THE FLASH, EPISODIO 1X08 "FLASH VS. ARROW". LA CRITICA

Esta pasada semana por fin pudimos asistir al esperado crossover entre las series Arrow y The Flash, con el episodio "The Flash Vs. Arrow", perteneciente al show del velocista escarlata. Obviamente, la palabra crossover sugería que la historia se desarrollaría en ambos shows, primero en este episodio de The Flash, viéndose resuelta el siguiente día en Arrow. Pues bien, no sucedió como todos esperábamos, sino que el cruce entre ambas series ambientadas en el mismo universo se limitó a contar respectivamente con la estrella del otro show como elemento compartido. Pero, dejando de lado esta salvedad, ¿mereció la pena esta primera parte del crossover para el bombo con el que se la había publicitado?


En "The Flash Vs. Arrow", Oliver Queen y su equipo visitan Central City tras la pista del asesino del boomerang. Allí se encontrarán con Barry Allen, que deja boquiabierto a Diggle con sus poderes de hipervelocidad. Sin duda, la sorpresa de Diggle ha sido un elemento divertido, a la vez que nos da una perspectiva de como digiere el tema de unos superpoderes tan espectaculares alguien que solo ha tratado con gente adicta al mirakuru.

Junto a Oliver y Diggle viaja Felicity, la cual es abordada a la primera ocasión por el Dr. Wells demandando que le revele la identidad de la persona tras la máscara de Arrow. Obviamente, Felicity se niega, aunque poco tarda Harrison Wells en descubrirlo por si mismo, teniendo en cuenta que este proviene del futuro. La interacción entre ambos grupos ha sido lo mas interesante del episodio, demostrando la química entre los personajes de ambas series, a pesar del distinto enfoque de cada show. Situar a un personaje fuera de su entorno habitual ha sido una constante muy usada en los cómics, y casi siempre ha dado buenos resultados, como aquí ha sucedido, con Oliver Queen esta vez como pez fuera del agua.

LA CAZA DEL CAPITÁN BOOMERANG ES LA EXCUSA PARA VIAJAR A CENTRAL CITY

El choque entre los dos héroes anunciado en el título del episodio se produce, como no podía ser de otra forma, provocado por un villano. Prisma, un metahumano con poderes hipnóticos capaces de despertar la rabia y la violencia mas extrema en cualquier persona, usa sus habilidades, como no, para cometer robos. De nuevo nos encontramos con un villano del que apenas se nos ofrecen detalles, como no sea la demostración de sus poderes, pero no como los obtuvo ni por qué se dedica al crimen. No sería mala idea por parte de los guionistas el dar algo de mayor relieve a los villanos que aparecen en la serie. Ya lo intentaron con Blackout y les salió bastante bien, ¿por qué no hacerlo con todos? Aunque la duración de los episodios no da para mucho, si que lo haría para una breve presentación de los villanos.

Como ya he dicho, el choque entre The Flash y Arrow es provocado por Prisma y sus poderes de sugestión. El inexperto The Flash cae en el hechizo del villano, aunque no se de cuenta de ello en un primer momento debido a sus poderes de regeneración, que parecen hacerle mas o menos inmune a dicho influjo en un primer momento. Esta manera de afectarle los poderes de Prisma y como Barry se va volviendo cada vez mas incontrolable e irascible es otro de los elementos clave del episodio. Este Flash malvado me recordó bastante a aquel Superman del film de Richard Lester que recibe como regalo de Richard Pryor un trozo de kryptonita adulterada con alquitrán, que convierte al héroe en todo un villano. Ha sido un elemento muy interesante y divertido, y no me extrañaría que se volviese a explorar mas adelante en esta serie.

EL HÉROE DE STARLING CITY TAMBIÉN APROVECHA PARA ACONSEJAR AL NOVATO BARRY

El enfrentamiento entre The Flash y Arrow ha sido espectacular, con notables efectos visuales. Si algo hay que reprocharle son los momentos en los que la pelea se ralentiza, momentos en los cuales los movimientos de lucha se parecen mas a un baile uno alrededor del otro que a una verdadera pelea bien coreografiada. Pero a pesar de esta salvedad, el enfrentamiento entre los dos héroes ha estado a la altura de lo que podíamos esperar del show. Otro momento notable ha sido la escena en la que ataca a Eddie Thawne, un suceso que tendrá graves consecuencias para nuestro héroe, como el ponerse en el punto de mira de una unidad especial de la policía.


En resumen, una primera parte del crossover bastante divertida e interesante, pero que no termina verdaderamente en un cliffhanger lo suficientemente impactante como se suponía. El episodio en si es autocontenido y, para alguien que solo siga esta serie, no se pierde nada de la historia si no ve la segunda parte del crossover. Otra de las situaciones que se nos plantean y que quedan sin solución es el encuentro entre Oliver y su antigua novia, la chica embarazada que Moira Queen obligara a trasladarse a Central City para ocultarle su paternidad a su hijo. Veremos cuando y como se resuelve esta situación.

Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget