ocurrió lo inesperado: una actriz secundaria que no estaba destinada a aparecer demasiado, Felicity Smoak (Emily Bett Rickards) robó el corazón del público que estaba destinado a adorar a Laurel.  A pesar de que la adoración por Felicity crecía a la vez que la denostación por Laurel, los productores no han dado su brazo a torcer. Esta tercera temporada nos han mostrado a Cassidy ejerciendo de Canario Negro, sucediendo a su hermana Sara. Eso si, la cosa no acaba de funcionar como debieron creer los productores que funcionaría. Aquí os dejamos con 5 razones que, en nuestra opinión, han hecho que esta chica sea un desastre en el papel de Canario Negro.

LAUREL LANCE "CANARIO NEGRO"

NO TIENE EL FÍSICO NECESARIO: Katie Cassidy es una chica muy guapa, eso es innegable. Sin embargo, su delgadísimo cuerpo poco tiene que hacer en la lucha cuerpo a cuerpo. No tiene ninguna presencia y, por si eso fuera poco, la peluca rubia tiene más volumen que ella. Incluso la hermana de Oliver, Thea, suple su delgadez en las escenas de lucha con su mala idea. Pues ni con ese recurso cuenta Kate, ya que tiene que ser buena todo el tiempo. Para ejemplo, cuando se enfrentó a Malcolm Merlyn: le apunta con un arma, para luego no dispararle porque eso estaba mal. Para llorar.

NO TIENE EL ENTRENAMIENTO NI LA MOTIVACIÓN: Oliver pasó 5 años en la isla. Sara también pasó lo suyo para sobrevivir con la Liga de Asesinos. Incluso Thea ha tenido un cursillo intensivo de manos de su padre, Malcolm Merlyn. ¿Y qué ha tenido Laurel? Un entrenador personal de un gimnasio que le ha dado cuatro clases con un saco de boxeo tras su jornada laboral como fiscal de ¿cuanto? ¿60 horas semanales? Claro que sí, Laurel. ¿Quién necesita más para enfrentarse a asesinos criminales? Y qué decir de la motivación para ponerse la peluca y jugarse la vida a lo loco, que mataran a su hermana Sara, la cual estaba preparadísima para la lucha y terminó como terminó. Que mejor idea para acabar de destrozar a tu padre que repetir la historia...

- ¡¡LAUREL, VENIMOS A LUCHAR, NO A POSAR!!

NO HAY QUIEN SE LA CREA: Ver a Laurel vestida de Canario Negro recuerda a la fiesta de Halloween. No resulta real. Ya sé que esto puede ser algo redundante en una serie de superhéroes, pero en el caso de Laurel es sangrante. Parece que está para hacer bulto más que para otra cosa. No puede competir ni con los que forman parte del equipo de Arrow (que no son pocos) ni con la sombra de su hermana. 

LAS MAGULLADURAS... ¿EN SERIO?: Para ser alguien que cada vez que entra en acción necesita que la rescaten o bien recibe una buena tunda, aparece al día siguiente en el trabajo como si nada. Bueno, aparte de una pequeña venda en su muñeca, como para disimular. Al menos que la veamos tener que desaparecer de su trabajo unos días, llegar tarde, o tener que inventar historias rocambolescas para ir saliendo del paso. Porque no es ya que no me lo crea yo cuando la veo, es que no se lo creen ni los guionistas.

LAUREL, HAZNOS UN FAVOR Y QUÉDATE EN EL DESPACHO

NO APORTA ABSOLUTAMENTE NADA COMO CANARIO NEGRO: La pareja formada por Oliver Queen y Laurel Dinah Lance es de las mejores que hay en los cómics DC. Para muestra, el cómic Injustice: Gods Among Us (no es broma, aquí os dimos 5 razones para leerlo inmediatamente). Esa química no existe en la serie. Ni como Canario, ni antes de serlo. Encima, no ha resuelto nada como su alter ego. A no ser que caerse de culo sea muy útil. De hecho, resulta infinitamente más útil como fiscal, cubriendo a Oliver ante amenazas de la policía ahora que su padre, Quentin Lance, se ha vuelto en contra de Arrow


Está por ver qué cambio de actitud trae ahora el entrenamiento de Laurel bajo Nyssa Al Ghul.  Visto lo visto, que la veamos dar patadas con acierto poco puede cambiar la pobre impresión general que produce Cassidy representando a un gran personaje femenino de los cómics. 

El episodio de esta semana de Arrow, "Public Enemy", ha supuesto otra bajada en las audiencias de la serie de CW, concretamente un 20%, quedando en solo un 0,8 en demográficos y 2,36 millones de espectadores. ¿Son malas cifras? Posiblemente no, ya que a estos números habrá que sumarles los que grabaron el capítulo y lo vieron días después, cantidad nada despreciable. En cualquier caso, los índices de su serie hermana, The Flash, siguen siendo mejores (1,3 y 3,35 esta semana), lo que debería hacer reflexionar a los responsables del show del arquero esmeralda.


La próxima semana no se emitirá la serie, aunque ya tenemos avance de lo que está por venir en el episodio del 15 de abril, titulado "Broken Arrow", sucesos muy relevantes y traumáticos para el "arrow-grupo".


CW ha dado a conocer una breve sinopsis de lo que podemos esperar del episodio 3X20, titulado "The Fallen". En el veremos como el grupo se une al héroe en su vuelta a Nanda Parbat. Allí Ra's Al Ghul hará a Oliver Queen una oferta que este no podrá rechazar. Mientras, una Felicity con el corazón roto decidirá encargarse ella misma de algo en lo que otros han fallado.

La promo a continuación nos ofrece un avance de los eventos de los próximos 5 capítulos, los últimos de la temporada, así que proceded a su visionado con cuidado, podríais encontraros con algún spoiler.


Por otro lado, vamos conociendo mas detalles acerca del anunciado spin-off de Arrow y The Flash. Según Deadline, la actriz Ciara Renée interpretará a Hawkgirl, la Mujer Halcón, concretamente la versión de Kendra Saunders. En la serie, la joven Kendra descubrirá que en realidad se ha estado reencarnando en diferentes cuerpos a lo largo de los siglos. Cuando es provocada, su personalidad guerrera sale a la superficie, al igual que su par de alas de halcón. Arthur Darvill, por su parte, interpretará a Richard "Rip" Hunter, un viajero del tiempo, inventor de gran intelecto y experto en lucha y artes marciales de cualquier período de la historia.


Para un fan como yo que sigue al personaje de Dick Grayson prácticamente desde toda la vida, este número lo esperaba con ansiedad. Tras la finalización de la anterior etapa del personaje me lancé con el primer número de este nuevo comienzo. ¿Qué ha cambiado? Pues que tras la saga Maldad Eterna, Nightwing ha muerto para el resto del mundo. Sin embargo, como es lógico, lo que ha ocurrido es que en realidad ha tomado un nuevo destino como agente secreto al servicio de Spyral. ¿Merece la pena este nuevo comienzo?


Este tomo vuelve a demostrarme que querer reinventar personajes a base de despojarlos de su personalidad es todo un error. No es por ser nostálgicos, pero si sigo al personaje de Grayson es por su relación con Batman. Así lo conocimos y esa es su marca de identidad. No digo que aquí no se tenga en cuenta dicha relación.  Tiene algún lazo con su identidad anterior, como lo de no querer usar armas y mantener el contacto con Batman. Sin embargo, carece del enfrentamiento padre/hijo que tan bien sentaba a ambos. Sin embargo, no me están contando una historia de superhéroes, sino un guión de Misión Imposible. Y, señores, si quiero ver Misión Imposible, cojo el blu-ray y la veo, no me compro un cómic.

Dicen que la razón de que Nightwing haya estado a punto de morir varias veces es porque Dan Didio, el jefazo de DC, no lo soporta. Pues si es así, poca vista tiene para no ver que está ante uno de los mejores personajes de su compañía. Su evolución da una gran profundidad a Batman y sus relaciones personales, así como a la evolución de éste. Sin embargo, se ha ido desaprovechando cada vez más. Miedo me da comparar la colección de Chuck Dixon y Scott McDaniel con este tomo, seguramente acabaría llorando. 

HASTA EN LA CARA RECUERDA A UN JOVEN TOM CRUISE...

¿Estamos ante un mal cómic? Seguramente no. Cumple todos los requisitos del género de espías: escenas increíbles, ligoteo, chicas peligrosas, nobles motivos, malos de película... Incluso a las odiosas chicas del internado St. Hadrian. Se puede leer y entretiene, pero no es esto lo que busco en un cómic de Dick Grayson

Si hay que destacar el dibujo, una auténtica preciosidad a manos de Mikel Janin, un pamplonica del que podemos estar bien orgullosos los aficionados al cómic españoles. Sin la belleza de sus imágenes, posiblemente esto habría funcionado todavía peor.

Como seguidor del personaje me siento decepcionado con este giro, no me aporta absolutamente nada y si me resta. Entiendo que se quieran renovar ideas, pero no de esta manera. Daredevil, por ejemplo, ha vivido ya unas cuantas renovaciones y casi siempre ha salido bien. Por desgracia, con Nightwing cualquier tiempo pasado fue mejor. 

GRAYSON Nº 1
ECC Ediciones
Edición Original: Grayson #1 al #4 USA
Guión: Tim Seeley, Tom King
Dibujo: Michael Janin
Formato: Rústica, 96 páginas
Precio: 8,95 €




Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget