LA LIGA DE LOS HOMBRES EXTRAORDINARIOS: DOSSIER NEGRO. LA CRITICA

Siete años hemos tenido que esperar los lectores españoles a que se editara en castellano La Liga de los Hombres Extraordinarios: Dossier Negro. Publicada en noviembre de 2007, este tercer volumen de la serie escrita por Alan Moore e ilustrada por Kevin O'Neill es mas un libro de referencia para los fans de la saga que una historia mas de la Liga, tal y como ha expresado su autor en mas de una ocasión. Es por ello que la mayor parte de sus 200 páginas la integran artículos, escritos, fragmentos de publicaciones, informes, planos y toda una serie de documentos que forman en si el conocido como Dossier Negro.


Este volumen de la saga creada por Alan Moore y Kevin O'Neill allá por 1999 toma como excusa las aventuras de Mina Murray y Allan Quatermain, sacándolos de su habitual entorno en la Inglaterra victoriana y situándolos en una Gran Bretaña distópica de finales de los años 50 del pasado siglo, gracias a la capacidad de ambos personajes de no envejecer. Tan distópica es esta realidad que incluso existe una floreciente tecnología que hace posible la construcción de cohetes interplanetarios, debido a la tecnología obtenida tras la invasión marciana que vimos en el volumen 2 de la saga.

Tras robar el "dossier negro" de las instalaciones del servicio de inteligencia militar británico, comenzamos a leer a la vez que Mina los diversos documentos incluidos en ese informe. Entre el contenido del dossier podemos encontrar publicaciones satíricas y/o eróticas de la época, como la vida del inmortal Orlando (uno de los miembros de la Liga) en forma de viñetas, relatos sobre el origen de unos supuestos dioses, o incluso un manuscrito perdido atribuido a William Shakespeare. Moore se permite también incluir una especie de continuación de las aventuras amorosas de Fanny Hill, las memorias de un agente secreto británico, o incluso un cuento humorístico con seres lovecraftianos de por medio.

LA VIDA DE ORLANDO, UNO DE LOS DOCUMENTOS DEL DOSSIER NEGRO

Aunque la mayoría de los personajes, obras y situaciones que Moore usa en estos escritos apócrifos son de dominio público, hay otros que sin embargo no lo son, por lo que el guionista inglés tuvo que evitar nombrarlos explícitamente, como es el caso del agente Jimmy, claramente James Bond con toda su parafernalia, pistola camuflada de estilográfica incluida. También es curiosa la alteración que Moore hace del nombre de Adolf Hitler, aquí llamado Adenoid Hynkel.

En este volumen, mas un apéndice de los dos anteriores que un arco argumental en si, Moore ha conseguido reunir en un solo libro casi la totalidad de la historia de la Liga, desde sus inicios allá por los siglos XVII o XVIII hasta la primera mitad del siglo XX. Moore conecta con maestría personajes reales y de ficción pertenecientes a la cultura popular con las distintas alineaciones de la Liga a través de los años, como ya había venido haciendo en los anteriores volúmenes. Sin embargo, en esta ocasión la maniobra de Moore es redonda, convirtiendo este Dossier Negro en una verdadera biblia, no solo de la Liga británica, sino también de la francesa y la alemana, formadas también por extraordinarios personajes que a todos nos resultarán mas que familiares.

PLANO DEL NAUTILUS, INCLUIDO EN EL DOSSIER

Si algo se le puede achacar a este cómic es que, sin no eres un gran fan de Moore y de esta saga, la lectura de las en muchas ocasiones densas y áridas páginas de los documentos del dossier puede convertirse en una tarea ardua. Un ejemplo claro es el fragmento de Esa Loca e Inmensa Eternidad, de un apócrifo Sal Paradyse, un relato noir sin signos de puntuación como si de un Saramago o Proust se tratase. Aun así, merece la pena no hacer lectura en diagonal y sumergirse por completo en la historia apócrifa que el autor británico ha tejido en torno a estos personajes de manera tan brillante. Quizás la parte mas floja de todo el cómic sea el último viaje de Mina y Quatermain al Mundo Llameante, una viñetas en las que habremos de colocarnos unas gafas en 3D (incluidas en el tomo) para poder disfrutar de los dibujos de un Kevin O'Neill absolutamente descontrolado.

Aunque el tono de todo el volumen es de punto y final a la saga iniciada en 1999, Dossier Negro no es el final de las aventuras de la Liga de los Hombres Extraordinarios. Tras el Volumen II llegó el tres, con tres cómics ambientados respectivamente en 1910, 1969 y 2009. Y después llegó la trilogía de Nemo, compuesta por Nemo: Corazón de Hielo (cuya reseña podéis leer aquí), Las Rosas de Berlín y River of Ghosts, aun no publicado.

the-league-of-extraordinary-gentlemen-black-dossier_9788416051434.jpg
Alan Moore | Kevin O'Neill
Nueva entrega de la gran saga de novela gráficas The League of Extraordinary Gentlemen del no menos grande Alan Moore.

Cómpralo en amazon.es por solo 19 €

Publicar un comentario en la entrada

"También es curiosa la alteración que Moore hace del nombre de Adolf Hitler, aquí llamado Adenoid Hynkel", perdona que discrepe pero más bien no. Hynkel era la paródia que Charles Chapplin hizo de éste en "El Gran Dictador", así que esto no sería más que un omenaje.

De hecho, la "Liga de Los Hombres Extraordinarios" de Moore vendría a ser un omenaje a la literatura y al pulp inglés.

Un saludo, Solitario!

Cierto, ese nombre deformado del dictador germano es todo un homenaje al genial personaje de Chaplin. Lo curioso es que Moore no haya incluido en ninguno de los volúmenes una Liga americana, solo algunos personajes sueltos, como si ha hecho con la Liga francesa o la alemana.

¡Saludos!

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget