1/4/2012

SPARTACUS VENGANZA, EPISODIO 2X05 "LIBERTUS", LA CRÍTICA (SPOILERS)

Estamos ante uno de los mejores episodios de la temporada, si no de todo lo que llevamos de serie. Tras cuatro primeros episodios en los que la acción se circunscribía a pequeñas escaramuzas del grupo de Spartacus (Liam McIntyre), en este capítulo vemos cómo las acciones son cada vez más ambiciosas y arriesgadas. Spartacus, Naevia, Mira y el joven sirio
consiguen escapar de sus perseguidores romanos, no sin perder por los bosques a gran cantidad de hombres. Cuando su situación es desesperada son encontrados por el grupo de Agron (Daniel Feuerriegel) y se encaminan hacia un templo abandonado cerca del monte Vesubio. Allí, Spartaco conoce que Crixus (Manu Bennett) y otros compañeros apresados van a ser ajusticiados en la arena de Capua, por lo que decide emprender otra misión suicida aun más peligrosa que el rescate de Naevia (Cynthia Addai-Robinson) en las minas.

¿CÓMO ENCAJARÁ GANNICUS EN EL GRUPO DE SPARTACUS?

Lo que viene a continuación da forma a uno de los capítulos más espectaculares de lo que llevamos de temporada. Hasta ahora, las acciones del tracio se han limitado a asaltar villas y liberar a los esclavos, pero esta nueva acción es ya todo un desafío a Roma por sus graves consecuencias. Hasta este episodio no habíamos visto en Spartaco un plan de ataque definido contra el Imperio. En Libertus, en cambio, el propio líder tracio es consciente del daño que su grupo, cada vez más numeroso, puede infligirle a sus opresores. 

Un nuevo personaje se une al grupo, Lucius (Peter McCauley), un romano renegado que se oculta en el templo donde Spartacus y los suyos buscan refugio. El viejo romano parece ser diestro en el uso del arco, por lo que es posible que lo veamos en acción en próximos episodios. Otro personaje que vuelve a la serie es Gannicus (Dustin Clare), que tras unos años fuera de Capua desde que consiguió su libertad (todo esto se cuenta en la miniserie Dioses de la Arena) vuelve a la ciudad de la que fue campeón para rellenar su escuálida bolsa. La introducción del personaje en la historia está bastante bien hilvanada y dado el carisma que el actor que lo interpreta supo imprimirle en la precuela, esperamos bastantes alegrías de Gannicus en esta temporada. De hecho, la aparición de Gannicus junto a Spartacus eclipsa bastante a este último, por lo que podría robarle mucho protagonismo en próximos episodios... si una espada romana no lo remedia, claro.


El que lo tiene complicado es Glabro (Craig Parker), que ve como todos conjuran en su contra, encabezados por su mujer Ilitia. Los intentos de Ilitia (Viva Bianca) por disolver el vínculo con su marido son ya vox populi, estando todos involucrados en contra del pretor, por el cual llegamos hasta a sentir pena en algunos momentos. Sin embargo, al final del episodio queda claro que Glabro es un hueso duro de roer, con una escena en la que vemos que clase de tipo puede llegar a ser a la hora de vengarse de sus enemigos. Sin duda, su condición de villano sube muchos enteros en este episodio.

Mira (Katrina Law) se está convirtiendo en un personaje de lo más completo. A su amor y admiración por el líder tracio se le unen su arrojo y valentía, con un excelente dominio de la espada para haber sido esclava de compañía. El último tramo del episodio es espectacular, con un ritmo narrativo trepidante que deja pegado al sofá. Las escenas de acción son de las mejores de la temporada aderezadas con las reacciones de los distintos personajes, muy bien dibujadas y bastante creíbles. Un episodio crucial en la temporada, que parece marcar una curva ascendente de acción, nuevas intrigas y traiciones en esta serie que tantas satisfacciones nos está dando. 

Reacciones:

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...