JACK RYAN: OPERACION SOMBRA. LA CRITICA

El próximo 31 de enero llegará a las carteleras españolas la última película de acción de Paramount Pictures, el reinicio de las aventuras del personaje ideado por Tom Clancy. El director y villano principal de la película es Kenneth Branagh (Thor), estando protagonizada por Chris Pine (Star Trek: En la Oscuridad), Keira Knightley (Piratas del Caribe) como su novia, y Kevin Costner (El Hombre de Acero) como el superior de Jack Ryan dentro de la CIA.

La historia se centra en contar cómo empezaron las misiones de Ryan para la CIA, siendo un asesor experto en geopolítica infiltrado en Wall Street, con el fin de descubrir posibles atentados terroristas investigando movimientos sospechosos de cuentas. Pero una serie de movimientos desde Rusia en plena tensión en la ONU llevará al novato agente a tener que realizar la misión más peligrosa de su vida, en pleno territorio hostil, es decir, en plena capital rusa.
THOMAS HARPER (KEVIN COSTNER) Y JACK RYAN (CHRIS PINE)
Es raro encontrar un blockbuster con un guión decente, pero aún es menos usual encontrar un guión que no sólo aporte coherencia, sino que tenga bases sólidas y factibles en una historia de acción. Lejos de contar la misma historia de siempre, es decir, héroe mata a villano después de detener su plan en el último segundo, el guionista David Koepp (Ángeles y Demonios) opta por darle un trasfondo geopolítico que enriquece enormemente el argumento, dándole un gran atractivo a una historia que dirige con soltura un Branagh cada vez más cómodo en producciones comerciales.

De esta forma, Jack Ryan: Operación Sombra nos presenta una historia creíble y apetecible, donde prima la coherencia del guión y nos regala escenas de acción llenas de adrenalina, pero siempre enmarcadas en un contexto real y natural. El renacimiento del personaje nos ofrece un héroe de acción, Chris Pine, menos carismático que Harrison Ford, pero mucho más que el inexpresivo Ben Affleck, quien interpretara al personaje creado por Clancy en Pánico Nuclear (2002). A él hay que sumarle un reparto conocido y atractivo, con un villano ruso, Kenneth Branagh que resulta inquietante y muy realista.
KENETH BRANAGH ES EL DIRECTOR DE LA CINTA Y ADEMÁS ENCARNA AL VILLANO VIKTOR CHEREVIN
En definitiva, el reboot de las aventuras de este espía de la CIA nos ofrece a un héroe más humano, vulnerable e inexperto, que deberá usar toda su inteligencia para paliar su falta de experiencia como agente de campo. Los momentos de tensión y acción no defraudan. 

  • Te gustará si: buscas un blockbuster diferente, con fundamento, donde el guión prevalece a la acción.
  • No te gustará si: no te gustan las películas de acción, o si prefieres las películas del director centradas en adaptaciones de obras de William Shakespeare.

Nota: 7,5

Crítica elaborada por nuestro colaborador ocasional Eduardo Quintana (@EduQuintana16), seriéfilo, cinéfilo y amante de la literatura a partes iguales. Escribe habitualmente en la excelente web Cineralia.

Publicar un comentario en la entrada

Yo tenía ganas de verla pero no estaba muy seguro de si esperar al DVD. Tras leer esta crítica creo que me acercaré al cine. Sólo espero que la taquilla acompañe para poder disfrutar de alguna peli más. Me molesta mucho que se lancen reboots que me gustan y luego, por fracasar en taquilla, se queden en una peli...

Me alegra que te gustara, Jack Ryan es un personaje que me gusta, tal vez porque lo conocí interpretado por Harrison Ford y hay poco de él que no me guste (y sí, soy de esas fans que se ponen la camiseta). La entrega con Ben Affleck no me gustó nadita (y no es que le ponga pegas a Ben, es que no me gustó, nomás).

Intenté leer una de las novelas de Clancy, pero son demasiado 'de hombres' para mi gusto, así que la dejé. Estas historias de espías me gustan más en la pantalla que en la literatura.

A este personaje también lo interpretó Alec Baldwin en 'La caza del octubre rojo', creo que fue el primero. Esa película también me gustó mucho en su momento.

La veré, saludos!

un agente de la CIA no podria trabajar encubierto dentro de la nacion. Si es realmente asi en la pelicula, seria una falta de coherencia, no se como lo justificaran.

Peralta, no te quiero revelar mucho del argumento, pero trabaja encubierto a pesar de ser de la CIA porque estudia movimientos sospechosos de dinero de extranjeros dentro de EE.UU. o que afectan a su país.

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget