MONDAY MORNINGS, EPISODIO 1X01. LA CRITICA

David E. Kelley vuelve a la producción televisiva con este drama médico en el que pretende explicarnos lo que son los Monday Mornings. En ellos, los médicos de los hospitales se reúnen para que evalúen los aciertos y errores de los casos más relevantes de la semana anterior. Esto es duramente supervisado por el doctor jefe de personal, Harding Hooten (Alfred Molina), que no duda en dar un fuerte escarmiento a aquel que se equivoque. A la vez, veremos el día a día de estos cirujanos, tanto de su vida personal como el trato con sus pacientes.



La serie ha apostado por actores importantes para su puesta en marcha. A Alfred Molina se une Ving Rhames como el doctor Jorge Villanueva. Por supuesto, es casi un genio y entregado a sus pacientes. El médico que quieres que te atienda si estás malo. No falta el guaperas honesto y sensible con trauma incluido, Tyler Wilson (Jamie Bamber), la médica mona con un mal matrimonio, Tina Ridgeway (Jennifer Finnigan), la insoportable de turno que va rechazando inexplicables propuestas de matrimonio, Sydney Napur (Sarayu Rao)... Ah, y el médico casi infalible que se comporta como una máquina y es duro como el hielo pero al final tendrá su corazoncito, Sung Park (Keon Sim).

A pesar de que no falta un tópico del género (médicos implicadísimos y entregados sin vida personal, doscientos cirujanos para cada operación, enfermos que parecen no tener familia ni necesitar pagar nada...) la serie tiene ritmo, está bien rodada y está hecha con seriedad. Sin embargo, el casting en sí no es muy atrayente, y apenas se puede aventurar un romance entre ellos. Lo cual no está mal para salirnos de los paralelismos con Anatomía de Grey, pero puede restarle atención por parte de la audiencia aficionada a esta temática.



Ya que quieren enfocar el tema algo más serios de lo normal, deberían tocar el tema que de verdad afecta a la sanidad norteamericana: las facturas. Un amigo se hizo una pequeña herida en Nueva York, le cogieron 4 puntos en un momento y le cobraron 4.000 euros. Aquí montan operaciones a cerebro abierto inmediatamente que cuestan auténticas millonadas sin mayor problema. Ni preguntan si están asegurados. Es más, lapidan en el monday morning a un médico porque por no hacer pruebas, erró fatalmente un diagnóstico. Pero quien decide que lo más barato es no hacer pruebas, no es el médico, sino quien le presiona desde arriba. Y eso se está haciendo hasta en nuestra sanidad pública, no digamos la privada. Si veis Sycko, de Michael Moore sobre el sistema médico norteamericano, lo entenderéis y de camino no dormiréis unos cuantos días. Este tema económico lo tocan tangencialmente cuando un comercial quiere venderles material quirúrgico en medio de una operación y resulta estar permitido.
Y TODAVÍA FALTAN CIRUJANOS EN LA FOTO...
En cuanto al monday morning, sorprende con qué facilidad los médicos confiesan sus errores sin disimularlos o maquillarlos. Los pacientes tampoco son muy creíbles de momento, como por ejemplo la madre del niño que ve que en dos horas su hijo pasa de tener un dolor de cabeza a morir (¡consuela al médico que ha fallado en la operación!).

A pesar de sus fallos, si os gustan las series médicas, os recomiendo que le deis una oportunidad, ya que parece que se centrarán en los diagnósticos y la relación con los pacientes y no en continuos romances. Habrá que dar tiempo para que enganchen los personajes y desarrollen mejor las tramas. 
JAMIE BAMBER (GALACTICA) Y EL RESTO DE PROTAGONISTAS
Lo malo es que, con los años, uno se vuelve más miedoso con esto de las enfermedades. Con 20 años, viendo ER, no me impresionaba tanto un niño con un tumor, o una persona joven que muere por cualquier enfermedad que no sabía ni que existía. Ahora prefiero no saber de enfermedades si puedo evitarlo, y no soy tan inocente como para creerme que el jefe de personal se ponga a hablar con la madre de un niño que operan si no es para asegurarse de que lo puede pagar.

El pretendido humor es algo forzado todavía, y los personajes demasiado planos y honestos de momento. Pero me ha parecido un producto digno dentro de su género, entretenido y bien hecho que puede merecer la pena para quien disfrute estos temas.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]