THE WALKING DEAD, EPISODIO 5X09. LA CRITICA (SPOILERS)

El inicio de la segunda parte de la quinta temporada de The Walking Dead ha resultado ser quizás el episodio mas onírico y surrealista de lo que llevamos de serie. Y con surrealista no quiero decir absurdo, ni mucho menos, como habréis podido comprobar si ya lo habéis visto. El capítulo, titulado "What Happened and What’s Going On" y dirigido por el especialista en efectos de maquillaje Greg Nicotero ha resultado ser el perfecto epitafio a uno de los personajes mas carismáticos del show.


El episodio en si refleja esos prejuicios que buena parte del público tiene acerca de la serie. The Walking Dead trata fundamentalmente de la búsqueda por parte de Rick y los suyos de un lugar donde vivir en paz a salvo de la barbarie y la muerte que lo impregna todo. Ese camino hacia ninguna parte se ha convertido, casi desde el primer capítulo, en el leit motiv del show, algo que a unos gusta mas que a otros. Las dudas que Michonne le plantea a Rick sobre seguir vagando hacia ninguna parte o intentar establecerse en algún lugar mas o menos seguro son las dudas que en cierta manera tenemos los que vemos el show. ¿Hasta donde deben continuar? ¿No es hora ya, tras cinco temporadas, de ir encauzando el argumento hacia el final del camino? Parece que por ahora, Rick y los suyos seguirán con su periplo durante al menos lo que queda de temporada, de nuevo hacia Washington, a pesar las mentiras de Eugene.


Pero centrémonos de nuevo en Tyreese, verdadero protagonista de este capítulo. La muerte del personaje no ha sido tan inesperada como podría parecer en un principio. La deriva del personaje, de alguien, digamos, preparado para enfrentarse con violencia a las amenazas que atenazan al grupo a una persona temerosa de perder el control y afrontar lo que debe hacerse en cada momento, han hecho de Tyreese a alguien prescindible en el grupo. Contrariamente a la evolución lógica de una persona inmersa en este paisaje apocalíptico, Tyreese ha pasado de ser alguien capaz de matar sin dudar a alguien que duda, que perdona y, como se ha visto, eso ha tenido graves consecuencias. Finalmente Tyreese ha pagado su peaje al ser mordido por un caminante, irónicamente un niño, acosado por los fantasmas de gente muerta que alguna vez tuvieron relación con el: Beth, El Gobernador, la hermanas Samuels, Bob, y Martin, el hombre de Terminus al que perdonó la vida.


Toda la escena en la que Tyreese conversa con los muertos parece todo un homenaje de Nicotero a aquel clásico del terror, Un Hombre Lobo Americano en Londres, película en la que el protagonista asistía horrorizado a las apariciones de su amigo muerto a manos del licántropo advirtiéndole que debía suicidarse para evitar la maldición. En este caso, Tyreese es el que ha sido mordido, pero no por un hombre lobo, sino por un zombie, pagando el peaje que esta existencia le ha impuesto y abrazando el alivio que supone morir, tal y como le plantean los fantasmas de sus amigos (y enemigos) muertos.

Sin embargo, y a pesar del surrealismo que impregna el capítulo, este funciona bastante bien. Hay zombies, escenas de acción, y la historia avanza de algún modo, aunque sea a costa de matar a uno de los protagonistas. Pero, ¿de verdad vamos a asistir a un avance en la serie en próximos capítulos, con el grupo de Rick por fin viajando a Washington, tal y como pedía Michonne? Es hora de dar un paso mas en esta serie, de ofrecernos nuevos escenarios, lejos de los bosques, las granjas y las cárceles que nos han venido acompañando estas cinco temporadas. ¿Está agotada la serie? Depende de la valentía de sus responsables para hacer evolucionar el show y ofrecer a sus fans algo nuevo, y no solo a través de matar a sus protagonistas hasta que no quede ninguno.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *