THE FLASH, EPISODIO 1X10 "REVENGE OF THE ROGUES". LA CRITICA

El episodio número 10 de esta primera temporada de The Flash, titulado "Revenge of the Rogues", ha supuesto la presentación de uno de los grupos de villanos mas habituales en los cómics del personaje: Los Renegados (The Rogues). Aunque en este episodio la alineación de dicho grupo se reduce al dúo Capitán Frío (Wentworth Miller) y su compinche Heat Wave (Dominic Purcell), al final del capítulo vemos como estos son rescatados del furgón policial que los conducía a la prisión de Iron Heights por la hermana de Snart, la villana conocida como Golden Glider. La incorporación en próximos capítulos de personajes como The Trickster (al que dará vida Devon Graye), El Flautista (Andy Mientus), Capitán Boomerang (Nick Tarabay), Weather Wizard (Liam McIntyre) y la hermana de Snart, Golden Glider (Peyton List), conformarán un grupo de Renegados muy cercano a su homólogo de los cómics.

SNART (WENTWORTH MILLER) Y RORY (DOMINIC PURCELL)

El episodio comienza con la típica frase que abre cada uno de ellos, solo que esta vez Barry ya no es el hombre vivo mas rápido del mundo, sino su némesis, Flash Reverso. Ello impulsa a nuestro protagonista a intentar potenciar su velocidad, a través de entrenamientos cada vez mas duros y exigentes, como la prueba con drones armados, en la que Harrison Wells está a punto de intervenir para salvarle el pellejo. En este punto me asalta la duda de por qué Wells se preocupa tanto por la seguridad de Barry si es Flash Reverso, su enemigo mortal. ¿Quizás porque Wells es el propio Barry del futuro, tal y como afirman algunas teorías?

Pronto entran en escena Snart y su compinche, Heat Wave, intentando atraer al atención de nuestro héroe con un golpe simulado a un almacén de automóviles de lujo. El intento resulta en vano, ya que Barry es persuadido por Wells para que deje esos casos a la policía y se esmere en su intensivo entrenamiento.

FLASH ATRAPA EN VUELO EL MISIL LANZADO POR EL DRON DE ENTRENAMIENTO

El siguiente golpe de Frío y Heat Wave es el robo de un preciado cuadro abstracto, el cual, si os fijáis, es transportado por sus dueños sin ningún tipo de embalaje, habiéndoles costado 25 millones de dólares. La ausencia de Flash en las calles no gusta demasiado a Joe West, y así se lo hace saber al Dr. Wells. Como alternativa, el equipo de Wells prepara equipamientos especiales para la policía con los que contrarrestar las armas de frío y calor de Snart y Rory.

Mientras, Caitin Snow sigue investigando la suerte de su antiguo novio, Ronnie Raymond, transformado en un metahumano por la explosión de Laboratorios S.T.A.R. Caitlin encuentra una tesis de un estudiante de física con el nombre de F.I.R.E.S.T.O.R.M., unas siglas que esconden un estudio acerca de la transmutación de la materia, que es, como sabéis, uno de los poderes principales del personaje en los cómics. Por cierto, el autor de la tesis es un estudiante de color llamado Jason Rusch (Luc Roderique), precisamente una de las distintas encarnaciones del personaje de Firestorm en los cómics, concretamente la creada en 2004 por el guionista Dan Jolley y el dibujante Chris Cross.

HEAT WAVE Y SNART PROVOCAN QUE THE FLASH TENGA QUE HACER
SU PRESENTACIÓN OFICIAL EN SOCIEDAD

Frío y Heat Wave raptan a Caitlin para atraer la atención del héroe, colocando una bomba bajo la silla en la que se encuentra atada en un viejo almacén. Mientras Cisco y Joe West la rescatan con éxito, Barry tendrá que enfrentarse a los dos villanos, esta vez ante la vista de toda la ciudad y confirmando de esta manera la existencia de The Flash, hasta ahora un rumor para la mayoría de habitantes de Central City a pesar de los esfuerzos de Iris West y su blog. Aunque la escena es espectacular, no deja de ser un poco tonta, ya que con la velocidad de Barry hubiera sido mucho mas sencillo haber noqueado a los dos villanos sin tanta tontería de intentar que cruzaran sus rayos de frío y calor, esto, por cierto, un guiño a Los Cazafantasmas.

Tras ser salvado por el propio Eddie Thawne, quien  una vez pretendiera darle caza, The Flash siente que por fin tiene a las fuerzas del orden de Central City de su lado, poniendo las bases para convertirse en leyenda, precisamente lo que el Dr. Wells parece buscar.


En definitiva, un buen capítulo, en el que hemos tenido todo lo que podríamos esperar de una serie de superhéroes con poderes sobrehumanos: acción a raudales, villanos carismáticos, alguna que otra escena emotiva, buenos efectos visuales, y una historia que sigue avanzando despertando mas y mas el interés del público.

Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget