ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO, 35 ANIVERSARIO: 10 COSAS QUE NO SABIAS DE LA PELICULA

Este año se cumplen 35 años del inicio de una de las sagas cinematográficas más relevantes de todos los tiempos, Alien. Ya hicimos nuestro particular homenaje recordando las 5 muertes más absurdas de la misma. Tal y como prometimos, ahora toca repasar 10 hechos de la película  de Ridley Scott con la que todo comenzó, Alien. Un homenaje que sin duda merece.


EL GUIÓN: Las distintas personalidades de los integrantes de la nave se desarrollaron gracias al guionista y director Walter Hill, que en 3 días reescribió el 30% del guión. El  inicial, obra de Dan O'Bannon, no distinguía a unos personajes de otros, y además era un desastre narrativo. O'Bannon tenía fama de crear guiones con buenas ideas de fondo, pero de desarrollarlas fatal. Entre las muchas reescrituras que tuvo el guión, fue el productor Ronald Shusett, el que añadió que el alien entraba en la nave dentro de un humano para reproducirse a través de ellos. De todas formas, como mínimo el mérito hay que compartirlo, ya que el guión de Alien también debe mucho a producciones cinematográficas anteriores como El Terror del Mas Allá (It! The Terror from Beyond Space, 1958) o la italiana Terror en el Espacio, de 1965.

Terror en el Espacio
EL CINE ACTUAL SIGUE DEBIENDO MUCHO A LA ÉPOCA DORADA DE LA CIENCIA FICCIÓN 
BUSCANDO UN DIRECTOR: Una vez que se dio luz verde a la película, la única cosa clara para la productora, la 20th Century Fox, era que no la podía dirigir O'Bannon, a quien rechazaron su primer guión. Así que se ofreció la película a quien consiguió el proyecto via reescritura, Walter Hill. Sin embargo, como las reescrituras siguieron, éste se apeó del proyecto y se barajaron nombres como Spielberg (por aquello de que algunos se referían a ella como "Tiburón en el espacio") y Brian de Palma. Tobe Hooper (La Matanza de Texas) se interesó, pero no hubo acuerdo posible, y Peter Yates (Krull) la rechazó por pensar que era una típica serie B de monstruos. Finalmente, se la llevó Ridley Scott porque llamó a los dos meses de recibir el guión, y nadie estaba a cargo aún. Lo curioso es que el director reconoció que nunca había estado muy interesado en la ciencia ficción, pero el guión le pareció muy bueno. Curiosamente, el principiante director dirigiría 3 años después la que para muchos es una de las mejores obras del género, Blade Runner.

EL DISEÑO DEL BICHO: Que hayan pasado tantos años y que siga impactando la visión del alien, puede dar a entender que la decisión de que lo diseñara H.R. Giger no tuvo contestación alguna. Pues no fue así. Quien se empeñó en que lo diseñara el artista suizo fue Dan O'Bannon, el verdadero promotor de la película. Lo curioso fue que le costó tanto convencer a los productores como al propio Giger. ¿Razón? No cobró nada por sus diseños del Dune de Jodorowsky. ¿Solución? Empezar por enviarle un cheque. Así empezó a trabajar en sus primeros diseños que finalmente perfilaron, entre otros, Ridley Scott, hasta llegar al alien que todos conocemos.

EL LIBRO GIGER´S ALIEN PRESENTA LOS DISEÑOS DE LA PELÍCULA
LA PROTAGONISTA: El guión original decía que Ripley era un hombre. Sin embargo, Scott fue el que decidió que tenía mucho sentido que fuera una mujer, y además guapa. Como la elegida fue Sigourney Weaver, con su primer papel protagonista, esto despistaría al público, que pensaría que caería como el resto y no llegaría al final. Así Scott creó a la primera mujer que de verdad triunfaba como heroína de acción, no por casualidad, sino por sus decisiones. Otra que optó al papel fue Meryl Streep, y Verónica Cartwright (quien haría finalmente de Lambert) pero unas pruebas que hizo Scott con mujeres de la oficina con grabaciones de Weaver, y la forma en la que les impactó, terminó por inclinar la balanza hacia ella.

LA MALVADA EMPRESA WEYLAND-YUTANI: La ya mítica empresa tiene una falsa leyenda detrás. Se decía que  Scott tenía unos vecinos japoneses que no gozaban de su aprecio, apellidados Yutani, y aprovechó para vengarse. Sin embargo, parece ser que el creador del nombre fue Ron Cobb, diseñador del Nostromo y sus uniformes. Quería recalcar el supuesto ascenso tras la decadencia del imperio británico mediante su unión con los japoneses. Leyland es la empresa británica que sirvió de inspiración para Weyland, y lo de Yutani sí que provino de un vecino japonés de Cobb, pero porque Toyota no era una opción que le fueran a dejar usar y era un nombre japonés a mano que no le iba a dar problemas.

EL PAPEL DE RIPLEY LANZÓ LA CARRERA DE SIGOURNEY WEAVER
LAS CIFRAS: El presupuesto inicial de la película eran unos ridículos 4,5 millones de dólares. FOX lo veía más que suficiente, ya que es lo que costó La Guerra de Las Galaxias. Sin embargo, Scott sabía que no era suficiente a pesar de no llevar ninguna estrella en la película que elevara los costes. Pidió 13 millones, y la cosa se quedó en 9. Se consiguió ajustar a base de reducir sueldos, un storyboard muy ajustado, y no rodar escenas que ya tenían escenarios medio hechos. Recaudó 105 millones en todo el mundo, con lo cual, todos contentos.

QUIEN INTERPRETABA AL ALIEN: Estamos en 1978 cuando se rueda la película, con lo cual crear el monstruo de Alien de una manera digital como se haría hoy día, estaba fuera de cualquier fantasía. Así que se hizo lo que se hacía en esa época, buscar a un tipo alto para que se metiera dentro del disfraz. La elección no debió disparatar el presupuesto, ya que, como enviado por la providencia, Scott conoció en un bar a Bolaji Badejo, un estudiante de arte de origen masai que era muy alto, delgado, y se movía como requería el papel. Virtudes que no le valieron para mucho más, no tuvo otro papel en el cine.

EL MUNDO DEL CINE NO VALORÓ EN EXCESO EL TRABAJO DE BADEJO
OTROS POSIBLES FINALES: Scott se implicó tanto en la película con su afán de perfección... que casi se carga el final y toda la saga. Porque el buen hombre pensó que sería genial que Ripley muriera al final de la película. Y ni más ni menos con el alien arrancándole la cabeza de un bocado. Para colmo, el alien fingiría la voz de Ripley para el cuaderno de bitácora, y vemos la pantalla fundirse en negro con una inquietante ambigüedad. Afortunadamente, los productores pensaron que esto era demasiado fuerte, y que solo pondrían el dinero si el alien moría al final. Para que luego se les critique por sistema...

- ANDA QUE YA TE VALE, SCOTT, DEJAR QUE EL ALIEN ME ARRANQUE LA CABEZA...
LA ESCENA DEL ALIEN SALIENDO DE KANE: La idea de rodar esta escena provino de los constantes dolores de estómago que tenía el impulsor de la película, Dan O'Bannon. Sin embargo, no es del todo cierto que no supieran que iba a pasar el resto de los actores. Sabían que Kane (John Hurt) iba a morir, pero no la manera. Por ejemplo, Verónica Cartwright (Lambert) no tenía ni idea de que la iban a embadurnar de sangre, con lo cual sus gritos de terror son verdaderos.

CLAVES DEL ÉXITO: Varios puntos hicieron de Alien una película diferente tanto en el género de la ciencia ficción como en el del terror. Por un lado, la elección de los protagonistas. No había jovencitos en el Nostromo, sino trabajadores con los que podría identificarse cualquier persona, de los 30 a los 50 años, con conversaciones entre ellos perfectamente naturales y reacciones plausibles. El personaje femenino central no era la típica jovencita en peligro, sino que tomaba sus propias decisiones y salía victoriosa. Para terminar, el monstruo apenas se mostraba de cuerpo entero, evitando Scott en todo momento la impresión de un hombre dentro de un disfraz de goma. Para ello, se centraba en distintas partes de su horrible cuerpo, algo que sin duda aumentó el suspense de la película.

Fuente: Blastr, Alien: La Saga Cinematográfica, Giger's Alien, Wikipedia

Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget