COMO ACABAR SIN TU JEFE 2. LA CRITICA

Llega el próximo jueves 1 de enero a los cines españoles la comedia Cómo Acabar Sin tu Jefe 2, que cambia de director (ahora es Sean Anders), pero que se propone continuar con sus situaciones cómicas y extravagantes.


Seth Gordon sorprendió en 2011 a propios y extraños con Cómo Acabar con tu Jefe, una zafia comedia que a pesar de tener un soso trío protagonista despuntaba gracias a la increíble comicidad que desprendían sus personajes secundarios; esos jefes horribles que daban título (en el original) a la película y que encarnaban unos impagables Kevin Spacey, Jennifer Aniston y Colin Farrell. Ahora, Sean Anders (Desmadre de Padre), toma las riendas de la secuela y añade al plantel a Christoph Waltz y Chris Pine como los nuevos jefes horribles a los que deben hacer frente los protagonistas.

De esta forma, nos encontramos de nuevo con los protagonistas Nick (Jason Bateman), Kurt (Jason Sudeikis) y Dale (Charlie Day), que han decidido dejar de servir a jefes que les hacen la vida imposible y convertirse en sus propios jefes. Para conseguirlo, diseñan un producto que promete ser un auténtico éxito, por lo que se asocian con un gran inversor (Waltz) para que lo distribuya. Pero éste les estafará y se verán imposibilitados para poder pagar sus deudas y salvar la empresa que tanto les ha costado construir. Por todo ello, decidirán secuestrar al hijo del inversor que les ha engañado (Chris Pine), y pagar sus deudas con el rescate que obtengan.

KURT (SUDEIKIS), DALE (DAY) Y NICK (BATEMAN) HACIÉNDOSE UN SELFIE CON SU GENIAL INVENTO

Sin embargo, su plan no saldrá como habían previsto, por lo que nos les quedará más remedio que pedir consejo a viejos conocidos de la primera entrega como Hijoputa Jones (Jamie Foxx), el ex-jefe psicópata de Nick (ahora en prisión e interpretado por Kevin Spacey) y la dentista ninfómana (Aniston), que asistirá a reuniones de Adictos al Sexo Anónimos para superar sus deseos de lujuria. 

La comedia dirigida por Sean Anders funciona bien como comedia zafia repleta de situaciones imprevistas, que sabe jugar con los dobles sentidos y que se apoya en la gran labor realizada tanto por los viejos conocidos (Aniston, Spacey y Foxx), como también en los nuevos fichajes, en especial un Chris Pine que sorprende de manera muy grata en su labor cómica, después de demasiados patinazos en este género en los primeros compases de una carrera que por fin empieza a afianzarse, gracias en gran medida a su incursión en los blockbusters, en especial, Star Trek y Jack Ryan: Operación Sombra.

HANSON (CHRISTOPH WALTZ) Y SU HIJO REX (CHRIS PINE)

Como contrapunto, se echa de menos la posible aportación que podría haber proporcionado un Waltz demasiado esporádico y desaprovechado, que a pesar de tener un par de escenas interesantes no tiene demasiado peso en una trama demasiado colonizada por un trío protagonista que sólo destaca por su falta de chispa y sosería, en especial un Jason Bateman cada vez más desubicado en la comedia y un Charlie Day que no abandona el papel de chiquitín chillón e insoportable. A pesar de eso, su limitada aportación a la comicidad de la cinta no impide que esta funcione de forma muy correcta como un producto entretenido, una digna comedia que sabe aguantar la dosis de chistes una vez ha perdido la originalidad y sorpresa que significó la primera entrega.  

Por todo ello, con una trama sin grandes sorpresas pero con los suficientes cambios de ritmo y giros cómicos sorprendentes, Cómo Acabar Sin tu Jefe 2 se convierte en una cinta disfrutable que no pasará a la historia, pero que vuelve a regalarnos grandes momentos cómicos de un fenómeno de la interpretación como es Kevin Spacey, así como la enorme vis cómica que posee Jennifer Aniston, que continúa riéndose de sí misma y buscando alejarse de la figura de Rachel de Friends con papeles muy alejados del personaje que le proporcionó la inmortalidad.

En definitiva, Cómo Acabar Sin tu Jefe 2 es una de las comedias más divertidas de 2014, la cual proporciona los suficientes momentos cómicos como para convertirse en un producto que proporciona lo que promete, es decir, hacer pasar un buen rato a los espectadores. No es un producto redondo, y sabe sobreponerse a un flojo comienzo, pero una vez entra en situación, ofrece un espectáculo digno que no defraudará a los que disfrutaron de la primera entrega.


Nota: 7

  • Ve a verla: Si te gustó Cómo Acabar con tu Jefe y quieres disfrutar de casi dos horas divertidas con las nuevas y absurdas situaciones en las que se involucra este trío de ineptos.

  • Ni se te ocurra verla en el cine si: No te hizo ninguna gracia la primera parte, puesto que no sólo continúa en la misma línea, sino que el nivel de chistes y calidad desciende respecto a aquélla.

Crítica elaborada por Eduardo Quintana, redactor y crítico de cine. No te pierdas sus publicaciones en la web alfabetajuega.com@EduQuintana16 

Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget